Cinco formas de leer la mente de alguien

En Relaciones
Pareja enamorada
Comparte en:

La telepatía, o ser capaz de leer la mente de alguien, no es un truco ni un superpoder, sino una habilidad que algunas personas han conseguido dominar. Así es como puedes hacerlo tú también.

Aunque la telepatía suena a superpoder, leer la mente de alguien es en realidad una habilidad que se puede aprender. Desde anticipar las necesidades de un cliente hasta saber cómo acercarse a tu jefe, desarrollar una intuición interna sobre lo que los otros están pensando puede ayudarte a tener más éxito en todos los ámbitos de tu vida.

“Las personas perceptivas e intuitivas siempre tienen más éxito en la vida y en el trabajo”, dice Loren Miner, COO de la firma de selección Decision Toolbox. “Los mejores resultados no siempre los obtienen las personas más inteligentes, sino los que mejor conectan con los demás y tienen un a inteligencia emocional más alta”.

La gente envía señales sobre sus pensamientos todo el tiempo, pero es necesaria mucha práctica para sintonizar con ellos. “Cuando los mensajes que recibes indican que esa persona no está en la misma onda, son pistas que te dicen que retrocedas y redirijas tus intentos”, dice. “Es hora de cambiar la conversación o cambiar tu enfoque”.

Así, hay cinco maneras para leer la mente de alguien, o al menos para saber más de él y construir mejores relaciones comerciales o personales:

  1. Ten en cuenta las diferencias generacionales

Saber a qué generación pertenece alguien puede dar una idea de cómo él o ella piensa. Es una lente a través de la cual ve la vida.

“Las diferencias generacionales son fascinantes”, dice ella. “Los Millennials a menudo se esconden detrás de las computadoras y expresan su opinión a través de Twitter y blogs. No dan valor a la comunicación cara a cara. A los Boomers, por otro lado, les gusta hablar con alguien en persona”.

Por lo tanto, entender la generación de alguien te ayudará a conocer la mejor manera de acercarte a él para desarrollar una relación. “Si estamos cerrando un trato con un millennial, sabemos que no hay necesidad de programar una reunión, prefieren una presentación a través de Internet. Para los boomers, mejor llévalos a comer fuera”.

Las generaciones también valoran cosas diferentes. Los Millennials, por ejemplo, buscan resultados rápidos. “Cuando hablemos con ellos, debemos hablar de procesos rápidos y probados”, dice ella. “Los Boomers son más conservadores. Cuando les hablemos, debemos ser más cautos y hablar de seguridad y riesgo”.

  1. Busca los puntos débiles de la otra persona

Otra forma de saber qué está pensando alguien es buscar sus puntos débiles, lo que implica hacer las preguntas correctas. Es importante establecer un vínculo personal para llegar a saber lo que considera importante la otra persona.

Tienes que tener orejas grandes y una boca pequeña para escuchar atentamente lo que te cuenta. ¿Qué le emociona? ¿Cuáles son sus zonas de confort? ¿Cuáles son sus sueños?

Hay que saltarse las conversaciones pre-enlatadas y hacer preguntas abiertas que permitan al otro compartir sus fortalezas y desafíos. Otra opción es contar historias sobre acciones que has hecho por otros. 9 de cada 10 veces, las personas aceptarán que tienen el mismo problema, lo que te ayudará a comprender mejor lo que le pasa.

  1. Ten en cuenta su personalidad

Puede ayudar observar las cualidades individuales para determinar quiénes son esas personas, cómo son y qué es importante para ellos. Es importante ser muy analíticos para saber entender la forma de ser de esa persona y como le gusta actuar ante determinadas situaciones. Si es más bien impulsivo, metódico, si prefiere los datos o las emociones, etc.

Busca pistas sobre la personalidad de alguien prestando atención a las características y la verborrea. Alguien que prefiere ser dominante, por ejemplo, podría tener un apretón de manos demasiado firme. Las personas a las que les gusta el humor a menudo insertan el sarcasmo en una conversación. Usa estas pistas para determinar sus valores y su enfoque.

  1. Observa la comunicación no verbal

El comportamiento no verbal también es importante, por lo que hay que buscar pistas de lenguaje corporal. Si alguien se inclina, están comprometido con el tema. Si retrocede, mira hacia abajo o se aleja, no está implicado en lo que estás diciendo.

El tono de voz también puede proporcionar pistas. Por ejemplo, si alguien te responde con tono monótono, lo más probable es que no esté vinculado a tu concepto y no esté interesado. Si te mira cuando hablas y te acercas, está encontrando valor en lo que dices.

  1. Sé un buen oyente

Finalmente, escucha lo que alguien está diciendo y lo que no está diciendo. Si bien esto es más difícil cuando la conversación se realiza por teléfono, una voz comprometida o apasionada es obvia. También es evidente cuando alguien está frustrado. “Su tono cambia, o escucharás un suspiro”, dice ella. “Es importante desarrollar un buen oído que pueda escuchar los sonidos sutiles”.

Cualquier cosa crítica o que implique emoción nunca se debe comunicar por correo electrónico. Los correos electrónicos son terribles para transmitir el significado oculto detrás de las palabras. Pueden ser un verdadero obstáculo para ser perspicaz y poder leer la mente del otro. Cara a cara puedes obtener muchas pistas para conseguir que tu “poder” de telepatía funcione.

 

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu