Cómo actuar ante las críticas destructivas

En Relaciones
Críticas
Comparte en:

Las críticas bienintencionadas y amables pueden ayudarnos a mejorar y son positivas, pero ¿qué hacer ante esas críticas destructivas que solo buscan hundirnos? ¿Cómo actuar en estos casos? ¿Cómo hacerles frente?

Las críticas son inevitables. Todos criticamos a los demás, su trabajo, su forma de vestir, sus decisiones, sus comportamientos… y, por lo mismo, podemos recibir críticas de otros acerca de estos mismos aspectos nuestros. Así que la primera idea que debemos asimilar es que las críticas son normales y forman parte de la vida, por lo que no hay que sentirse frustrado o enfadado cada vez que alguien critique algún aspecto de nuestra vida. A no ser que vivas como un ermitaño, siempre habrá alguien que diga algo negativo de ti.

Sin embargo, no todas las críticas son iguales ni están dichas con la misma intención o el mismo tono. Tenemos las críticas constructivas, dichas con respeto y cariño, que vienen de personas que nos quieren que buscan ayudarnos a mejorar. Estas críticas sugieren nuevas alternativas u opciones, aportan ideas, explican qué hay de malo en nuestra elección y no buscan menospreciarnos ni hacernos sentir mal. Este tipo de críticas son positivas y hay que aceptarlas con una sonrisa ya que buscan ayudarnos y, probablemente, lo hagan. Así que escuchémoslas y hagamos caso de aquello que realmente nos pueda beneficiar.

Sin embargo, también existen las críticas destructivas que solo buscan menospreciarnos, molestarnos, ridiculizarnos o hacernos sentir mal. Estas críticas suelen venir de personas que nos odian o nos envidian. Además, no suelen ayudarnos ya que suelen ser críticas exageradas que no se ajustan a la realidad, mentiras o distorsiones fruto de la envidia y el resentimiento. Por lo que mejor no hacerles caso.

¿Cómo actuar cuando alguien nos critique?

Cultiva la paciencia. La paciencia es una gran virtud que nos puede servir para muchas situaciones de la vida. Enervarse cada vez que alguien nos critica o cada vez que algo no sale como queremos no nos va a ayudar a resolver los problemas, más bien lo contrario, es posible que los empeore. Debemos mantener la calma en cualquier situación y no dejar que las emociones del momento nos hagan tomar decisiones equivocadas o de las que después podamos arrepentirnos. Tampoco responder de la misma manera e iniciar una guerra de críticas. Si alguien te critica con mala fe, respira hondo, cuenta hasta 10 y valora si es necesario contestar algo o, mejor, ignorarle.

Y ese es el segundo consejo: ignorar las críticas destructivas que solo buscan hacernos daño. Analiza lo que te están diciendo y quién te lo dice para saber si intenta ayudarte o solo buscan humillarte. Si es esto último, lo mejor que puedes hacer es darte la vuelta y pasar. No malgastes ni un solo segundo de tu tiempo en hacer caso a esa persona que lo que busca es hacernte daño, y si lo consigue, le das más poder y fuerza y la sensación de que ha ganado. Si pasas totalmente de él, serás tú quien venza. Y seguro que te sentirás mejor. Ya sabes, “No hay mayor desprecio que no hacer aprecio”.

Pero no acumules odio o venganza contra esa persona. Acumular sentimientos negativos dentro de nosotros solo nos traerá más dolor y decepción. Lo mejor es olvidarnos de lo que han dicho, no darle crédito si sabemos que no había nada de realidad en ello y perdonarle para pasar página y seguir felices a lo nuestro.

Muchas críticas destructivas son fruto de la ignorancia, así que lo mejor que puedes hacer es demostrar tu inteligencia sonriendo y pasando.

Si a pesar de todos tus intentos de alejarte de esas críticas y dejarlo pasar la otra persona te sigue buscando y las críticas van en aumento y son cada vez más feroces, lo mejor es que aprendas a enfrentarte a esa persona con dignidad y sin rebajarte a su nivel. Acércate de manera cordial pero firme a tu crítico. De nada te servirá empezar con amenazas o palabras intimidantes. Lo mejor es que le pidas mantener una conversación para aclarar vuestros problemas. Pregúntale por qué está actuando así contra ti y a qué viene ese odio que muestra en sus palabras; es posible que hayáis tenido algún problema antes o que tus acciones estén interfiriendo en su vida. Al conseguir que se abra a ti y te explique sus motivos es posible que podáis encontrar la raíz del problema y solucionarlo. Si no tiene razones válidas para portarse de esa manera contigo, hazle saber que no vas a consentir que hable así de ti sin motivo. Si eres un blanco fácil para las críticas, seguirá metiéndose contigo.

Por último, es importante que las críticas destructivas no cumplan su misión y consigan minar tu autoestima. Ten claro lo que vales, lo que haces bien y también tus fallos para corregirlos y mejorar. No permitas que las palabras de otra persona, que pueden haber sido dichas con odio y envidia, modifiquen tu forma de ser o actuar. Si dudas sobre si algo que has hecho o dicho está bien o no, pregunta a una persona cercana a tui cuyas críticas puedan ser justas y constructivas, y haz caso de esa opinión.

Foto: Creado por Katemangostar – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu