¿Cómo tener sueños más lúcidos?

En Estilo de vida
Recordar sueños
Comparte en:

¿Alguna vez, mientras soñabas, te has dado cuenta de que era solo un sueño y has “modificado” el sueño para ajustarlo a tus deseos? Eso es lo que se conoce como sueño lúcido y, para muchas personas, es una oportunidad maravillosa de vivir aventuras fantásticas mientras soñamos.

Los sueños lúcidos, es decir, el acto de darnos cuenta de que estamos soñando y ejerciendo un cierto control sobre nuestras acciones y la narración, es algo que muchos de nosotros hemos experimentado en un momento u otro. La mayoría de las veces, estas entradas gratuitas a la selva de nuestra imaginación ocurren por casualidad. Pero, ¿qué pasaría si pudieras mejorar las probabilidades de convertir cada noche en un viaje de elección de tu propia aventura? ¿Y si cada noche pudieras crear tus propias fantasías, aquellas que no puedes vivir en la vida real?

Un equipo de investigadores que estudia el sueño lúcido cree que este fenómeno psicológico es una habilidad que puede aprenderse y afinarse para el enriquecimiento personal. En un nuevo estudio publicado en la revista Dreaming, el equipo describe cómo probaron varias combinaciones de técnicas de inducción en un grupo de casi 170 participantes en Australia. Los voluntarios que aplicaron las tres técnicas informaron un aumento del 17 por ciento en el sueño lúcido en tan solo una semana de práctica.

“Estos sueños son tan reales como la vida real”, dijo el autor principal del estudio Denholm Aspy, investigador visitante en psicología de la Universidad de Adelaida en Australia. “Todos los sentidos están representados. Los objetos se sienten sólidos y reales. Puedes saborear, tocar y oler”.

¿Quieres aumentar tu potencial de sueño lúcido? Estas tres técnicas te ayudarán a crear y modificar tus sueños a tu antojo:

  1. Prueba de realidad

¿Alguna vez has visto la película “Origen”, donde los personajes principales tienen un objeto personal para comprobar si están soñando o no? Esta práctica es similar, pero en lugar de llevar algo como una peonza, pones tu mente en el hábito de probar la realidad a través de una variedad de ejercicios. Estos incluyen hacer una pausa para leer el texto impreso (el texto en los sueños tiende a transformarse en palabras nuevas) o alguna anomalía física, como conseguir que tus dedos pasen a través de la palma de tu mano.

“En la vida diaria, este método siempre produce la misma resistencia (vamos, que es imposible)”, escribe Rebecca Turner. “En un sueño, conseguir que mis dedos atraviesen mi palma sucede el 90 por ciento de las veces. Entonces sé que estoy soñando”.

  1. Despertares nocturnos (WBTB, Wake Back to Bed en inglés)

Configura una alarma para que suene cinco horas después de dormirte. Mantente despierto durante al menos 5 minutos y luego vuelve a dormir para inducir un ciclo REM donde es más probable que ocurran los sueños.  Este método se logra mejor permaneciendo despierto entre 5 y 30 minutos; lo suficiente como para volverse lúcido y superar cualquier atontamiento.

“Puedes usar este tiempo para leer tu diario de sueños anteriores y preparar tu mente para un sueño lúcido. Si estás particularmente atontado, échate un poco de agua en la cara (no muy fría) y haz un poco de estiramientos muy ligeros”.

  1. Inducción mnemotécnica de sueños lúcidos (MILD, Mnemonic induction of lucid dreams en inglés)

Esta técnica implica la acción previa, pero añadiendo una intención concreta. Mientras estaban despiertos brevemente, los investigadores recomendaron a los participantes que repitieran la frase: “La próxima vez que esté soñando, recordaré que estoy soñando”. También se les recomendó que visualizarann al mismo tiempo que se volvían lúcidos en un sueño.

Según el estudio, aquellos que practicaron la técnica MILD y reanudaron el sueño dentro de los cinco minutos posteriores a la vigilia pudieron experimentar un sueño lúcido el 46 por ciento de las veces.

“La técnica MILD funciona con lo que llamamos ‘memoria prospectiva’, es decir, la capacidad para recordar hacer las cosas en el futuro”, explicó el Dr. Aspy. “Al repetir la frase que recordarás que estás soñando, se forma una intención en tu mente de que, de hecho, recordarás que estás soñando, lo que te llevará a un sueño lúcido”.

Los sueños lúcidos usando la técnica MILD, señala, no afectaron la calidad del sueño experimentado por los participantes. La esperanza es que al ampliar la accesibilidad de la técnica a más personas, se podrían abrir nuevas posibilidades para disfrutar del sueño de manera divertida o ayudar a quienes sufren de trastorno por estrés postraumático.

“Estos resultados nos acercan un paso más al desarrollo de técnicas de inducción del sueño lúcido altamente efectivas que nos permitirán estudiar los muchos beneficios potenciales de los sueños lúcidos, como el tratamiento de pesadillas y la mejora de habilidades físicas a través del ensayo en el ambiente de sueño lúcido”.

Otro estudio evaluó los efectos de agregar un medicamento a la rutina nocturna. Investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison y el Instituto Lucidity en Hawai dieron a los participantes varias dosis de galantamina, un medicamento para la enfermedad de Alzheimer que contiene inhibidores de la acetilcolinesterasa (AChEls). Los inhibidores obstruyen una enzima que inactiva la acetilcolina, un neurotransmisor que se cree que ayuda a regular el sueño REM.

Durante tres noches consecutivas, los participantes se despertaban después de 4.5 horas de sueño, tomaban el medicamento y permanecían despiertos durante 30 minutos antes de volverse a dormir usando el método MILD. Alrededor del 14 por ciento de los participantes informaron haber tenido un sueño lúcido después de tomar un placebo. El número saltó al 27 por ciento después de tomar 4 mg de este fármaco y llegó hasta el 42 por ciento después de tomar 8 mg.

“Estos resultados muestran que la galantamina aumenta la frecuencia de los sueños lúcidos de una manera relacionada con la dosis”, escribieron los autores del estudio. “Además, el método integrado de tomar galantamina en el último tercio de la noche con al menos 30 minutos de interrupción del sueño y con un conjunto mental adecuadamente enfocado es uno de los métodos más efectivos para inducir sueños lúcidos disponibles en la actualidad”.

Sin embargo, el estudio señala que se necesita más investigación antes para determinar qué tan seguro es tomar galantamina para aquellos que no padecen Alzheimer.

Fuentes:

– Aspy, D. J., Delfabbro, P., Proeve, M., & Mohr, P. (2017). Reality testing and the mnemonic induction of lucid dreams: Findings from the national Australian lucid dream induction study. Dreaming, 27(3), 206-231. http://dx.doi.org/10.1037/drm0000059

– Stephen LaBerge, Kristen LaMarca, Benjamin Baird  (2018). Pre-sleep treatment with galantamine stimulates lucid dreaming: A double-blind, placebo-controlled, crossover study. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0201246

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu