¿Cómo hablar de dinero con tu pareja?

En Relaciones
Problemas financieros en la pareja
Comparte en:

El dinero es un punto muy importante en la vida de las personas, pero hablar sobre el mismo muchas veces está considerado de mal gusto o fuera de lugar. Sacar este tema con tu pareja es indispensable para que la relación funcione bien, además de ser una manera de mostrar confianza hacia la otra persona y mostrar compromiso en una relación con vistas de futuro.

La comunicación es la clave para poder hablar sobre este tema, además de ser un pilar básico en cualquier relación sana. En el año 2017 había en España un total de 173.626 matrimonios según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Uno de los principales motivos de divorcio en nuestro país es la falta de comunicación por ambas partes, todo esto sin contar a las parejas que no están registradas oficialmente ni como pareja de hecho ni como matrimonio.

Cuando la relación ya está asentada y se plantea comenzar una vida en común es un momento idóneo para hablar sobre las finanzas, aunque no el único. Las personas que comienzan una vida en pareja de manera seria y estable suelen terminar siendo “socios financieros”, por ello conocer la situación económica de tu pareja, así como que tu pareja conozca la tuya, es preciso para comenzar con buen pie esta nueva etapa.

Existen algunas maneras para sobrellevar de manera más sencilla el momento de la “gran charla”; según Jean Chatzky, periodista experta en finanzas, existen cuatro premisas básicas para conversar cómodamente sobre dinero con tu pareja.

Uno de los primeros consejos que da es el de ser consciente con uno mismo sobre cómo se siente con el tema económico. No todo el mundo ha vivido la misma situación económica en su vida, algunos siempre han gozado de cierta protección, ya sea por parte de sus padres u otra persona y, por otro lado, están las personas que siempre han sido económicamente más independientes y se han ganado su dinero. Por lo que se entiende que a unos les costará más que la otra persona dependa también de sus ingresos y a otros les será más complicado llevar las riendas económicas del hogar.

Otro punto importante para sacar el tema es que sea en un momento económico normal, es decir, no hay que esperar a encontrarse apurado económicamente o con la cuenta en números rojos para hablar con tu pareja sobre esto. La intención es que la charla sea en un ambiente distendido y que no se convierta en un campo de batalla. Además, la confianza con la pareja aumenta cuando se hablan de estos temas serios de manera normalizada.

También hay que tener en cuenta que existe la necesidad de expresar las preocupaciones financieras a la pareja. En muchas ocasiones, esto dará pie a que negociéis entre vosotros y os planteéis formulas sobre cómo manejar el dinero, consiguiendo formar un vínculo en común que reforzará la relación.

En un último caso se aconseja invitar a una tercera persona para ayudar a tener la charla financiera. Por lo general, los expertos en relaciones aportan neutralidad y tranquilidad en estos casos, además de consejos, aunque lo mejor siempre será intentar tener esta conversación a solas con tu pareja, al fin y al cabo, si hay confianza y un entendimiento suficiente no debería suponer un problema mayor.

Varios estudios han desvelado que, en general, la actitud financiera de cada persona viene dada por la influencia de sus padres. Las personas solemos imitar las actitudes con las que crecimos, así que si creciste en un hogar donde se hablaba de dinero sin tapujos no sentirás problemas a la hora de hacerlo tú, por el contrario, si nunca se habló de la economía en casa te resultará más complicado sacar el tema.

Una de las claves importantes para tener esta conversación con tu pareja es la de evitar problemas en el momento de llevar una vida en común, es decir, evitar errores y dejar claras las intenciones desde el primer momento. Algunos de los errores más comunes y que hay que tener en cuenta en cualquier pareja serían:

– Dejar que uno lleve la mayor carga económica.

– Tener en cuenta que la manera que tenga de gastar cada uno va a afectar a la otra persona.

– Las diferentes personalidades siendo uno muy derrochador y el otro un ahorrador.

– Los diferentes imprevistos económicos que siempre pueden surgir.

– Y, por último, hablar una única vez de dinero.

Las situaciones en las que se vive cambian constantemente, una mudanza, un viaje, un cambio de trabajo, etc., son ocasiones en las que la economía cambia y es necesario hablar con tu pareja de ello. Si no es un tema que salga con facilidad, pero ambos estáis comprometidos con la causa, establecer un “calendario de charlas” es una buena manera de ponerse un objetivo para hablar del tema, aunque sea un par de veces al año.

Llevar las finanzas con tu pareja va a depender de cada relación, por ello es indispensable comunicarse y llegar a acuerdos con los que ambas partes se encuentren cómodos. Al final, mientras más os comuniquéis y habléis del tema más confianza tendréis el uno en el otro y vuestra relación saldrá reforzada y evitaréis rencillas innecesarias.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu