Cómo ayudar a crecer el cabello

En Belleza
Los hombres prefieren a las locas
Comparte en:

¿Tienes la impresión de que tu cabello crece muy despacio? La sensación de que el pelo no crece es muy común cuando nos lo acabamos de cortar, sobre todo si nos hemos hecho un cambio de look que no nos queda como pensábamos. Si quieres que tu cabello crezca más rápido, debes saber que hacerlo crecer rápidamente no es tan sencillo, en especial porque el crecimiento promedio del cabello por mes es de apenas un centímetro y medio.

Así que, si quieres tener un cabello más largo y sano, debes tomar acciones al respecto. A continuación, te enseñamos todo lo que debes hacer para lograrlo y también, mantenerlo. Una vez que las pongas en práctica, comprobarás que se trata de acciones muy sencillas.

El promedio de crecimiento mensual es de casi un centímetro y medio, aunque no a todas nos crece de la misma manera. Esto no solo tiene que ver con cómo tratamos el pelo, sino también con cuestiones internas. Factores como el estrés, malos hábitos alimenticios y una rutina inconstante en el cuidado del cabello pueden impedir que tu pelo crezca sano y fuerte, pero ¡tranquila! No hay nada que un ajuste en la rutina de cuidado de tu cabello y algunos tratamientos capilares no puedan solucionar.

Corta las puntas más a menudo

Uno de los errores más comunes que solemos cometer es pensar que, para tenerlo largo, no debemos cortarlo regularmente, pero, aunque pueda parecer algo contradictorio, despuntar el cabello de vez en cuando puede hacer que crezca más rápido. No solo te desharás de las puntas abiertas y dañadas, sino que además fomentarás el crecimiento saludable del cabello de una forma mucho más acelerada. Al acabar con las puntas abiertas las probabilidades de que el cabello se rompa serán menores. Lo aconsejable es sanearlo cada 10 o 12 semanas para prevenir fracturas y ayudar a crecer el pelo.

Utiliza siempre acondicionador

Con el paso del tiempo y las coloraciones, el pelo comienza a hacerse más fino. El acondicionador ayuda a reemplazar los lípidos y proteínas del interior del pelo. Elige siempre el acondicionador o mascarilla que se adecue a tu tipo de pelo, seco, graso o mixto.

No te laves el pelo todos los días y, además, no utilices champú cada vez que lo laves

Al contrario que el acondicionador, el propósito del champú es quitar la suciedad y acumulación de otros productos en el pelo, pero también puede que se lleve consigo aceites naturales esenciales de tu cabello, por lo que, si los retiramos todos los días, el cabello no tendrá opción a recuperarse y mantenerse hidratado de manera natural. Esto es algo que al principio puede costarte mucho, sobre todo si estás acostumbrada a lavártelo todas las mañanas. Los primeros días notarás que tu pelo está raro y te lo verás sucio, pero si eres constante y aguantas varios días sin lavártelo, la próxima vez que lo hagas aguantará más tiempo limpio.

Evita el agua caliente al enjuagarlo

A la hora de lavarlo, no utilices agua muy caliente, en su lugar opta por una temperatura tibia o templada, y enjuaga siempre el cabello con agua fría al terminar la ducha después del acondicionador, pues estarás sellando las cutículas del cabello y, a la vez, eliminarás la humedad que deja el acondicionador, además esto potencia el cierre de los folículos capilares y aporta mayor limpieza y evita que se caiga más cantidad de pelo.

No te obsesiones con cepillarte el cabello

Cepillar el pelo excesivamente todos los días puede ser una práctica muy perjudicial para el cabello, ya que lo debilita y hace que crezca irregularmente. Aunque cepillarlo durante algunos minutos, siempre con el mismo movimiento, desde el cuero cabelludo hacia las puntas, estimule la circulación y haga que los folículos capilares se nutran mejor, lo ideal es cepillárselo una vez por la mañana, y antes de irte a dormir. Además, debes utilizar un cepillo adecuado que no tire del pelo o lo castigue.

Minimiza el uso del secador y la plancha

A la mayoría de nosotras esto nos puede suponer todo un reto, sobre todo si tenemos el pelo rizado y requiere de unos cuidados especiales para que no parezca enmarañado, pero someter al cabello a temperaturas muy altas frecuentemente puede dañarlo y dificultar su crecimiento. Eliminar el uso del secador o la plancha por completo puede ser prácticamente imposible, a no ser que sea verano y tengamos el pelo muy corto y liso, pero si intentas al menos reducir su uso a dos o tres veces por semana, notarás cómo tu cabello adquiere un aspecto más saludable. Para proteger el pelo en estos casos, puedes aplicarte cremas o espray protectores de calor para evitar dañarlo, e intenta utilizar las temperaturas más bajas de la plancha y el secador.

Cuida tu alimentación

Tu alimentación es clave en la salud de tu pelo, tanto para conseguir que crezca más rápido como para que luzca más bonito. Por esta razón, debes seguir una dieta rica en nutrientes, especialmente ciertas vitaminas y minerales como hierro para evitar la caída del cabello, o vitaminas B12 y E, que nutren el cabello y le dan fuerza. También las proteínas, propias de las carnes, los pescados y los huevos, ayudan a fortalecer el pelo.

Incorpora a tu rutina de cuidados los aceites esenciales

Los aceites naturales como el aceite de coco, el aceite de oliva o el de rosa de mosqueta mejoran la salud del cuero cabelludo y favorecen el crecimiento del cabello. Para aplicártelos, frótate unas gotas en las yemas de los dedos y hazte un masaje haciendo pequeños círculos por todo tu cuero cabelludo. Debido a que los aceites pueden dejar algún residuo en el pelo, se recomienda aplicar cuando el pelo esté húmedo para después lavarlo como de costumbre. En el caso del aceite de coco, puedes aplicártelo como una mascarilla y dejártelo puesto toda la noche.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu