¿Cómo pedir la baja por ansiedad?

En Salud, Trabajo
Migraña
Comparte en:

En algún momento de nuestra vida, ya sea por el estrés, un exceso de nerviosismo o un temor hacia algo o alguien, algunas mujeres podemos sufrir ansiedad. Esta se caracteriza por una serie de síntomas variados como la aceleración brusca del pulso, mareos, sensación de falta de aire, sudoración repentina, hormigueo en las piernas, etc.

La ansiedad es una emoción, una respuesta normal o adaptativa que prepara al cuerpo para reaccionar ante una determinada situación de emergencia. Es algo relacionado con la supervivencia, el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad. Es la respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos internos o externos, que son percibidos por el individuo como amenazantes o peligrosos.

Siempre y cuando todos estos síntomas que conlleva la ansiedad no estén fuera de control, nos ayudarán a mantenernos completamente concentradas y a afrontar los retos que nos vayan surgiendo. Sin embargo, a veces, la ansiedad se convierte en un trastorno, pues se presenta de manera desproporcionada, intensa y moderada, y sin motivo aparente. La ansiedad puede, en ocasiones, funcionar de manera alterada produciendo problemas de salud, y que, en vez de ayudar, acabe paralizándonos.

Los trastornos por ansiedad son, en su conjunto, la enfermedad psiquiátrica más frecuente y requieren de ayuda especializada. Pueden ser fruto de diferentes factores, pero, ante todo, lo más importante es conocer de donde provienen. Saber su causa primera nos ayudará a solucionarlos, prevenirlos o controlarlos de la manera más adecuada posible. Y una vez logrado esto, tendremos que aprender la manera de superarlo para librarnos de ellos.

Pero la ansiedad puede alargarse en el tiempo, y por este motivo, son muchas las mujeres que necesitan pedir la baja laboral. De hecho, el trastorno por ansiedad es una de las causas principales por las cuales un individuo tiene que dejar de lado sus funciones laborales. En algunos sectores de trabajo, este tipo de bajas es algo bastante común.

¿Qué es una baja laboral por ansiedad?

Las bajas laborales por ansiedad presentan las mismas características y criterios que el resto de bajas. Es decir, el padecimiento de una determinada patología que resulta incompatible con el desempeño de una actividad laboral.

La baja laboral por ansiedad se concede cuando una determinada persona presenta una condición psicológica que resulta patológica y que le impide realizar adecuadamente las tareas pertinentes en su puesto de trabajo.

¿Me la concederán?

Esta pregunta se la formulan miles de mujeres en todo el mundo y la respuesta es variable. Es cierto que, en muchas ocasiones, por una u otra razón, queremos conseguir la baja en el trabajo sea como sea, y no, no se conseguirá por una “pequeña crisis”.

El requisito básico para plantear dicha baja laboral por ansiedad consiste en la experimentación de signos y síntomas ansiosos intensos. Cuando nos encontramos ante un estado ansioso elevado, lo más aconsejable es acudir a los servicios médicos para realizar una previa valoración del estado.

No obstante, la repercusión tanto a nivel personal como a nivel profesional que generen determinados síntomas ansiosos sí será un factor importante para conseguir la baja por ansiedad. Es decir, cuando estos síntomas repercutan de manera muy negativa en nuestra calidad de vida y en nuestro desempeño laboral.

¿Quién lo determina?

Será siempre un profesional médico quien determine la tramitación de una baja por ansiedad al igual que sucede con distintos tipos de patologías.

Existen factores que, por sí solos, suelen señalar la necesidad de una baja por ansiedad. Sin embargo, y aunque estos sean bastante útiles de una manera orientativa, la valoración final será efectuada por el profesional correspondiente.

Principales trastornos que pueden motivarla

Es cierto que el diagnóstico de un determinado trastorno de ansiedad suele motivar la baja laboral. Sin embargo, este puede estar sujeto a diversas variaciones determinadas por el profesional médico.

A pesar de todo, los principales trastornos de ansiedad que pueden motivar la tramitación de una baja laboral son el trastorno obsesivo compulsivo, el trastorno por estrés post-traumático, alguna fobia específica o un ataque de pánico con o sin temor obsesivo a los espacios abiertos o descubiertos (agorafobia).

¿Cómo evitar que la ansiedad derive en depresión?

Aunque no tienen nada que ver, pues se trata de dos trastornos diferentes, la ansiedad sí puede derivar en depresión. Ambos conceptos están íntimamente relacionados.

Pueden darse al mismo tiempo, y cuando sucede es fundamental saber qué trastorno apareció antes y tratarlo primero.

Para evitar, por tanto, que la ansiedad se convierta en depresión hay que tratar esa ansiedad. ¿Cómo? Consultando a un especialista, psicólogo o psiquiatra.

La consulta con alguno de estos profesionales será el primer paso para poder acabar con la ansiedad y ganar en calidad de vida.

 

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu