¿Cómo son los hombres a los 40?

En Relaciones
Hombre 40 años
Comparte en:

No existe una definición exacta en la que podamos clasificar a todos los hombres de aproximadamente cuarenta años. Sin embargo, sí que podemos ir un poco más lejos y saber identificarlos bien según algunas características.

La “temida crisis de los 40” llega para todos. A pesar de que para algunas personas esto sea un mito y no una realidad, muchos estudios afirman que existe, que la mayoría de los hombres lo notan y que a veces va acompañada de alguna crisis de depresión o ansiedad.

Fue en el mundo del arte, en la década de los años 60, cuando se comenzó a hablar de esta crisis de la mitad de la vida. El declive creativo y productivo que surgía cuando los diversos artistas llegaban a la mediana edad fue lo que propició el uso de este término.

Algunos profesionales de la rama de la psicología, como David Levinson, lo trataron desde un punto de vista psicológico. Sin embargo, la mayor parte de los autores coincide en que esta etapa es un período de análisis o búsqueda del significado de la vida.

Hoy en día, la crisis de la mediana edad o de los 40, se trata desde varios puntos de vista: médico, sociológico y sexual. En cuanto a la crisis de la fisiología, en la actualidad se posterga hasta los 50 años. Sin embargo, la psicológica comienza antes. A los 40, se suman los cambios corporales al período de pensamientos transcendentales sobre los retos económicos, afectivos o laborales. Es la edad perfecta para valorar el balance de lo vivido y lo que queda por vivir. Por lo tanto no hay que evadir el tema sino asumirlo y disfrutarlos como merecen.

Qué hacer

Una tarea muy importante para llevar con alegría esta “temida” crisis es mantener un buen estado de ánimo y ser positivo. Sabemos que ya no somos “los más jóvenes” del círculo familiar, pero tenemos que mirar el lado positivo de las cosas y valorar las experiencias que hemos vivido recordando todas nuestras anécdotas. Es importante además reflexionar sobre lo que se hizo pero también sobre lo que falta por hacer. En esta etapa, nuestras decisiones estarán evaluadas y analizadas al detalle. Y finalmente, disfrutar como un niño. Sabemos que esa etapa de la vida pasó hace mucho, pero no hay nada como relajarse sin que nada de lo que haya alrededor importe demasiado. No cometamos el error de asociar felicidad con infancia y juventud. Tenemos que tener conciencia de alegría y plenitud en cualquier etapa de la vida.

¿Por qué hablamos solamente de hombres?

Desde siempre esta crisis ha estado más vinculada a hombres que a las mujeres. Los estudios han demostrado que llega a ambos géneros, puesto que es una crisis originada por diversos cambios hormonales. Las causas de esta crisis no se pueden establecer de forma específica debido a la dependencia de algunos factores como la insatisfacción laboral o los problemas de salud.

Las consecuencias son distintas entre un género y otro debido a los estereotipos originados en nuestra sociedad para cada uno de ellos. En el caso de los hombres, comienzan a pensar que su vida está pasando, quizás, demasiado deprisa; sus cambios físicos cada vez son más evidentes y toman conciencia de que superar las metas que tenían es casi imposible. Las mujeres, si todavía no son madres, comienzan a preocuparse por la edad para concebir. A medida que pasa el tiempo, tanto la maternidad como la paternidad se retrasan.

Cambios físicos

Una vez cumplidos los 40 son habituales algunos sucesos biológicos como las canas o la pérdida de pelo. La piel es más gruesa y más grasa, motivo por el cual parece que las mujeres envejecen antes. Sin embargo, tienen la piel más seca y fina, y han perdido elasticidad. Hay un deterioro leve de la masa muscular  y se tolera menos el ejercicio.

En el plano sexual

La edad no reduce el interés sexual. De hecho cuando los hombres llegan a esta edad, el deseo sexual psicológico aumenta aunque en muchas ocasiones el cuerpo no responda igual.

Si mantenemos ya una relación estable desde hace años y cada miembro de la pareja se mueve en distintos ámbitos laborales, por ejemplo, el sexo se acaba convirtiendo en una tarea más que debe planificarse. Se desencadenan infidelidades tanto por aburrimiento como por rutina. El deseo sexual en el hombre se vuelve más persistente y se convierte en el perfecto amante debido a la experiencia adquirida durante años.

Finalmente, unido a esta “grave” crisis, aparece la andropausia, que hace referencia al síndrome de déficit de testosterona que puede provocar cambios en el estado de ánimo, la pérdida de apetito sexual o incluso la disfunción eréctil.

Los primeros síntomas

El término de menopausia es mucho más habitual. Como sucede con la mayoría de las cosas, las mujeres estamos más informadas que los hombres y con el concepto de menopausia y andropausia sucede lo mismo. Cuando comienzan a aparecer los primeros síntomas, el hombre sufre inevitablemente un bajón de autoestima que se refleja en la búsqueda de mujeres bastante más jóvenes que él para así reafirmar su atractivo. Cuando el hombre nota un declive físico propio en el espejo, pierde autoestima. Asimismo, el hombre de 40 años se siente más cansado y de mal humor.

También es frecuente que una vez llegados a esa edad aparezca una pérdida de apetito sexual. Nuestras horas del día están destinadas a desarrollar cada vez más tareas y el tiempo para relajarnos es mínimo e incluso inexistente.

Por ello vivimos con una acumulación de estrés que reduce el apetito sexual. Debemos evitar  los conflictos en el trabajo y las preocupaciones económicas porque son dos factores que producen estrés.

Según algunos especialistas, los hombres de 40, lo único que necesitan es tener las mismas responsabilidades de cuando eran jóvenes sin asumir todo lo que estas implican. Pero eso es prácticamente imposible.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu