Cómo ahorrar combustible

En Estilo de vida
Comparte en:

Todas conocemos el elevado precio de los combustibles y su efecto negativo sobre el medio ambiente. Para poner solución a este problema, os vamos a proponer una serie de trucos centrados en una conducción eficiente que los puedes adaptar muy fácilmente a tu día a día.

Es cierto que cada vez consumen menos los coches nuevos que salen al mercado. En el caso de los diésel, sus cifras de consumo son mínimas en comparación con los de una década atrás y los de gasolina, gracias a que sus motores son cada vez más pequeños y con menos cilindros, les permiten ahorrar tanto en el consumo económico como en las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

De igual modo, debes saber que tu forma de conducción y el mantenimiento de tu vehículo también contribuyen efectivamente al ahorro de combustible y de bolsillo. Según numerosos estudios, todo apunta a que prestando atención a una serie de pautas podemos reducir hasta un 25% en el consumo de nuestro coche. Aquí van 8:

  1. En primer lugar, comprueba la presión de tus neumáticos. Debes ajustarla a la recomendada por el fabricante para impedir que se produzcan pinchazos y reventones y para ahorrar en el consumo de combustible.
  2. Intenta ir todo el viaje con una velocidad uniforme evitando las aceleraciones, frenazos y cambios de marcha. Asimismo, prueba a frenar de forma suave.
  3. Planifica siempre tus rutas. Intenta economizar siempre tus rutas para ahorrar tiempo, dinero y combustible. Actualmente con los avances tecnológicos las aplicaciones de móviles o el mismo GPS consiguen averiguar la ruta más corta.
  4. Utiliza el aire acondicionado sólo cuando sea necesario (si lo ponéis que nunca sea inferior a los 25º C) y no lleves las ventanillas totalmente bajadas.
  5. Elimina el exceso de peso del maletero. La sobrecarga del vehículo podría aumentar hasta un 4% su consumo. Tenlo en cuenta en los viajes y retira la baca de encima del coche.
  6. Debes realizar los cambios de aceite a tiempo porque podrías ahorrar aproximadamente un 10% de tu combustible.
  7. En cuanto a las subidas y bajadas, fíjate en las marchas que utilizas. Para las primeras, baja la marcha lo más que puedas. Para las bajadas, sube las marchas a revoluciones un poco menores de las recomendadas y circular en la marcha más larga posible.
  8. Por último, cuando vayas a repostar, llena el combustible al completo para evitar las visitas continuas a la gasolinera. Habría que añadir que cuando conduces en reserva se reduce la eficiencia del motor y los filtros se terminan más rápido.

Foto: Diseñado por Freepik

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu