Cómo calmar a una persona enfadada

En Relaciones
Cómo calmar a alguien enfadado
Comparte en:

El enfado es un sentimiento de disgusto y mala disposición hacia una persona o hacia una cosa generalmente a causa de algo que contraría o perjudica. Una emoción negativa que surge cuando no estamos sintonizados con las necesidades de los demás y, por supuesto, una alteración del ánimo que provoca indignación, furia y anhelo de venganza o revancha.

Todos nos enfadamos alguna u otra vez con alguien o por algún motivo en concreto. Con nuestra pareja, con nuestros amigos o con nuestros familiares, y no pasa nada. De hecho, es algo normal. Pero hay que tener claro, no obstante, que enfadarse todos los días con las personas no es recomendable y se debería buscar una solución a ello cuanto antes, pero si de lo contrario nos enfadamos muy de vez en cuando y sobre todo con las personas con las que pasamos mucho más tiempo, no pasa nada. Es más frecuente que discutamos más con las personas con las que más confianza tenemos.

El problema viene cuando alguien se enfada con nosotros (a veces sin motivo, sí), por una cosa o por otra. Y no, es algo que no suele gustarnos demasiado, sobre todo cuando sabemos en el fondo que llevan la razón y que tiene suficientes motivos para enfadarse. Pero ¿cómo solucionarlo? ¿Le dejamos su espacio? ¿Vamos a hablar con ella directamente?

Pues bien, lo cierto es que cada persona es un mundo por lo que habrá muchas que cuando discuten con alguien odiarán profundamente hablarlo justo en ese momento porque están en caliente y probablemente digan cosas de las que después puedan llegar a arrepentirse. Este tipo de personas prefiere esperar a que se le pase un poco el enfado antes de hablarlo e intentar aclararlo y poner fin a esa discusión. Es decir, que, probablemente si le insistas y vayas a intentar solucionarlo acabes decepcionándote un poco. Si es tu amigo o tu amiga de toda la vida y ya le conoces o es, por ejemplo, tu pareja, con la que además ya tienes mucha confianza y sabes cómo es, lo mejor será esperar un poco, darle algo de tiempo y cuando se encuentre algo más calmado o calmada comenzar a hablar tranquilamente.

Sin embargo, como ya decíamos, aquí cada persona es de una manera distinta. Por eso es normal también encontrarte en una situación completamente diferente sencillamente porque hay personas que detestan no hablar justo en el momento en que se ha discutido porque el enfado puede ir a peor. Seguramente te hayas encontrado a alguien durante tu vida con esta personalidad, y es que no es tan poco habitual toparse con personas así, que, aunque en alguna ocasión puedan arrepentirse de lo que han dicho o hecho porque siguen verdaderamente enfadadas, sin duda, prefieren hablarlo cuanto antes.

Las personas que desean solucionar cuanto antes ese enfado, además de que probablemente te estén demostrando que actúan con mayor serenidad, también te deberían hacer ver que en realidad les importas demasiado y no quieren, en absoluto, que se alargue más de la cuenta vuestra discusión. Además, para esa persona que perdona rápidamente esto traerá numerosos beneficios, puesto que perdonar, en primer lugar, ayuda a madurar, también ayuda a crear inteligencia emocional y, por último, a conectar con emociones de amor.

Pero ¿qué sucede si dejamos de hablar a alguien porque estamos enfadados?

Sabemos que para muchos el silencio cumple una función como de castigo. De hecho, son bastantes las personas que dejan de hablar a otras para mostrarles su enfado, inconformidad o reproches, pero ¿resulta algo realmente eficaz? Dejando de hablar a una persona probablemente lo único que consigas será introducir una tensión adicional. Pero sí, lo cierto es que muchos no tienen ningún interés en resolver el conflicto mediante el diálogo y lo que desean es utilizar el silencio como verdadero y único castigo para que el otro se doblegue, es decir, para que se someta a su propio punto de vista.

El perfil de personas que suele utilizar el silencio como castigo suele pensar que es mejor dejar de hablar a una determinada persona que participar de una discusión en la que se intercambien insultos; que la persona con la que se tiene una diferencia no la entiende; que tiene que disculparse sí o sí por sus actos o que es mucho mejor dejar de hablar si siempre se llega al mismo punto. Y es por eso por lo que en todos los casos se afirma que el silencio es la mejor opción para generar un conflicto y, por supuesto, que es algo totalmente ineficaz de lo que se desprende además una gran inmadurez emocional.

Finalmente, se deduce que dejar de hablar a alguien sirve solamente para que esto sea asumido como un castigo y el otro reconsidere su actitud. Además, es importante saber también que dejar de hablar a alguien es un recurso bastante habitual en la manipulación. Porque a pesar de que un silencio pueda tener multitud de significados, algunos de ellos pueden ser realmente violentos. En definitiva, recuerda que dejar de hablar a alguien es asumir una actitud pasivo-agresiva, es decir, que está violentando al otro, pero de manera implícita. En muchas ocasiones este tipo de actitudes son tanto o más nocivas que la agresión directa y lo son porque el silencio se acaba convirtiendo en un vacío susceptible de cualquier tipo de interpretación.

Conocer lo suficiente a una persona te podrá ayudar a descubrir si está muy enfadado, y qué hacer o cómo actuar en caso de que así sea. No obstante, ten en cuenta también que en la mayoría de los casos necesitarás bastante paciencia para calmar a una persona que está realmente enfadada y, por ejemplo, evita adoptar algunas frases o consejos que solamente empeorarían la discusión o el enfado en este caso. Además, recuerda que en algunas ocasiones escuchar a la otra persona lo que nos tiene que decir podría resultar favorable. Pero si esa ira se vuelve completamente impredecible o explosiva debes abandonar la discusión cuanto antes en lugar de tratar de razonar, y si encima esa persona no se disculpa deberíamos alejarnos y dejarle su espacio para que recapacite también y pueda tranquilizarse.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu