¿Cómo se debe fregar el suelo?

En Estilo de vida
Cómo fregar el suelo
Comparte en:

Llega el fin de semana y toca hacer lo que más aborrecemos (al menos, la gran mayoría…). Barrer, fregar y limpiar en general la casa en la que, durante la semana, seamos sinceros, no hacemos demasiado. Porque nunca suele apetecer ¿verdad? De hecho, es mucho mejor tirarse en el sofá y quedarse un buen rato mirando a la bartola, como dirían nuestras abuelas.

Está claro que a poca gente le gusta limpiar la casa y menos un sábado o un domingo cuando podrían estar con los amigos disfrutando del buen tiempo, pero, seamos sinceros, las cañas pueden esperar y para tener el piso recogido y bien limpito solo hace falta un poquito de esfuerzo. Hay que barrerlo, fregarlo y, en definitiva, limpiar tu hogar. Barrer y fregar cristales y suelos, hacer el baño, pasar el polvo y la aspiradora están entre algunas de las tareas domésticas del fin de semana, aunque sin duda, entre las peores tareas están la de fregar el suelo y la de planchar ¿cierto 😉?

Es verdad que no para todo el mundo la limpieza del hogar es igual de importante, pero hay que intentar al menos hacer una adecuada y profunda limpieza como mínimo una vez a la semana. La limpieza consiste básicamente en la eliminación física de materias orgánicas y de la contaminación de los objetos y, en general, se practica con agua, a la que se le van añadiendo detergentes determinados. Esta no está destinada a destruir microorganismos sino a eliminarlos. Y sí, es fundamental en el día a día ya que sin ella podríamos contraer muchas enfermedades causadas por bacterias de la suciedad, y el suelo está entre las partes más importantes para conseguir un hogar 100% limpio.

¿Cómo hay que limpiar los suelos de casa?

Como cada suelo es distinto, debemos tener en cuenta que el producto que elijamos también lo será. A pesar de que el suelo de azulejo lo veíamos en las casas de algunos de nuestros abuelos, también ahora lo podremos ver en la casa de nuestra mejor amiga porque han vuelto a estar de moda, sobre todo para la cocina y el baño. Para conservarlos como si el tiempo no pasara, debemos actuar sobre él con un producto específico de azulejos o bien con agua y amoniaco. Sin embargo, si tu suelo de azulejo necesita más limpieza en profundidad, el vapor será la única solución.

Si tu suelo es de madera, probablemente el material más delicado y que más cuesta mantener sin que el tiempo y el uso lo deteriore, lo más recomendable será que barras con mucho empeño y después friegues con una mezcla de agua y algún limpiador específico de maderas. Otra opción para este tipo de material es hacerlo con vinagre diluido en abundante agua. Pero si tu suelo es de porcelana, es decir, que brilla, deberás limpiarlo con una fregona bien seca para que las huellas no se creen al secarse el agua y no brille de nuevo.

Finalmente, otro tipo de material bastante común para los suelos es y, seguramente, el material estrella para suelos, el mármol. Los suelos que cuentan con este tipo de material deben ser cuidados con productos no abrasivos para que ni se raye ni se deteriore con el tiempo. Se trata de un elemento poroso por lo que resulta bastante habitual que les aparezcan manchas muy rápido. Es un tipo de suelo muy delicado por lo que es hay que tratarlo adecuadamente.

Una buena idea es utilizar una mopa para eliminar restos de suciedad como el polvo o las pelusas. En el caso de, por ejemplo, querer aplicar agua lo mejor es frotar el suelo con un paño impregnado en amoniaco y secarlo con otro dándole pequeños golpecitos. Otro método que muchas personas utilizan consiste en utilizar una esponja, que antes se habrá empapado con un producto específico para mármol y frotar con delicadeza. Eso sí, recuerda que para un brillo duradero lo mejor es frotar la superficie con polvos de talco.

La limpieza general

Para conseguir una limpieza total hay que eliminar todo tipo de suciedad y a esa acción se le denomina detersión o hacer limpieza. El objetivo final de la detersión es la de disminuir o exterminar los microorganismos en todos los muebles y objetos que tenemos en el hogar. De esta manera también estaremos eliminando los olores más y menos desagradables. Y es el lavado también una de las formas de conseguir limpieza, usualmente con agua más algún tipo de jabón, detergente o lejía, aunque desde la teoría microbiana de la enfermedad también hace referencia a la ausencia de gérmenes. La teoría microbiana de la enfermedad, también conocida como la teoría germinal de las enfermedades infecciosas, es una teoría científica que propone que los microorganismos son la causa de una amplia gama de enfermedades.

Es importante que las manchas que puedan originarse en el hogar se limpien adecuadamente. Una mancha es una zona de decoloración o de un color diferente que se distingue fácilmente del resto de la superficie, material o medio sobre la que se encuentra. La distribución de las manchas no suele ser uniforme y generalmente se genera de manera accidental. Existen, además, diferentes sustancias que pueden causar manchas de mayor o menor importancia sobre diferentes tipos de materiales como la sangre, el chocolate, el café, los jugos de fruta, la grasa, la tinta, las salsas, el sudor, el vino o la lejía, que suelen ser, además, las más comunes en los hogares.

Para quitar estas manchas, aunque muchas suelen desaparecer con un lavado más o menos fuerte, es bueno también tener en cuenta que existen diferentes técnicas más sofisticadas de lavado para tratar de eliminar o minimizar, una vez hechas, las más resistentes. Existen algunos quitamanchas específicos para el hogar como el amoniaco, el vinagre, el bicarbonato de sodio, el alcohol o el peróxido de hidrógeno.

¿Cuáles son las manchas más comunes?

Algunas de las manchas más comunes son las manchas de bolígrafo, de tinta o de rotulador, las de los medicamentos, la de cera de vela, los restos de cinta adhesiva, la del quemado o la del tinte. Hay que tener cuidado y, por supuesto, hay que tratarlas antes del lavado ya que, si no se hace, se van a quedar donde estaban.
Por último, habrá que tener en cuenta que, según el tipo de sustancia con la que se ha manchado, así será su tratamiento.

Fuentes:

CONSEJOS PARA LIMPIAR EL SUELO DE TU HOGAR SEGÚN SU MATERIAL https://www.wayook.es/blog/de-limpieza/consejos-limpiar-suelo-hogar-segun-material/

Foto: Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu