• Buscar
×

Cómo eliminar el estrés en vacaciones

Cómo eliminar el estrés en vacaciones

El momento más deseado para todos son las ansiadas vacaciones de verano. En este tiempo debemos relajarnos y descansar de todo el año trabajando y atendiendo a nuestras obligaciones. Sin embargo, en muchas ocasiones no las disfrutamos como merecemos. ¿Qué podemos hacer para sacarle el máximo beneficio a nuestras vacaciones?

Índice

¿Estrés en vacaciones?

Lo que más necesitamos para recuperarnos en cuerpo y mente son unas vacaciones que nos solucionen y liberen de nuestro estrés acumulado durante todo el año. Para ello, debemos saber cómo hacerlo encontrando la calidad de nuestro tiempo libre e impidiendo que se vuelva en nuestra contra debido a nuestra costumbre de darle muchas vueltas a las cosas.

Tampoco hay que pensar en el trabajo, mirar el correo laboral o contestar llamadas de curro, para evitar el estrés hay que desconectar de todo.

Y, por supuesto, elegir bien la compañía y el destino. 

Consejos para evitar el estrés en vacaciones

Aquí va una lista de 10 propósitos que tienes que cumplir para sacarle el máximo partido a tus vacaciones y disfrutarlas como te mereces:

1. En primer lugar, no pienses que el dinero te puede arruinar las vacaciones. Para evitar que se cumpla, anticípate a los gastos, planifícate y gestiona el dinero que dispones para que no suponga ningún quebradero de cabeza que pueda alterar el ritmo de nuestro tiempo de relax. Como recomendación, puedes guardar en una hucha durante todo el año un pequeño porcentaje de tu sueldo de cada mes. Y comprueba el presupuesto con el que cuentas antes de contratar las vacaciones.

2. No hagas un plan estricto de tu tiempo de ocio, puesto que te puede generar ansiedad si no logras tu objetivo.

3. Si tienes problemas al regreso de las vacaciones en cuanto a adaptación laboral y otras obligaciones, las escapadas cortas también podrían ser una buena opción.

4. No te autoexijas. Debes tener en cuenta que las vacaciones deben servir para descansar y desconectar y, por ello, tienes la obligación de que se cumplan los planes que te apetezca hacer.

5. El consejo que seguramente habrás escuchado más veces es que seas positivo y abierto de mente. Te será útil para no frustrarte y disfrutar del deseado verano.

6. Utiliza buenas palabras y sé comprensiva cuando converses con tu familia y pareja. Se ha visto reflejado en diferentes estudios que durante el verano y en el último trimestre del año es el tiempo dónde se producen más divorcios y separaciones. Por regla general, durante las vacaciones pasamos más tiempo con la familia o la pareja, por lo que los roces pueden tender a aumentar. Intenta no imponer tus planes, tener paciencia y dialogar.

7. La aceptación. Tienes que asumir que en las vacaciones no todo es positivo y que puede aparecer un factor que no sea de nuestro agrado, como la lluvia o la aparición de alguna enfermedad.

8. Conéctate contigo mismo para disfrutar de cada momento. Olvídate de las tecnologías y temas laborales.

9. Come bien. Si ingieres en las comidas alimentos saludables, lo verás reflejado notablemente de forma positiva en tus vacaciones.

10. Por último, no olvides de ejercitar tu mente a través del cuerpo. Practica cualquier deporte porque contribuye a que mejoremos nuestra vitalidad y positividad. Asimismo, nos ayudará a que nos adaptemos con mejor humor a la vuelta y aportándonos la energía necesaria.

Riesgos de padecer estrés

El estrés crónico, es decir, el que dura un tiempo prolongado de semanas o meses es muy perjudicial para la salud, pudiendo causar:

- ansiedad

- irritabilidad

- dolores de espalda

- boca seca

- insomnio o problemas para dormir y descansar

- hipertensión arterial

- sobrepeso u obesidad

Estos problemas, a la larga, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades más graves como cardiovasculares, cerebrovasculares, diabetes, cáncer… Por eso, es importante librarse del estrés en cuanto lo notamos. Y no llevarnos ese estrés con nosotros de vacaciones, ya que esta es la época en la que se supone que más tranquilos debemos estar, relajándonos y olvidando el estrés y las preocupaciones del día a día laboral.

El ejercicio, la meditación, las técnicas de respiración o la ayuda de un psicólogo pueden ayudarte reducir el estrés de tu vida.

Fuente:

La Asociación Española de Coaching (ASESCO)

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar