Cosas de pareja que puedes (y debes) seguir haciendo con hijos

En Relaciones
Familia
Comparte en:

Cuando llegan los hijos las relaciones entre la pareja cambian inevitablemente, pero hay muchas cosas que no debéis dejar de hacer solo porque tengáis hijos, como muestras de afecto entre vosotros, hacer planes sin ellos o seguir celebrando vuestro aniversario.

Hasta que llegó vuestro primer hijo erais solo vosotros dos en casa así que podías hacer con libertad lo que quisierais, como mantener relaciones sexuales en cualquier cuarto y a cualquier hora, planear una escapada romántica espontánea o salir a cenar y a tomar una copa todas las noches.

Una vez que llegan los hijos muchas de estas cosas no se pueden seguir haciendo, pero hay muchas otras que sí y que no debéis perder para que vuestra relación como pareja no se enfríe y no seáis solo padres, sino también amantes y marido y mujer.

1- Realizar muestras de cariño delante de ellos

No es cuestión de que os deis un beso de tornillo con lengua de 5 minutos, pero no debéis dejar de daros abrazos, besos en la boca o de deciros “te quiero” solo porque ellos estén delante.

Es cierto que los niños pasan por una etapa que les da vergüenza ver a sus padres mostrándose afecto, pero es más acierto que los padres sois el modelo a seguir y no hay nada mejor que ver cómo os tratáis con amor y os queréis como pareja para su desarrollo afectivo y sus relaciones de pareja futuras.

2- Iros de fin de semana romántico

Cuando los niños son muy pequeños quizá sea más complicado dejarlos con alguien, pero una vez sean un poco mayores podéis aprovecharos de algún familiar para iros de vez en cuando de escapada romántica y así estar solos, sin ellos, haciendo solo cosas de adultos.

3- Celebrar vuestro aniversario

De boda, de empezar a salir, la primera cita, el primer beso… Sea cual sea el aniversario que os gustaba celebrar, no dejéis de hacerlo… Intentad buscar un canguro para salir a cenar o a tomar una copa pero, si no podéis, siempre se puede preparar un plan romántico en casa una vez los niños se hayan dormido, como una cena especial con velas o una peli de amor.

4- Hablar de vuestros asuntos

Si el tema que vais a tratar no es para niños o es algo que pueda afectarles y aún no está claro mejor habláis en otra habitación o cuando no estén, pero no hace falta que os escondáis cada vez que queráis hablar de vuestros asuntos. Si no, los niños pensarán que no hay comunicación entre vosotros.

Eso sí, evitad las peleas y los gritos. Hay que hablar pausado y calmado y, por supuesto, sin insultaros nunca.

Foto: Creado por Stock-world-on – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu