Cambios en tu pareja

En Relaciones
Problemas y cambios en una pareja
Comparte en:

Llevas ya un tiempo con tu pareja y nunca había estado así. Ha cambiado y no sabes por qué. Quizás lo primero que has de hacer es sentarte a hablar con él y comentarle que estás algo intranquila porque no está como antes, que desde hace un tiempo atrás has ido notando cómo ha ido cambiando poco a poco, y que le notas bastante raro y, sobre todo, muy cambiado. Es posible que se trate simplemente de una temporada algo más decaída y que tenga que ver con motivos del trabajo, por ejemplo, pero si tú necesitas saber el motivo real del cambio, habla con él.

La comunicación con la pareja es algo fundamental. De hecho, es, junto a la confianza, la base de cualquier relación. Para que uno sepa lo que le sucede a su pareja es necesario que hable con ella y le pregunte qué le pasa y por qué ha cambiado tanto… Quizás le cueste un poco hacerlo al principio (dependiendo, claro, de cuál sea el motivo real por el que ha cambiado), pero si le das la confianza para hacerlo seguramente consiga decirte la verdad.

Su actitud ha cambiado, y tú necesitas saber por qué. Probablemente una de las cosas más dolorosas por las que una puede pasar cuando está en una relación es notar que la relación se enfría y las muestras de cariño comienzan a desaparecer. Cualquiera quiere y necesita sentirse querido, aunque con el tiempo lo único que puede pasar es que la relación acabe enfriándose sin motivo aparente, simplemente por el paso del tiempo, lo que no significa, por supuesto, que el amor o el cariño se hayan acabado. También es normal que cambien algo los sentimientos si la relación es bastante duradera, pero para aceptarlo lo primero que hay que hacer es reconocer y aceptar que la intensidad del enamoramiento también es algo que va cambiando con el tiempo.

Ante un cambio de actitud en nuestra pareja hay que intentar no dramatizar demasiado. Son muchas las ocasiones en las que la persona que ha notado un cambio de actitud en ella tiende a dramatizarlo todo, pero esto no es necesario. Además, a lo único que nos llevará es a sacar conclusiones precipitadas antes de tiempo. También resulta necesario evitar los juegos mentales. No cabe duda de que cuando una se adentra en un círculo vicioso cada vez es más y más complicado salir causando que ambos miembros de la relación, además, se distancien en vez de acercarse. Es posible, incluso, que la cosa no sea tan grave como imaginabas por lo que has de intentar siempre ser madura y no adoptar este tipo de comportamiento simplemente por el hecho de llamar la atención de tu pareja.

Y, por supuesto, observar la situación y la conducta de ambos, pues muchas veces nos olvidamos de nosotras mismas y solamente nos centramos en su cambio de actitud ¿y si cambió porque la tuya también lo hizo sin tú darte cuenta? Las situaciones de pareja han de verse siempre de manera objetiva, es decir, que nosotras también hemos de analizar nuestro comportamiento, nuestra actitud y los cambios que hemos tenido durante la relación. Quizás la manera de hacer las cosas haya influido en cómo se siente nuestra pareja ¿no? Pero, sobre todo, sé empática y mucho más si dudas de que puedes tener algo de culpa en el cambio de actitud de tu chico. Ponte un poco en su lugar.

Tras haber tenido en cuenta todos estos aspectos, decídete a ir a hablar con él, habla con total sinceridad y pídele una explicación a su cambio si realmente consideras que viene exclusivamente de él. Recuerda lo importante que es la comunicación en una relación de pareja y haz que pueda expresar lo que piensa o siente sin necesidad de tener malentendidos. Eso sí, si notas que tu pareja no está siendo lo suficientemente sincera contigo o está siendo muy poco respetuosa, deberás tener siempre claro que te tienes que hacer respetar.

No obstante, y, sobre todo, antes de que se repita con el tiempo (por el motivo que sea) se ha de tener claro siempre también que el cambio es algo que siempre va a estar en nuestras vidas y que, por supuesto, podrá afectarnos tanto para bien como para mal. También es necesario entender que es normal que los cambios aparezcan con algo de frecuencia, especialmente si la relación es ya de varios años, y aceptar que no todos los cambios podrán ser buenos y divertidos.

En las relaciones de pareja, ambos debéis estar preparados para eso, y cada uno tiene que adaptarse al cambio de rutinas, de responsabilidades, y también de crecimiento personal de la pareja que tenemos a nuestro lado porque las parejas y la estabilidad se mueven. ¿Cómo es una relación de pareja que se mueve? Una relación de pareja que está en constante movimiento presentará siempre alguna de estas características:

– integran sus diferencias a partir de la aceptación

– saben conectar sin necesidad de controlar

– ninguno culpabiliza al otro porque ambos se responsabilizan

– comprenden que la elección mutua es un acto cotidiano

– y crean vínculos a partir de anécdotas diarias

Y sí, es fundamental moverse dentro de la relación pues esto significa que cada una de las partes sabe dónde se encuentra dentro de la misma y no espera a que el otro cambie para hacerlo. Sin embargo, para lograrlo se ha de tener una autoestima lo suficientemente alta para hacer las cosas en conjunto y también hacer una buena valoración de sí mismos para llegar a acuerdos y no darlo todo por entendido, que es justamente lo que conduce a la estabilidad y a la inacción.

Pero ¿y si tu pareja ha cambiado desde que empezasteis a convivir?

Es absolutamente normal que notes el cambio en tu pareja después de haberos ido a vivir juntos porque lo que antes él decidía por sí mismo (y sobre todo si ya vivía solo antes de empezar a convivir contigo) ahora pasa a ser algo de los dos. Ir a hacer la compra y poner lavadoras ya es cosa de dos y, aunque estos ejemplos puedan parecer una tontería, lo cierto es que en muchas ocasiones podrán ser motivos absolutos de una discusión. Puede incluso que notes más cambio en él si eres tú quien ha comenzado a vivir en su casa porque por el motivo que sea no habéis podido mudaros a una nueva casa y empezar de cero.

Tu pareja puede (aunque esté encantado de que estés ahí con él) que se sienta algo invadido. Lleva bastante tiempo siendo su espacio y ahora tiene que compartirlo. ¡Por no hablar del armario! El espacio ahí será mucho más pequeño y, lo quiera o no, tendrá que hacerte hueco, ya que tú también traes muchas cosas de casa ¿verdad? La economía también puede dar un giro bastante inesperado, pues al igual que hacéis la compra juntos, también tendréis que poneros de acuerdo con quien la paga, o tener una cuenta en común… Cambios que, sin duda, algunos pueden llevar peor que otros. Quizás esto le haya hecho estar algo distinto, ¡pregúntaselo!

Para intentar evitar de alguna manera que se produzcan estos cambios tan bruscos antes de tomar una decisión como esta (y saber que se van a producir cambios que podréis llevar mejor o peor) tiene que existir complicidad y negociación. A menudo la convivencia es algo deseado, e incluso bastante idealizado por las parejas, pero antes de dar el paso, habrá que hacerlo de manera serena y teniendo en cuenta siempre, por supuesto, todos y cada uno de los factores que estarán en juego.

El éxito o el fracaso de una pareja no va a depender exclusivamente de lo mal o bien que se lleven ambos miembros, sino que también va a haber otras circunstancias externas como la situación económica, familiar o laboral que afectarán tarde o temprano a la relación. Por eso, cuando toméis esta decisión tenéis que hacerlo sin presión y con seguridad y convencimiento. Hay que recordar que el cambio siempre va a estar presente, pero que también es una buena oportunidad para desarrollar vuestra paciencia y trabajar también la tolerancia y el respeto.

Algo tendría que tener bueno ¿no? 😉

Fuentes:

El cambio en la relación de pareja https://www.caminitoamor.com/cambio-en-la-relacion-de-pareja-y-estabilidad/

Consejos para convivir con tu pareja http://www.elportaldelhombre.com/en-pareja/item/806-cinco-consejos-para-convivir-en-pareja

Foto: Freepik.com

También te interesará...

Problemas financieros en la pareja

Cómo ahorrar dinero en poco tiempo

Comparte en: Saber cómo ahorrar dinero es la base de unas buenas finanzas personales y la clave para conseguir

Read More...
Cómo ahorrar

Consejos para ahorrar

Comparte en: Afrontar los gastos sin quedarse a cero y mantener un colchón que pueda sacarnos de un apuro

Read More...
Beneficios de sudar

¿Qué hacer para poder adelgazar rápido?

Comparte en: Ya sea por la operación biquini, por el remordimiento por atracón post-navidad o simplemente porque tenemos algunos

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu