Cómo ser un mejor cónyuge: claves para un matrimonio feliz

En Relaciones
Matrimonio feliz
Comparte en:

Ser amable, prestar atención a sus necesidades, no fijarse en nadie más y elogiar sus fortalezas son algunos consejos que debes seguir día a día para que tu relación dure y sea feliz.

Antes de casarte, todos te dicen que el matrimonio requiere trabajo. Y al principio puede parecer que esto es una exageración o que a ti no te va a pasar ya que estáis muy enamorados, pero la rutina, los hijos, las prisas, el estrés… pueden hacer que la llama del amor y la pasión se vayan apagando hasta que, al final, tu marido/mujer sea solo tu compañero de piso. Por eso, es importante dedicar tiempo y esfuerzo a nuestra relación de pareja todos los días.

Estos son algunos consejos que diversos estudios afirman que ayudan a ser un mejor cónyuge:

  1. Sé amable siempre. Gran parte de las terapias de parejas se basan en las investigaciones del psicólogo John Gottman, quien descubrió que las parejas más felices tenían una relación de cinco interacciones positivas por cada interacción negativa. Es decir, por cada 5 veces que eran amables el uno con el otro, solo 1 vez eran bordes. Y esto servía para todo tipo de relaciones, incluidas aquellas en las que las personas eran muy independientes, distantes o argumentativas. Estas interacciones positivas no tienen que ser grandes gestos: “Una sonrisa, un asentimiento con la cabeza, incluso gruñir para mostrar que estás escuchando a tu pareja, todos son positivos”, dice Gottman.
  2. Piensa en qué necesita tu pareja, incluso cuando estéis peleando. Para resolver conflictos, Gottman dice que podemos aprender mucho de la Teoría de Juegos: el estudio del conflicto y la toma de decisiones utilizada en política, sociología y economía. Antes era aceptado por todo el mundo que las negociaciones eran principalmente situaciones de suma cero, lo que significaba que la ganancia de una de las partes era la pérdida de la otra parte. Pero en 1950, el matemático John Nash (al que seguro que conoces por la película “Una mente maravillosa”) demostró que había otro resultado posible y mejor: una solución en la que las partes pueden tener que comprometerse, pero al final todas salen satisfechas. Este famoso “equilibrio de Nash” le sirvió para ganar el Premio Nobel en 1994. Encuentra el equilibrio de Nash en tu conflicto, y ambos saldréis satisfechos. No intentes ganar las discusiones ni salirte con la tuya, si tu pareja no es feliz, a la larga tú tampoco lo serás. Buscar una solución que satisfaga a ambos es lo mejor para vuestro matrimonio.
  3. Haz caso a tu pareja. “En el trabajo, la gente siempre intenta atraer la atención y el interés de sus socios”, dice Gottman. En su investigación descubrió que las parejas que se mantienen felices (al menos durante los primeros siete años) perciben estas señales de atención y le dan al otro el 86% de su tiempo. Mientras que las personas que terminan divorciándose solo le dedican el 33% de su tiempo. “Es el momento de elegir escuchar a nuestra pareja sobre su mal día en lugar de meternos en nuestro programa de televisión. En cualquier interacción, tenemos la oportunidad de conectarnos con nuestro compañero o alejarnos. Si nos alejamos constantemente, con el tiempo la base del matrimonio puede erosionarse, incluso en ausencia de un conflicto manifiesto”.
  4. Ignora lo malo, alaba lo bueno. Las observaciones de las parejas en casa revelan que las personas que se enfocan en lo negativo se pierden muchas de las cosas positivas que sus parejas están haciendo. Los cónyuges felices, sin embargo, ignoran las molestias y se concentran en lo bueno. “Si tu esposa está irritable una mañana, no importa, ignóralo, eso no debe convertirse en una confrontación “, dice Gottman. Pero, si hace algo bueno y se lo agradeces o se lo reconoces, ¿adivinas qué se obtiene? Más de lo bueno. No te centres en si baja o no la tapa del váter o si deja la leche fuera de la nevera, sino en lo honesto, cariñoso y atento que es.

Poniendo en práctica estos consejos día a día, conseguirás que el amor y la felicidad de tu matrimonio duren mucho tiempo. Y cuando quieres a alguien y formas una familia con él, realmente merece la pena este pequeño esfuerzo por las ganancias obtenidas. No lo olvides.

Foto: Creado por Freepic.diller – Freepik.com

También te interesará...

¿Diamantes? Sí ¿Dónde? En Moon Diamonds

Comparte en: Así es, la compra y la venta de diamantes que Moon Diamonds hace posible, y que se

Read More...

Mujeres con canas, ¿cómo hacer para que queden bien?

Comparte en: ¿Canas? Detrás de esto se oculta todo un proceso fisiológico en el que participan los folículos pilosos:

Read More...

¿Te casas? ¿Bautizas a tu bebé? No te preocupes, Cotton Bird te ayuda a que tus invitaciones sean las más ideales

Comparte en: La web Cotton Bird lo hace posible, para que tus invitados, ya sean de boda o del

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu