¿Cómo ser asertiva?

En Estilo de vida
Cómo discutir de manera correcta
Comparte en:

El concepto de la comunicación asertiva busca ante todo permitir que las relaciones humanas sean lo más cordiales y adecuadas posibles haciendo primar siempre el valor del respeto y permitiendo que exista un clima amable a la hora de comportarse con el resto de las personas.

Una persona con un sentido de la comunicación asertiva tiene abiertas muchas más puertas de lo que cree y gozará además de una muy buena estimación por parte de sus allegados porque cuando una persona es asertiva da gusto dialogar con ella y compartir la vida, ya que se presenta como una persona de una voluntad sana, dispuesta a brindar una compañía perfecta y dar solución a los problemas de una manera inteligente y amable.

La asertividad es una forma de comunicación que consiste en defender tus derechos, expresar tus opiniones y también realizar sugerencias de forma completamente honesta, sin caer en la agresividad o la pasividad, respetando a los demás, pero sobre todo respetando tus propias necesidades. Es, en definitiva, la capacidad de expresar esos sentimientos u opiniones, pero en el momento adecuado sin una ansiedad excesiva y de manera que no afecte a los derechos de los demás. Pero ser asertiva también implica ser fuerte y manifestarse ante el mundo y los demás, y para ello hay que tener en cuenta algunos consejos como estos:

1- Comenzar por algo pequeño. En muchas ocasiones, lo que sucede es que para las personas inseguras comenzar a mostrarse puede ser algo difícil. Por este motivo, lo más recomendable a la hora de intentar ser una persona asertiva es empezar con cosas pequeñas y rutinarias. Un buen ejemplo de ello sería en un restaurante en el que el camarero se equivoca con la cuenta o con el menú, intentando ser lo más amable y comunicativo posible.

2- Ser sencillo y directo. Las necesidades propias han de expresarse con sencillez, pero también se ha de ser breve, clara y concisa. Además, cuanta más sencillez haya en las peticiones, más posibilidades existirán de entenderse y adoptarse.

3- Utilizar el “YO”. Al referirte a otras personas, sean tus jefes o tus compañeros, hay que intentar expresarse siempre utilizando el “yo” en las frases. De esta manera, se tiene más autoridad en las opiniones y demuestras más confianza y conocimiento en ti misma.

4- Utilizar el lenguaje corporal y el tono de voz. Tratar de manifestar, en la medida de lo posible, tus opiniones apoyándote en el lenguaje corporal y en las gesticulaciones. Así te presentarás mucho más segura e inspirarás mucha más confianza.

5- Aprender a decir “NO”. Para ser asertiva es fundamental aprender a negarse cuando realmente sea necesario. De hecho, se puede ser firme y decidida diciendo no sin dejar de ser considerada con los demás.

Debes tener claro también que la asertividad es una forma de comunicarse en la que proteges tu posición y expresas tus necesidades, pero al mismo tiempo respetando la posición de la otra persona, y sin ser agresiva. También a través de la asertividad podrás reducir el estrés y evitar el victimismo y el resentimiento. Además, mediante una comunicación asertiva ganarás más en relaciones valiosas y en autoestima.

La asertividad no empieza con las palabras, sino con una comunicación no verbal segura y abierta, que nos da confianza y muestra autoestima. Para los expertos, en este caso la coherencia es lo más importante, que es, además, lo que al final del todo te hará feliz y te ayudará a conseguir tus objetivos. Es por ello también por lo que una de las claves de la asertividad es la de aprender a decir no, pero es fundamental porque hay que saber escucharse y, sobre todo, saber lo que una necesita.

Pero ¿por qué cuesta tanto ser asertiva?

Lo que sucede en muchas ocasiones es que algunas mujeres hacen algo solamente para los demás y se privan de “otro algo” para no tener una discusión y, en muchos esquemas familiares, la asertividad no pertenece a la mujer y si pertenece, la mujer es la agresiva. El problema principal, por tanto, radica en que la mayoría de las veces la mujer asertiva y con confianza es vista como antipática y muy agresiva. Sin embargo, si es el hombre el que muestra este tipo de actitud se ve comolíder”. ¿Y qué hacen las mujeres? Cometer el error de interiorizar estos modelos y aprender a no ser lo asertivas que deberían. ¿La solución? Dejar de interiorizar tanto y recordar que las mujeres asertivas tienen siempre mucho más éxito porque se muestran completamente firmes y seguras de sí mismas.

¿Cómo ser asertiva en una quedada con amigos?

Seguramente ya habrás pasado por ello en más de una ocasión. Quedas con tus dos amigas de toda la vida, y solamente llegas tú a la hora acordada, es posible que, dependiendo de tu personalidad y carácter (y también del día en que te hayan pillado…), tengas una reacción más bien agresiva o más bien pasiva, pero quizás la asertiva a veces sea la más acertada. ¿Sabrías diferenciarlas?

Reacción pasiva: conformarse con la situación, esperarlas y no pedir ningún tipo de explicación por la tardanza.

Reacción agresiva: ofuscarse por la situación y esperar el momento en que lleguen tus amigas para agredirlas verbalmente por su falta de puntualidad, e incluso abandonar el lugar donde estás antes de que ellas se presenten.

Reacción asertiva: preguntar con amabilidad las razones o el motivo por el cual ambas han llegado tan tarde, aceptar que no había un motivo personal para hacerte esperar y tomar las cosas posteriormente a la ligera. También se puede, incluso, llegar a bromear sobre la situación, para que si un día te pasa a ti también sean unas personas comprensivas.

¿Y en un restaurante?

El caso es que hoy no es tu día, y te sirven después de quedar con tus amigas (que han llegado tarde) un plato demasiado frío en el restaurante al que habéis ido a cenar. ¿Qué haces? ¿Cuál es tu reacción? ¿La asertiva, o más bien la agresiva?

Reacción pasiva: aceptar la situación y comer de forma callada como si fuese una obligación moral aceptar el error del camarero o el cocinero.

Reacción agresiva: llamar la atención con voz alta del camarero en el restaurante y señalar de manera enérgica la condición del plato con un tono similar al del enfado que hace más énfasis en el error humano por parte de los cocineros, que en su misma insatisfacción como cliente.

Reacción asertiva: solicitar de forma cordial al camarero o al encargado, a través de una sonrisa y solicitarle de forma amable si es posible calentar nuevamente el plato porque se ha quedado algo frío.

¿Y tú? ¿Te consideras ahora una persona asertiva?

Fuentes:

Mujeres asertivas: cómo logran el punto justo https://redshoemovement.es/mujeres-asertivas-como-logran-el-punto-justo/

Ejemplos de una comunicación asertiva https://blog.grupo-pya.com/comunicacion-asertiva-ejemplos-en-los-que-fijarse/

También te interesará...

Beneficios de sudar

¿Qué hacer para poder adelgazar rápido?

Comparte en: Ya sea por la operación biquini, por el remordimiento por atracón post-navidad o simplemente porque tenemos algunos

Read More...
Cómo tratar la ansiedad

Síntomas de ansiedad

Comparte en: La ansiedad y sus síntomas se manifiestan gradualmente. Por lo tanto, se puede padecer a diferentes niveles,

Read More...
Vivir en el campo

¿A qué edad aparecen las canas?

Comparte en: Un día te levantas, te miras al espejo y descubres ese pequeño destello plateado que indica que,

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu