¿Cómo ser menos olvidadizo?

En Estilo de vida
Olvidar cosas
Comparte en:

Aunque algunos estudios afirmen que ser olvidadizo puede ser señal de que el cerebro funciona correctamente, si estás cansada de olvidarte todos los días de dónde has dejado las llaves o de a qué hora habías quedado con tu madre, estos consejos pueden ayudarte a ser menos olvidadiza.

Es posible que tengas la sensación de que últimamente te olvidas de más cosas de las que recuerdas, incluso de cosas importantes o de las que antes jamás te olvidabas. Tranquila, no estás sola. Muchas personas tienen problemas con lapsos de memoria. Cuando somos más jóvenes, tendemos a atribuir esos lapsos al estrés y al exceso de trabajo; a medida que envejecemos, cada nombre o fecha olvidada se siente como el heraldo del Alzhéimer o la demencia, lo cual puede ponernos bastante nerviosos.

Antes de que cunda el pánico, prueba estos consejos para mantener tu mente alerta. Todas estas estrategias, respaldadas por la ciencia, mantendrán tu mente en forma.

  1. Hacerte un chequeo. Aunque lo más probable es que todo esté en tu cabeza y no tengas ningún problema, existen algunos problemas de salud que pueden afectar a la memoria, sin necesidad de llegar a extremos como el Alzhéimer o la demencia. Por ejemplo, hipotiroidismo, derrame cerebral, deficiencias vitamínicas, depresión, menopausia, apnea del sueño o lesiones en la cabeza. La pérdida de memoria también puede ocurrir como un efecto secundario de la ingesta de ciertos medicamentos. Habla con tu médico acerca de tus inquietudes para que te haga una serie de análisis y pruebas para descartar cualquier problema de salud.
  2. Tomar cúrcuma. Un nuevo estudio encontró que la cúrcuma puede ayudar a las personas con pérdida de memoria relacionada con la edad a reducir su riesgo de contraer Alzhéimer. Los expertos en salud se preguntaban por qué las personas mayores en la India tienen una menor prevalencia de Alzhéimer y un mejor rendimiento cognitivo que sus pares en el resto del mundo. Según un estudio de marzo de 2018, el consumo de cúrcuma, un ingrediente utilizado en los platos de curry y vegetales que conforman gran parte de la cocina india, puede jugar un papel clave. Para el estudio, los investigadores reclutaron a 40 adultos de entre 50 y 90 años que tenían quejas leves de memoria. La mitad recibió un placebo mientras que la mitad restante recibió 90 miligramos de curcumina (el componente clave de la cúrcuma) dos veces al día durante aproximadamente 18 meses. Los investigadores encontraron que los participantes que tomaron curcumina tuvieron resultados un 28% mejor en las pruebas de memoria que los que recibieron el placebo.
  3. Dormir más. La calidad y la cantidad del sueño juegan un papel fundamental en la capacidad del cerebro para crear y almacenar recuerdos, especialmente los nuevos. De acuerdo con un estudio publicado en Psychology Today, el sueño mejora la memoria al proteger los nuevos recuerdos y al ayudar a ordenar y consolidar los recuerdos en orden de importancia. Sin un descanso adecuado, estos procesos no tienen lugar y, como resultado, la memoria sufre. En pocas palabras: si tienes problemas para recordar cosas durante el día, es posible que duermas poco cada noche.
  4. Minimiza las distracciones. Si estás hablando por teléfono con tu jefe mientras preparas la cena, completas el formulario de registro de fútbol de tu hija, contestas un mensaje o tratas de evitar que el perro se coma la comida mientras la haces, es casi imposible que consigas recordar los cambios que tu jefe te ha pedido que hagas para el día siguiente. La mayoría de nosotros tiene una gran cantidad de pestañas abiertas en nuestros cerebros al mismo tiempo, lo que hace que sea difícil concentrarse realmente en cualquier tema. Céntrate en lo importante para ser capaz de recordarlo.
  5. Sudar. Si deseas mejorar tu memoria, los expertos dicen que tal vez no necesites hace nada más que ir al gimnasio. En un estudio publicado en la revista Brain, un equipo multinacional de investigadores descubrió que el ejercicio físico puede ayudar a proteger la descomposición cognitiva asociada al envejecimiento. Y si quieres sacar el máximo provecho de tu inversión en sudor, este estudio también descubrió que el ejercicio proporciona el mayor impulso mental unas cuatro horas después de aprender algo nuevo. Así que si estás estudiando para un examen, ve al gimnasio unas 4 horas después.
  6. Comer más chocolate. ¿Eres un amante del chocolate? ¡Aquí va otra buena razón para comerlo: los antioxidantes del chocolate amargo mejoran la pérdida de memoria relacionada con la edad! El problema es que hay que comer el equivalente a tres barras de chocolate grandes por día para cosechar los beneficios que aumentan la memoria, lo cual afectará al resto de tu salud, incluso aunque comas chocolate puro. Otra opción es cambiar esas barras de caramelo por chocolate caliente. Este estudio descubrió que beber solo dos tazas de chocolate caliente al día puede “aumentar la salud del cerebro y evitar el deterioro de la memoria en las personas mayores”.
  7. Beber más vino. El vino tinto contiene un componente llamado resveratrol que se ha demostrado que ayuda a estimular la memoria a corto plazo. Veronica Witte, autora principal del estudio, señaló que “la ingesta regular de alto nivel de resveratrol en los ancianos puede transmitir efectos protectores sobre las funciones cognitivas”. Además del vino tinto, el resveratrol también se encuentra en el chocolate negro, las uvas rojas, los cacahuetes y los arándanos.
  8. Estudiar en un ambiente con olor a romero. El romero es una hierba deliciosa y con muchas propiedades beneficiosas, desde evitar la caída del cabello hasta tratar los dolores musculares o el estrés. Y no es ningún secreto que esta fragante hierba también puede ayudar a mejorar la memoria. Por eso, antiguos griegos que llevaban guirnaldas de romero en el pelo durante los exámenes para ayudarlos en sus estudios. Ahora, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Northumbria (Reino Unido) confirmó los poderes del romero para aumentar la memoria. Los investigadores encontraron que los estudiantes que trabajan en una sala perfumada con romero “mostraron una memoria prospectiva significativamente mejorada, con puntajes de prueba 15 por ciento más altos que los que habían estado en la habitación sin aroma”.
  9. Consumir alimentos con magnesio. El magnesio es un mineral muy olvidado en la dieta promedio de muchos adultos. Según la Organización Mundial de la Salud, menos del 30% de los adultos obtiene la cantidad diaria recomendada de magnesio. Esas son malas noticias teniendo en cuenta que la deficiencia de magnesio puede causar calambres musculares, fatiga, insomnio, pérdida del apetito y trastornos de la memoria. Mejora tu memoria agregando a tu dieta alimentos ricos en magnesio, como almendras, espinacas, anacardos, cacahuetes, salvado, semillas de calabaza o judías pintas.

Foto: Created by Katemangostar – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu