¿Cómo se debe ir vestida a una comunión?

En Estilo de vida
Cómo vestir en una comunión
Comparte en:

En menos de dos meses nos plantamos en mayo y tú sin saber todavía qué ponerte para ir a la comunión de tu prima pequeña ¿verdad? Mayo, época de comuniones que, reconozcámoslo, no es lo mismo que una boda, pero siempre hay que ir bien vestida para cada ocasión. Tranquila, todavía tienes un poco de tiempo para escoger lo más adecuado.

Es cierto que una comunión en sí es una fiesta, pero también se trata de una celebración religiosa y familiar que, además, suele ser mucho más discreta que una boda por lo que deberás llevar un look acorde a ello. El ideal probablemente para una comunión es el estilo de media etiqueta por lo que los vestidos largos y de noche y, sobre todo, las pamelas, deberíamos dejarlos para otra ocasión. Además, como las comuniones son siempre por la mañana, a diferencia de las bodas que a veces también son por la tarde o por la noche, lo mejor será que llevemos un vestido por la rodilla, por encima o midi. Los trajes midi son aquellos vestidos cuyo corte se encuentra a media pantorrilla, aunque hoy en día son los vestidos por debajo de la rodilla y por encima de los tobillos.

Y sí, es que cuanto menos complicado mejor. Las comuniones son en mayo y nos acercamos cada vez más al veranito así que será mejor que optes por colores vivos, los estampados y los cuadros. El pasado 2018 nos coronábamos con los lunares, pero este año la cosa cambia un poco y dejamos los lunares para hacernos muy pero que muy amigas de los cuadros que este 2019 están muy de moda. Habrá que optar por cortes simples e impecables y que, por supuesto, no son sinónimo de aburrimiento y recuerda, además, que las comuniones son las ocasiones perfectas para lucir tus mejores accesorios.

Aunque si no eres demasiado de accesorios, no lo dudes y decántate por tonos primaverales y estampados, aunque sin llamar demasiado la atención. Los tonos vivos y los colores pastel son la elección más acertada para la comunión. Intenta evitar los colores muy oscuros y los negros que lo único que hacen es apagar el rostro y no son adecuados para este tipo de ocasiones. Tampoco es buena idea escoger escotes grandes ni brillos excesivos, pero si eliges un vestido con mucha piel al descubierto, recuerda llevar siempre una chaqueta, aunque sea fina, al menos para acudir a la ceremonia.

Como veíamos, los detalles, los accesorios y demás complementos pueden ser una opción bastante interesante a la hora de completar un estilismo adecuado para una comunión. De hecho, si no eres demasiado primaveral el vestido puede ser más bien sencillo para después arrasar con los complementos. Un maxi collar o un bolso mini brillante pueden darte el estilo que estabas buscando y es, además, prácticamente ideal para la comunión de tu prima pequeña. Pero si el vestido lo prefieres dejar para una boda escoge un traje de pantalón, o chaqueta y falda más bien de estilo clásico y añádele un broche con colorido para darle un toque más personal a tu look. Si hace bueno coge las sandalias del armario y póntelas porque el resultado será increíble.

A la hora de maquillarte y peinarte, ten en cuenta que ambas cosas han de ser bastante naturales. Para el cabello, por ejemplo, lo mejor será optar por una melena suelta, o semirrecogida o con coleta. Evita no hacerte un recogido demasiado trabajado y déjalo mejor para la boda 😉. Cuánto más natural, mejor. Y si tienes el pelo por los hombros o algo más corto y no puedes innovar demasiado ponte una diadema. Ahora están de moda y tendrás mil modelos para elegir. En cuanto al rostro: naturalidad, sencillez y frescura. Probablemente los tonos tierra y los labios rosados sean la mejor elección.

Y no cometas errores. Nada de exagerar con colores muy intensos o demasiado extravagantes, deja al fondo del armario los colores oscuros y los negros, no lleves guantes (ten en cuenta que los guantes no son adecuados para un evento de mañana), guarda para las cenas de Navidad los bolsos de fiesta y de noche con cristales o piedras, no te recojas el pelo como si fueras a una boda (de hecho, si no se te da mal podrás ahorrarte en peluquería) y olvídate de las sombras de ojo tipo smoke y de los labios rojos.

En cuanto al calzado, podrás llevar taconazos para marcar tu estilismo puro y duro, pero si no puedes con ellos y sabes que van a durar muy poco tiempo en tus pies, no pasa nada. Además, seguramente tengas en casa unas sandalias o unos zapatos de salón de los que siempre puedes tirar cuando no sabes qué zapato llevar. ¡Y eso que te ahorras! Parece que en todo evento que tenemos, ya sea comunión o bautizo, tenemos que ir sí o sí a comprarnos algo y gastarnos una pasta, pero nos olvidamos de que muchas veces no nos hace falta y si, además eres de las que cuida bien las cosas, probablemente tengas ya varios zapatos en tu armario que se llevaban hace muchos años y que ahora vuelve a estar de moda, ¡y con los vestidos igual!

Echa un vistazo y, recuerda, coqueta, pero discreta, y cuando tengas la boda ¡ya veremos 😉!

Fuentes:

Cómo ir vestida a una comunión https://elarmariodesofia.com/como-ir-vestida-a-una-comunion/

Foto: Imagen de Pilar Molina en Pixabay

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu