Cómo controlar la ira en la pareja

En Relaciones
Pareja y amor
Comparte en:

La ira destruye cualquier relación, pero especialmente las de pareja. Aunque dos personas estén realmente enamoradas, si se enfadan a menudo y estallan el arrebatos de ira, es difícil que puedan convivir y ser felices juntas ya que llegará un momento en el que el amor no sea suficiente. En pareja, la ira no debe existir.

Hay parejas muy explosivas, con carácter fuerte, que enseguida se enfadan, discuten y se gritan. Estas parejas rara vez podrán durar mucho tiempo y ser felices ya que los arrebatos constantes de ira acaban dinamitando la relación y haciendo que ambos sean infelices.

En estos casos, si quieren ser felices y seguir juntos, tendrán que aprender a controlar su ira:

  • La paciencia es la clave. No se puede saltar ante cualquier comentario ni enfadarse por cada nadería que ocurre en el día a día. Hay que tener paciencia y aguantar.
  • Por supuesto, saber controlarse es fundamental. Antes de hablar, si se va a decir algo malo, hay que pararse a reflexionar. Asimismo, cuando notemos que la ira comienza a invadirnos, hay que contar hasta 10, respirar hondo y calibrar las consecuencias del enfado.
  • Aprender a comprender al otro, tener más empatía y ponerse en la piel del otro nos ayudará a entender cómo se siente en cada momento y cómo puede sentirse ante nuestros ataques y gritos.
  • Aceptar a nuestra pareja tal y como es. La gente no cambia en lo esencial, aunque puede madurar o adaptarse al otro. Pero si estamos realmente enamorados, debemos aceptar a la otra persona como es y no pasarnos el día juzgándola.
  • Ser tolerantes y generosos.
  • Mostrar afecto, decir te quiero, dar abrazos y besos cada día y tener detalles con la otra persona para que sepa cuánto nos importa.
  • Evitar las situaciones de conflicto o los temas que nos hacen discutir hasta que hayamos aprendido a controlar nuestra ira.
  • El yoga y las terapias de relajación son muy efectivas para liberar tensiones y aprender a controlarse cuando notemos que la ira comienza a invadirnos.
  • Si es necesario, se puede acudir a terapia de pareja ya que un psicólogo ayudará a controlar la ira y mejorar la relación de pareja, enseñando a decir las cosas que nos molestan sin estallar y a no enfadarse por naderías.

Requiere constancia, paciencia y dedicación, pero si esa persona te importa, merece la pena que aprendáis a controlar vuestra ira.

Foto: Creado por Nikitabuida – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu