¿Cuál es la diferencia entre alimentación y nutrición?

En Salud
Cocinando
Comparte en:

A menudo es habitual confundir ambos términos y es que, aunque a simple vista parezca que alimentación y nutrición son conceptos similares, en realidad no tienen nada que ver.

La alimentación es la ingestión de alimentos por parte del organismo para poder proveerse de sus necesidades alimenticias, fundamentalmente para conseguir energía y desarrollarse. Según la definición de la Real Academia Española (RAE), la alimentación es la acción y el efecto de alimentarse. Este término procede del latín “alimentum” que significa alimento.

Nosotros, los seres humanos, al igual que el resto de los seres vivos, además de necesitar agua, un elemento vital e imprescindible en nuestras vidas, necesitamos alimentarnos de manera adecuada y equilibrada y, para ello, una dieta correcta ha de contener adecuadas cantidades de proteínas, lípidos, glúcidos, vitaminas y minerales. Pero si nos fijamos en la alimentación moderna urbana esta resulta algo desequilibrada, está desestructurada y además suele juntarse con una vida cada vez más sedentaria.

A diferencia de la alimentación, la nutrición consiste en el aprovechamiento de las sustancias procedentes del exterior y, a partir de ellas, renovar y conservar las estructuras del organismo y obtener la energía necesaria para desarrollar la función vital, que en biología representa cualquiera de los procesos o funciones que realizamos: nutrición, interacción y reproducción.

La base de una buena nutrición reside en el equilibrio, la variedad y la moderación de nuestra alimentación. Además, una buena nutrición es, sin duda, un elemento fundamental de la buena salud, al contrario que la mala nutrición que puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental y reducir la productividad.

Es importante no confundir alimentación con nutrición ya que, como vemos, aunque ambos conceptos tengan relación son completamente distintos. La nutrición humana hace referencia a la obtención de nutrientes para obtener los insumos (bien que se emplea en la producción de otros bienes) necesarios que dan soporte a la vida, es decir, el proceso biológico en el que se asimilan los alimentos y los líquidos necesarios para que nuestras funciones vitales crezcan, funcionen y se mantengan.

Nosotros somos omnívoros (capaces de consumir productos tanto vegetales como animales) y hemos adoptado una serie de dietas que varían con las fuentes de alimentos disponibles en las regiones en donde habitamos. Lo que sucede es que a veces las restricciones en la dieta de los seres humanos pueden conducir a un desorden nutricional, aunque existan grupos humanos estables que se han adaptado a muchos grupos dietéticos a través de la especialización genética.

En referencia a la alimentación también pueden existir desórdenes alimenticios. Es decir, que un sujeto puede padecer trastornos de la conducta alimentaria cuando tiene una excesiva preocupación por la comida. Los más frecuentes son la bulimia y la anorexia nerviosas, y lo que está claro es que no suceden por falta de voluntad o mal comportamiento, puesto que son enfermedades reales que se pueden prevenir y de las que uno se puede recuperar. El problema viene cuando no se tratan a tiempo pues lo único que puede ocasionar son graves problemas de salud.

Finalmente, se deduce que la alimentación es la parte externa de este proceso nutritivo e implica todo lo que nos ha llevado a ingerir ese alimento en concreto, desde su elección (compra, cocinado o no, selección de ingredientes que acompañan…) hasta la influencia de costumbres religiosas, culturales o incluso las modas. La alimentación, por tanto, es un acto consciente, voluntario y único de cada uno de nosotros.

Al contrario de lo que supone la nutrición, un acto inconsciente, involuntario e igual para todos los individuos de una misma especie, ya que esta hace referencia al conjunto de procesos por los cuales nuestro organismo utiliza, transforma e incorpora en sus células y tejidos toda una serie de sustancias que vienen del mundo exterior. La nutrición implica, por tanto, todos los procesos desde el momento en que se ingiere el alimento hasta que se excretan sus desechos.

¿Por qué existe tanta confusión?

Resulta muy habitual confundir ambos términos debido principalmente a un condicionante muy importante, y es que lo que sucede es que la ciencia, en su gran mayoría, se escribe en inglés. El problema viene entonces porque el vocablo “nutrition” hace referencia en inglés tanto a alimentación como a nutrición, por tanto, al traducir de textos en este idioma es inevitable que se cometa el error y se confundan ambos términos.

Por suerte, en castellano, tenemos ambos términos y cada uno posee una definición distinta y con todas las diferencias que existen entre ambos será imposible confundirlos.

También te interesará...

Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...
¿Cómo se debe planchar?

¿Cómo se debe planchar una camisa?

Comparte en: Te acabas de ir de casa y no, tu madre ya no va a planchar más tu

Read More...
Relación entre ovulación y estado de ánimo

¿Cómo saber si me ama?

Comparte en: ¿Llevas meses con tu pareja, pero no sabes si te quiere o no? ¿Piensas que es el

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu