¿Cómo hablar de celos con tu pareja?

En Relaciones
Cómo hablar de los celos en pareja
Comparte en:

Si lleváis poco tiempo juntos es normal que todavía no hayáis hablado de los celos, pero, a medida que va pasando el tiempo, os sintiréis cada vez más a gusto juntos y todo fluirá a la perfección, a la vez que los miedos, las inseguridades e incluso los celos también se irán incrementando. Es inevitable a veces sentir esos miedos cuando nuestros sentimientos van cada día a más, pues no queremos que nuestra relación termine en el caso de que, por ejemplo, pueda aparecer una tercera persona.

Y sí, está claro que al igual que se revolucionan las maripositas del estómago cuando estamos en plena fase del enamoramiento, también se revolucionan las ganas de acabar con esos celos horribles que no nos dejan muchas veces ni respirar. Probablemente, además, tu pareja no haya hecho nada para que tú estés tan celosa, pero el miedo y la inseguridad hace que lo estés (y seguramente, además, sin motivo alguno).

Los celos son la respuesta emocional que surge cuando la persona recibe una especie de amenaza hacia algo que considera propio, aunque comúnmente se denomina así a crear una posibilidad que induce sospecha o inquietud de que la persona de la que uno esté enamorado preste atención en favor de otra generando cierta incomodidad. Son la emoción que surge por querer poseer en exclusiva a la persona amada o querida, pero, al igual que la envidia, tiene el mismo motivo: la necesidad de poseer, que en exceso puede ser bastante perjudicial y dañino. El individuo celoso lo que va a hacer es manifestar su miedo a perder su posesión porque no quiere que absolutamente nadie se lo quite. No obstante, todas las personas deberían tener claro que su pareja no es de su propiedad.

También se acepta que los celos son solamente una manifestación del amor porque también pueden ser positivos mientras se respeten las normas aceptadas por la pareja. Sin embargo, la cosa no suele quedarse ahí. El celoso se siente mal cuando imagina o ve a su pareja con otras personas. Siente ansiedad y nerviosismo cuando esto sucede. Es frecuente, además, que se menosprecie y por ello tenga el miedo de que su pareja a se va a ir con otro. Además, el celoso va a actuar motivado por la desconfianza, se va a negar a salir con otras personas y también se va a enfadar con su pareja si esta comparte tiempo con otras personas, y no con él. Para superar ese celo, el primer paso es reconocerlo, es decir, saber cuándo uno está siendo realmente celoso y, sobre todo, darse cuenta de si lo está haciendo sin un motivo aparente.

Ante esto, es fundamental que hables con tu pareja. Recuerda que lo más importante antes de tener pensamientos celosos es hablar con ella, pero sobre todo comunicarle lo que realmente está pasando por tu cabeza y exponerle el porqué te sientes o te has llegado a sentir así en un determinado momento. De esta manera será mucho más sencillo superar el problema juntos. Además, nadie es adivino y seguramente ni siquiera él sea consciente de tus celos y mucho menos del porqué se han originado en tu cabeza y pensamientos.

Además, la comunicación con la pareja es una de las bases de cualquier relación junto a la confianza ¿o ya se te había olvidado? Y, a veces, aunque es importante, también se cometen muchos errores cuando nos comunicamos con ella como, por ejemplo, imponer nuestro criterio creyendo que nuestro punto de vista siempre es mejor que el de nuestra pareja, expresar defectos y quejas de la pareja con frecuencia, querer que la otra persona sea como queremos nosotras, no interesarse por sus puntos de vista o creencias, no dejar que se exprese, dar por hecho lo que va a decir e interrumpirla constantemente y manipular para lograr lo que uno desea.

El resultado de todas estas pautas erróneas de comunicación lo único que hace es debilitar la relación hasta el punto de la ruptura en muchos casos, y es por eso por lo que resulta tan importante prestar atención a la forma y al modo que tenemos de comunicarnos. Si nos dejamos de comunicar nuestra relación va a ser un auténtico fracaso, y los celos incluso irán a mayores porque si uno deja de hablar y comunicarse también termina desconfiando de esa persona con la que ya prácticamente ni habla ni se sincera nunca. Y, en el caso de que sí lo hagas, y diariamente, hazlo también si llegan a surgir celos por tu parte para que, en caso de que así sea, poder solucionar cuanto antes el tema sin dejar que vaya a más y mucho menos si no hay motivo real para la película que se ha montado en tu cabeza.

Finalmente, ten en cuenta también que debes aceptarte y quererte tal y como eres. Además, tener celos puede ser una señal de que te sientes insegura, así que también no volcar los celos con tu nueva pareja si te hicieron daño, por ejemplo, en relaciones anteriores. Esto no tiene por qué volver a pasar y, de hecho, si pasara siendo tan celosa tampoco vas a hacer que no pase, es más, será mucho más probable que lo provoques porque los celos excesivos agotan a cualquiera. Evítalos y, sobre todo, siéntete segura de lo que eres, quiérete y quiérele también más a él cada día.

¿Qué pasa cuando tu novio es el celoso compulsivo?

En realidad, la manera “bonita”, por decirlo de alguna manera, es que nuestra pareja es algo celosa. Sin embargo, cuando los celos llegan a ser excesivos, no son precisamente celos “o esos celos algo naturales e inevitables”, sino más bien un trastorno que tiene nombre. Cuando uno sufre celotipia es porque en realidad está sufriendo un trastorno psicológico que surge en personas extremadamente celosas y posesivas. Un trastorno delirante de tipo celotípico que se conoce como el Síndrome de Otelo. Pero ¿qué es? ¿Cómo actuar ante él?

El Síndrome de Otelo es un tipo de trastorno delirante en el que la persona está convencida de que su pareja le es infiel sin que haya un motivo que lo justifique. Este aparece ante un hecho aparentemente banal que la persona interpreta como sospechoso y sobre el que posteriormente se construye un sistema de creencias buscando e interpretando datos que parecen apoyarlas.

Unas creencias sobre la posible infidelidad que además suelen provocar que la persona tenga un elevado nivel de control sobre las actividades de la pareja, llegando a espiar sus conversaciones y sus actos simplemente “para confirmar sus sospechas”. Los delirios son sistematizados, es decir, que a pesar de que no haya pruebas ni motivos que puedan provocar esos pensamientos, las ideas en sí presentan una cierta lógica y coherencia que hace que sean plausibles. Y es por ese motivo, además, por el cual puede resultar complejo hacer ver que se trata de creencias que no circunscriben a la realidad.

Probablemente la mejor opción sea en ese caso que tú, si eres una persona medianamente normal con una estabilidad emocional adecuada, abandones a tu pareja porque esto va a acabar contigo, y también con tu carácter y personalidad. Ten en cuenta que resulta muy, pero que muy complicado tener que lidiar con una situación de este calibre en la que, además, solamente tú vas a salir perdiendo porque entrarás poco a poco en una espiral de la que será cada vez más difícil salir.

No hay motivos de ningún tipo para que tu pareja esté celosa hasta llegar a puntos tan extremos. Si la situación sigue, todo empeorará y la única que lo acabará sufriendo serás tú, que dejaras de ser eso, tú, y te alejarás también de las personas que él quiera y cuando quiera. Analiza bien la situación, habla con él y pon fin a esta relación tan tormentosa que lo único que va a hacer es convertirte en una persona que no eres y ser una infeliz toda la vida.

Fuentes:

“Celotipia: el trastorno de los celos patológicos” https://psicologiaymente.com/clinica/celotipia-celos-patologicos

“Cómo no sentir celos” https://better2you.com/como-no-sentir-celos

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu