¿Cómo hablar de tus defectos en una entrevista de trabajo?

En Trabajo
Trabajar en equipo
Comparte en:

Si vas a tener en unos días una entrevista de trabajo deberás tener en cuenta que las preguntas trampa están aseguradas. En muchas ocasiones, los jefes intentan hacer una serie de preguntas para “pillarte en algo”, o quizás que salgan a la luz algunos defectos el ámbito laboral. ¿Se los dirías? Quizás salgas ganando tú si eres honesto…

¿Por qué quieren nuestros futuros jefes saber nuestros defectos en una entrevista de trabajo? Quizás no quieran saberlos todos, o tú seas el que no quiere… pero, de manera consciente o inconsciente, todos nosotros sabemos cuáles son nuestras virtudes y nuestros defectos al trabajar. Cada individuo ha recibido una formación bastante similar en el ámbito laboral específico porque ha estudiado lo mismo, pero cada persona tiene su propio carácter y personalidad. ¿Qué harías tú? ¿Serías lo suficientemente honesto? Maquillar los defectos hasta que puedan convertirse en virtudes, o eso es al menos lo que haría la gran mayoría, pero tienes que saber cuanto antes que esto es un error muy pero que muy grande ¡y que los jefes de hoy en día se las saben todas!

Y sí, no cabe duda de que debes demostrarles que reúnes todos los requisitos, características y buenas virtudes que tienes a los que podrían ser el día de mañana tus futuros jefes, y tanto personales como profesionales para que te permitan posicionarte por encima del resto de candidatos. La gran mayoría, además, intentará no sacar ningún punto débil ni ningún defecto para “quedar bien y que les cojan a ellos”, pero no hagas tú lo mismo. Sé honesta y saca a la luz algún que otro punto débil que tengas, pero, sobre todo, que tenga que ver con la entrevista que te están haciendo.

Y evita mentir. Las mentiras tienen las patas muy cortas, así que intenta no decir en tu nuevo trabajo que anteriormente nunca te habían despedido (si no es verdad), que nunca llegas tarde (porque te podrán pasar mil cosas en un solo día que justamente provoquen que justo el primer día llegues tarde…), que tienes claras tus prioridades y que la primera de ellas es la empresa o que incluso estás dispuesta a hacer cualquier cosa y que no te importa hacer un poco de todo en tu puesto. Antes de mentir, por favor, piensa bien lo que vas a decir porque ya sea por la presión o por cualquier otro motivo, las mentiras en una entrevista de trabajo dejan mucho que desear de los trabajadores y, además, representan también algo muy negativo totalmente en contra de las oportunidades del candidato.

¿Quieres conseguir una entrevista de trabajo perfecta?

Lo primero que has de tener en cuenta es que una entrevista individual es el paso clave dentro de un proceso de selección, ya que hasta aquí solamente llegan los candidatos mejor posicionados para desarrollar el trabajo en cuestión. En segundo lugar, ser consciente también de que, por norma general, y se trate del tipo de entrevista que se trate, normalmente el entrevistador es quien va a seguir una serie de pautas a la hora de hacer la entrevista, sobre todo en las preguntas de tipo directo en las que se te pedirán datos concretos. Antes de centrarte en lo que va a hacer o no el entrevistador (a veces podrá cambiar de opinión) piensa en lo que tendrás que hacer tú para intentar conseguir que la entrevista salga lo mejor posible.

Intenta, en primer lugar, aprenderte un poco más tu currículo si no te lo sabes bien, o si has mentido aquí también…No, no será necesario que te aprendas datos y fechas exactas, sino simplemente estar preparada por si profundiza algo más en ellas. ¿Por qué elegiste esto? ¿En qué materias destacaste?, etc. No quieren saber de qué año a qué año estudiaste en la Universidad, o si te fuiste de Erasmus, pero sí por qué elegiste ese grado ya que les podrá ayudar a darse cuenta de por qué motivo quieres realmente entrar en su empresa.

Antes de acudir a la entrevista presencialmente, infórmate bien sobre la empresa. Es primordial saber cómo es, qué tipo de empresa es, a qué se dedica realmente, etc., mucho antes de ir. ¿No querías ese puesto? ¡Demuéstralo! Además, si te preparas bien podrás responder a todas las preguntas que tu futuro jefe pueda llegar a hacerte y también a muchas de las preguntas trampa, que tan habituales son… Pero eso sí, siempre con solvencia y tranquilidad e intentando llevar la entrevista al punto donde quieres para destacar tus puntos débiles y tus puntos fuertes. En muchas ocasiones los nervios pueden traicionarnos así que lo mejor será que tengas claras ciertas cosas.

Atención a las preguntas trampa

Las preguntas trampa hay que aprendérselas un poquito para que no te quedes a cuadros cuando te hagan alguna. Además, ten en cuenta que dudar o mostrarse algo dubitativa en una entrevista de trabajo deja bastante que desear. ¿Por qué correr ese riesgo? Evidentemente los jefes no están para tonterías, y mucho menos deberías estarlo tú si lo que realmente deseas es encontrar un trabajo, demostrar que puedes con él y que vas a darlo todo por dejarlo claro. Pon atención porque estas son algunas de las preguntas trampa que pueden hacerte en tu próxima entrevista de trabajo.

¿Qué te gusta de nuestra empresa? Esta pregunta suele ser muy habitual porque, así de buenas a primeras, puede resultar demasiado sencilla, pero ¿realmente lo es? Lo normal en estos casos sería elogiar a la empresa, soltar algún par de palabras amables y ya. Sin embargo, lo ideal sería dejar bien claro que conoces la empresa bastante y que tienes un verdadero interés por trabajar ahí.

¿Cuánto tiempo esperas estar trabajando en esta empresa? El máximo posible será la única respuesta acertada, sí. Recuerda que a los jefes no les gusta arriesgarse demasiado por alguien que se va a marchar o que no vaya a comprometerse realmente con su trabajo.

¿Dónde quieres trabajar realmente y en qué puesto? Sí, sin duda otra de las preguntas trampa que podrá hacerte. ¿A qué dudas a la hora de contestar? No caigas en esta pregunta como le pasa a la mayoría de la gente, limítate simplemente a contestar que en su empresa y en el puesto que requerían cuando te llamaron.

¿Has conseguido algún logro profesional? Esta es, quizás, una de las favoritas para muchos de los jefes que se pasan el día haciendo entrevistas buscando al candidato perfecto para su empresa. Por norma general, se trata de una pregunta que suele hacer dudar, y mucho, a algunos de los candidatos preseleccionados, así que ten cuidado y piensa en algún logro positivo que conseguiste, por ejemplo, en tu anterior puesto de trabajo. Eso sí, nada de quedarse en blanco ni de dudar. Podrías perder bastante credibilidad, así que ten confianza en ti misma y resalta algo. ¡Les encanta!

Con esto al menos ya tienes parte de la tarea hecha, pero recuerda que en esta vida siempre hay que ser algo precavida, aunque mucho más en una entrevista de trabajo ¿no?

Fuentes:

Cómo hacer la entrevista de trabajo perfecta https://entrevistadetrabajo.eu/

También te interesará...

Qué comer para ganar masa muscular

Cambios en un mes de gimnasio

Comparte en: ¿Llevas un mes en el gimnasio y todavía no has notado ningún cambio? Está claro que en

Read More...
Alcanzar el éxito

¿Cómo ser carismática?

Comparte en: El carisma es la cualidad o el don natural que tiene una persona de atraer a los

Read More...
Beneficios de subir escaleras

Beneficios de subir escaleras

Comparte en: Subir escaleras es un ejercicio muy completo que nos ayuda, sobre todo, a tonificar las piernas y

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu