• Buscar
×

Cómo pedir que sea tu novio

Cómo pedir que sea tu novio

¿Llevas varios días quedando con un chico de manera informal pero quieres pedirle que se convierta en tu novio? ¿Estás loca por un chico y no sabes cómo decirle que quieres salir con él? Aquí van algunos consejos que pueden ayudarte, aunque lo más importante, siempre, es sentir seguridad en ti misma.

Índice

Dile lo que sientes

Las relaciones actualmente son más abiertas y libres que cuando nuestros padres eran jóvenes. Entonces, lo normal era pedirle salir a alguien antes de tener una cita, pero hoy nos encontramos con muchas parejas que se lían de manera ocasional pero que no tienen una relación exclusiva ni seria. Por eso, cuando uno de los dos quiere que esa relación se convierta en algo más, puede no resultar nada sencillo.

Si tienes claro que ese chico es especial para ti y que sientes por él algo muy intenso, entonces no lo dudes y dile lo que sientes. Por supuesto, antes de nada debes tener claro que realmente quieres estar solo con él, y que no lo haces solo por la presión de los demás a comprometerte y tener por fin una relación seria. Debes ser tú la que decidas y elijas que es momento de tener una relación monógama seria.

El tiempo que lleves quedando con él no es importante a la hora de pedirle que sea tu novio o no, sino el tipo de relación que hayáis tenido en este tiempo. No es lo mismo que solo os hayáis visto un día tomando una copa en un bar (puede parecer precipitado) a que llevéis meses viéndoos casi a diario.

Antes de lanzarte, es buena idea que estudies cómo será su reacción, para que estés preparada. Piensa en cómo te trata, cómo te habla, si le gusta quedar a menudo contigo o te pone excusas para no quedar casi nunca… Es importante que tengas claro si él siente lo mismo que tú o no para no llevarte un chasco. Y, si no lo tienes claro pero aun así quieres lanzarte, no lo dudes, en amor es siempre mejor ser rechazado que quedarse con las ganas.

Planifica el momento

Una vez lo tengas claro, planifica el momento y el sitio ideal para hablar con él. Lo mejor es que lo hagas un día que tengáis mucho tiempo por delante y que no andéis con prisas. Busca un sitio tranquilo donde podáis hablar a salvo de miradas y oídos indiscretos. Si es un sitio especial para ambos, mejor. Debe ser además un día que estéis solos, no lo hagas si habéis quedado con más amigos. No se lo pidas cuando esté estresado o preocupado.

Si estás muy nerviosa, practica antes de hablar con él delante del espejo o de un buen amigo y ten claro lo que quieres decirte, no vayas a liarte cuando empieces a hablar con él y acabes diciéndole algo totalmente diferente.

Busca el momento oportuno. Quizá cuando haya un silencio o cuando estéis en plan romántico. Es mejor que no esperes al final de la cita, no sea que te quedes sin tiempo o al final te arrepientas y no lo hagas. Cuenta hasta 10 y empieza.

Puedes decirle lo primero lo especial que es para ti, lo bien que os lo pasáis juntos y lo importante que ha sido este tiempo que habéis pasado juntos. Si te sonríe y afirma, vas por buen camino. Si pone caras raras o parece nervioso, puede que no esté preparado para una relación seria.

Explícale lo que sientes por él ahora mismo y lo que buscas, es decir, una relación de exclusividad más seria, que implique un “noviazgo”. Puedes preguntarle directamente qué quiere él, si quiere ser tu novio o no, o hacia dónde piensa que va vuestra relación.

Y ahora llega el tan temido momento: su respuesta. Si te dice que sí, que siente lo mismo y que quiere ser tu novio, todo será felicidad y amor. Pero si te dice que no, puede haber dos opciones: que no quiera seguir contigo y quiera acabar ya mismo con cualquier tipo de relación; o que no esté preparado todavía para hacerlo más serio y formal por miedo al compromiso pero no quiera perderte y quiera seguir saliendo contigo. En el primer caso no hay mucho más que hacer, aceptar la ruptura e intentar pasar página. En el segundo caso tienes que valorar si le quieres tanto que no te importa esperar y seguir así para darle más tiempo para que esté preparado para comprometerse un poco más, o crees que ese momento nunca llegará y es mejor dejarlo ahora para no seguir sufriendo. Analiza tus sentimientos y los suyos antes de tomar cualquier decisión. Y si te parece que está interesado, puedes ir gradualmente, y con calma, llevándole a tu terreno para que, en unos meses, se comprometa de verdad contigo.

Formas bonitas de pedirle que sea tu novio

En cuanto a la forma y el lugar concretos para hacerlo, estas son algunas posibilidades llenas de romanticismo y originales:

1- Haz una romántica playlist con vuestras canciones favoritas o aquellas que os recueden a momentos especiales juntos y, en medio, graba un mensaje en el que le pidas salir.

2- Invítale a una comida o cena romántica en tu casa. Prepara una comida especial y déjale una notita en su plato o, directamente, díselo en el mejor momento.

3- Si es muy cinéfilo, nada mejor que llevarle a ver una película al cine y, en las entradas, escribe la pregunta.

4- Si le gusta leer, regálale o préstale un libro y deja en la primera página una nota con al gran pregunta, ¿quieres ser mi novio?

5- Id de paseo y, en algún árbol o banco del recorrido, deja un cartel con la pregunta y dile claramente que quieres saber la respuesta.

6- Escríbelo en tu camiseta y, cuando llegue el momento, quítate la sudadera o jersey y deja la pregunta al aire.

7- Haz un bonito acrtel con una foto juntos y la pregunta de si quiere se tu novio y colócalo en un sitio especial al que os guste ir. 

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar