• Buscar
×

¿Cómo superar una ruptura emocional?

¿Cómo superar una ruptura emocional?

A lo largo de nuestras vidas, todos tendremos que afrontar en algún momento una ruptura emocional. De primeras nos parecerá que el mundo se ha acabado y que nunca lo vamos a superar, pero todo el mundo lo consigue. Eso sí, te damos unas cuantas claves para superarlo lo mejor y más rápido posible.

Índice

Las rupturas emocionales

Las rupturas emocionales, sobre todo si hablamos de parejas que han durado mucho tiempo o que tenían una relación seria y estable, son devastadoras y nos afectan profundamente no solo a nivel emocional, sino también físico.

Tras una ruptura es normal que nos sintamos confusos, culpables, desorientados, tristes… todo un cúmulo de emociones negativas. Igualmente, podemos somatizar esos sentimientos mediante insomnio y problemas para dormir, falta de apetito o deseos irrefrenables de comer a todas horas, apatía, problemas para concentrarnos y trabajar, dolores de cabeza y de estómago, naúseas, malestar general…

Otras personas sienten ira, rabia, enfado e incluso odio hacia la persona que los ha abandonado.

Estas emociones y molestias deben ir desapareciendo gradualmente, a no ser que caigamos en una depresión o ansiedad a causa de la ruptura.

Cuando cortas con tu pareja, todo el mundo te dice lo mismo: “Tranquila, el tiempo todo lo cura”. Y, en ese momento, te parece una frase hecha, pero es cierto que el tiempo ayuda a disipar el dolor, aunque ahora parezca que tu vida se ha acabado. 

Consejos para superar una ruptura

Sin embargo, si no quieres esperar varios meses hasta sentirte mejor, te damos unos cuantos consejos del Dr. Gaona, doctor en medicina y psiquiatría, para que superes antes tu ruptura:

1- No descuides tu aspecto, cuídate y trata cada día de sacar lo mejor de ti. Aunque estés de bajón y no te apetezca moverte de casa ni quitarte el pijama, tienes que hacer un esfuerzo y ducharte, arreglarte y sentirte guapa para sentirte mejor contigo misma. Un aspecto descuidado nos hace sentir peor.

2- No te cierres al amor. Sal, conoce gente y estate abierta a encontrar a otra persona. No hay nada mejor para superar un amor fallido que encontrar uno nuevo.

3- Lleva hábitos de vida saludables. Hacer deporte, dormir bien y llevar una dieta sana también ayuda. Hay ciertos alimentos, como aquellos ricos en triptófano, que nos hacen sentir mejor, como chocolate, cereales integrales, pavo, aguacate, legumbres, atún, salmón, nueces…

Y es que el triptófano es un aminoácido que el organismo necesita para la producción de la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. El triptófano se encuentra de manera natural en diversos alimentos y complementos alimenticios. Mantener un buen aporte de triptófano puede ayudar a las personas temporalmente decaídas a sentirse mejor.

4- La actitud es clave. Tratar de transmitir positividad y serenidad es igual de importante para conquistar y para dar la confianza necesaria a la otra persona. Transmite esa actitud positiva a tu mente positiva y a los que te rodean.

5- Si caes en una depresión, pide ayuda a tu profesional de la psicología. 

6- Busca tu red de apoyo (familiares, amigos...) y pídelos ayuda para salir adelante y no quedarte encerrada en casa. 

7- Realiza cambios importantes en tu vida. Pueden ser físicos, como cortarte el pelo o teñírtelo, o algo más radical, como dejar ese trabajo que odias, ampliar tus hobbies o hacer ese viaje que siempre soñaste. Aprovecha este cambio para realizar otros que no te atrevías a llevar a cabo. 

8- Recupera viejos pasatiempos y actividades que habías dejado abandonadas por tu pareja. Redescúbrete de nuevo e incluso vuelve a salir con tus amigas, a las que puede que hayas dejado un poco de lado. 

9- Escribe un diario o simplemente plasma en unas páginas cómo te sientes y lo que quieres a partir de ahora. Escribir nuestros pensamientos puede ayudarnos a sentirnos mejor. 

10- Tómate tu tiempo. No te presiones ni pretendas superarlo y sentirte mejor de un día para otro. Todas las desgracias requieren un tiempo y debemos concedérnoslo para poder superarlo. 

El Dr. Gaona añade: “La mayor parte de las veces vamos al límite y, poco a poco, eso lo vamos notando. Este malestar forma como un ruido de fondo que nos va acompañando a diario. No nos damos cuenta de ese desánimo hasta que, en un momento, como por ejemplo, ante una demanda de tipo familiar, laboral o un conflicto o crisis con la pareja, ante cualquier situación banal, nos acabamos derrumbando. Ahí es donde el triptófano, asociado además a elementos como la vitamina B y el magnesio, puede resultarnos útil”.

Fuente:

Dr. Gaona

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar