• Buscar
×

¿Cómo saber si gustas a un hombre?

¿Cómo saber si gustas a un hombre?

Te acabas de apuntar al gimnasio y todavía no has tenido tiempo ni de mirar bien las instalaciones, pero el monitor es muy simpático ¿verdad? No, por norma general, las mujeres no solemos ir al gimnasio a ligar. La idea de ir sin maquillaje y sin tacones a más de una le echa para atrás, pero a veces no podemos evitar hablar con el chico que nos gusta.

Índice

Señales de que un hombre pueda estar interesado en ti

Y sí, puedes estar tranquila, probablemente no seas la primera ni la última en fijarse en un chico del gimnasio… o en su monitor. Normalmente, los monitores son muy agradables e intentan estar pendientes de todo y de todos, y claro, a veces una se confunde… ¿o no? El caso es que ya lleva varios días diciéndote lo guapa que estás (y eso que vas sin maquillar) y preguntándote si vas a ir o no la semana que viene al gimnasio.

Los primeros días puedes pensar que menudo monitor más majo te ha tocado, pero a medida que pasan las semanas y cogéis más confianza, él es cada vez más cariñoso, siempre que te ve se acerca a saludarte, te pregunta qué tal ha ido tu semana y claro, comienzas a pensar que algo le gustas y sí, ¡él no está nada mal! Se lo cuentas a tus amigas y, por supuesto, te llenan la cabeza de pajaritos y ya no sabes qué hacer… Recuerda que a veces es mejor no contárselo a nadie porque tarde o temprano llegan las inseguridades.

Que seguro que tiene novia, que si es mayor, que es el monitor del gimnasio, etc. Miles y miles de frentes abiertos que, aunque no lo creas, de algunos puedes ir obteniendo algo de información antes de tirarte a la piscina. De hecho, hay millones de indirectas que podrán ayudarte a descubrir si está soltero o no, saber cuántos años tiene o qué hace en su tiempo libre… y que al fin y al cabo son las preguntas más importantes antes de tener “una primera cita” porque eso de meterse en una relación de tres… mejor evitarlo.

Después, una vez sepas su edad y tengas claro que no tiene nada con nadie, tendrás que averiguar si tú a él también le gustas, pero ¡tranquila! porque puede ser muy fácil. Actualmente, las redes están muy de moda tanto para el entretenimiento y el ocio propio como para el mundo laboral, y como no queda demasiado bien que le pidas el Facebook así, a bocajarro, a tu monitor, podrás aprovechar cuando ellos mismos en el gimnasio decidan hacer fotos para subirlo a las redes o algún video en el que aparezcas, y ¡morirte de ganas porque te lo pasen y subirlo tú también!

Quizás, si él ya te ha echado el ojo, sea el primero en decirte que te las puede pasar por Whatsapp. ¡Bingo! Pero tranquila, como esto no siempre sucede, quizás tengas que esperar a dar tú el primer paso y lanzarte. Eso sí, si no tiene ningún problema en dártelo, y después de pasarte las fotos te vuelve a hablar con cualquier excusa, no tiene novia, le gustas y ¡lo tienes en el bote! Aunque está claro que a veces es normal seguir dudando, pues puede ser igual de majo con todas porque su trabajo también lo requiere pues está cara al público.

Pero el caso es que, si él te ha seguido hablando después de varios días, algo hay, y aunque todavía no te haya propuesto salir a ningún sitio a tomar algo (puede que a él también le dé corte) tienes dos opciones: un poco de paciencia o tú misma proponerle un plan, ya no estamos en la época de nuestros abuelos y nosotras también podemos dar el primer paso. Además, si le gustas no podrá rechazarte.

¡Ha llegado el día!

Olvídate si lo propusiste tú al final o él se organizó la semana y te dijo de quedar en cuanto tuvieras algún hueco libre. Si es así, le gustas. Es cierto que en una primera cita nunca podrás saber hasta qué punto, pero para eso estás empezando a conocerle. De hecho, una gran mayoría de chicos te regalan los oídos y están como locos por verte desde el principio, pero luego son los peores…

Es posible, además, que, si este chico es algo mayor, ya tiene un trabajo estable y vive solo… tenga un tiempo más limitado. Hay determinados factores que influyen en nuestras vidas a la hora de empezar a conocer a alguien y las responsabilidades son necesarias y también requieren tiempo extra. Por eso es importante aprender a gestionarse adecuadamente. Pero sobre todo tener en cuenta que, si alguien quiere verte, aunque sea un ratito, podrá hacerlo. Eso sí, si siempre busca excusas o lo ves con otras…lo mejor es que te olvides de él porque ¡no le gustas!

Y sí, está claro que al principio es normal sentir algo de pánico, pues actualmente son muchas las personas que prefieren no atarse a nada y vivir sin compromisos ni ataduras y, por supuesto, están en todo su derecho, pero cuando te gusta alguien resulta más difícil de comprender porque, aunque tú también le gustes, puede que no quiera “nada serio”.

Por eso, lo mejor es que te asegures antes, y si ya llevas varias citas y te gusta de verdad, indagues un poco y descubras si es de los que prefiere estar a su bola, o si tú también le gustas a él y no tiene miedo a intentarlo. Vale, está claro que uno nunca sabe lo que puede pasar cuando conoce a alguien así de buenas a primeras, pero mejor prevenir que curar, y si tú eres sincera y hablas claro desde el principio todo será mucho más sencillo. Recuerda que para todo el mundo la palabra gustar no tiene el mismo significado y los sentimientos a veces nos pueden jugar malas pasadas, aunque como dicen algunos “de los errores se aprende”.

¡Suerte!

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar