• Buscar
×

Consejos para prepararse para unas oposiciones

Consejos para prepararse para unas oposiciones

Aprobar unas oposiciones y obtener una plaza fija de funcionario, con un sueldo digno y un trabajo fijo de por vida, es el sueño de mucha gente. Sin embargo, aprobar unas oposiciones no es nada fácil, sobre todo desde que comenzó la crisis, ya que son miles los que se presentan para tan solo unas pocas plazas, por lo que es necesario mucho esfuerzo y paciencia para lograr este sueño. Y, por supuesto, una preparación adecuada.

Índice

¿A qué oposición me presento?

Durante los años de crisis, cuando el paro era la mayor preocupación de muchas personas, muchos se decidieron por estudiar unas oposiciones, las que fueran, para poder tener un trabajo fijo. Esto hizo que el número de aspirantes a cada plaza se elevara de tal manera que sacarse unas oposiciones era casi más difícil que llegar a ser Presidente de un país.

Por eso, si quieres tener éxito, antes de elegir a qué oposición te presentas, debes tener en cuenta lo siguiente:

- Características del puesto de trabajo al que aspiras: funciones, sueldo, posibilidades de promoción… Es importante que te guste para que estés más motivada. No se trata solo de estudiar por tener un trabajo fijo, debes querer ese trabajo. 

- Número de plazas por aspirante. Cuantas más plazas y menos aspirantes, mejor.

- Requisitos: Asegúrate de que cumples los requisitos, no sea que después de meses de estudiar, te des cuenta de que no te puedes presentar. Fíjate sobre todo en el nivel de estudios o titulaciones necesarias. 

- Si las plazas son de acceso libre, ya que muchas veces no están disponibles para todo el mundo, solo para los que ya están trabajando dentro.

- Posibilidad de sumar puntos en la fase de concurso. Esto te daría ventaja frente a otros opositores.

- Tiempo que necesitas para preparar la oposición y tiempo real con el que cuentas. Si queda poco tiempo, no pienses en la próxima convocatoria, sino en la siguiente. Estudiar con prisas no es beneficioso ni productivo. Es mejor tardar más tiempo, pero presentarse menos veces. 

Consejos para aprobar

Ahora que ya tienes claro lo que vas a hacer, aquí van unas cuantas recomendaciones que te ayudarán:

- Debes estar decidida y convencida, si no, te resultará imposible dedicar horas y horas al estudio. Piensa que la mayoría de oposiciones son muy duras y requieren años de preparación.

- Consigue todo el material necesario: temario oficial actualizado, test, simulacros de exámenes, etc. Consulta las bases de la convocatoria, en ellas viene especificado el temario.

- Tienes que contar con un lugar de estudio adecuado, tranquilo y sin ruidos. Algunas personas se concentran mejor en una biblioteca, y otras, en casa. Lo importante es no tener distracciones.

- Muchas veces lo mejor es acudir a una academia, aunque solo sea los primeros meses, ya que te orientan para prepararte adecuadamente y te proporcionan el material.

- Tienes que ser muy organizado y trabajar duro. Ponte un horario del máximo de horas que puedas sacar al día (según estés trabajando o no a la vez) y cúmplelo a rajatabla. Es importante que saques muchas horas de estudio. Empieza por estudiar 2 o 3 horas al día y ve aumentando a medida que ganes en técnicas de estudio y concentración. Cuanto más estudies, más sencillo te será. 

- Divide el temario en partes para irlas estudiando poco a poco. No te olvides de repasar de vez en cuando lo estudiado para refrescarlo en tu memoria.

- Prueba con las diferentes técnicas de estudio que hay a ver cuál te ayuda más: hacer resúmenes, subrayar, mapa conceptual, esquemas, listas de claves…

- Es muy importante que aprendas a hacer exámenes ya que la técnica adecuada de examen (que normalmente son tipo test) te puede dar los puntos necesarios para aprobar.

- Si es posible, dedícate solo a estudiar y deja cualquier otro trabajo u ocupación laboral. Hacer varias cosas a la vez es frustrante y muy complicado (aunque ya sabemos que no se vive del aire).

- De vez en cuando date un respiro y tómate un día libre. Vete de excursión, de compras, con tus amigos, de fiesta… lo que sirva para darte energía.

- Ten cuidado con los pensamientos negativos que te pueden rodear: “Esto es imposible”, “No lo aprobarás nunca”, “Estás perdiendo el tiempo”… Ignóralos y rodéate de gente que te apoye.

- Sé realista y flexible contigo mismo. No te castigues si un día estudias menos o las cosas no salen como esperabas. 

Y, sobre todo, confía en ti misma. Mucho ánimo, paciencia, estudio, esfuerzo… ¡y un poco de suerte!

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar