¿Café o té? ¿Cuál es mejor?

En Salud
Café o té
Comparte en:

Desde siempre el café no ha podido faltar en el desayuno para poder estar despiertos durante nuestra jornada laboral. Sin embargo, recientemente el té ha ido ocupando un mayor espacio en las rutinas de los españoles debido a la creencia de que es más saludable. Pero, ¿estamos en lo cierto?

Tomar café o té es una duda muy común a causa del factor salud. Para resolverla, a lo largo de la historia innumerables estudios científicos han investigado en profundidad para exponer los beneficios, inconvenientes y mitos sobre ambas bebidas. En primer lugar, es cierto que tanto el café como el té son unos buenos estimulantes a primera hora de la mañana, aunque el primero ofrece una mayor cantidad de cafeína, concretamente entre 80 y 115 miligramos, mientras que el segundo sólo posee la mitad, 40 miligramos.

Otro beneficio que comparten es que ambos son óptimos para la mente, puesto que mejoran la atención. Además, está demostrado que ayudan a mejorar la memoria y la velocidad de reacción, por lo que nos protege de contraer enfermedades neurodegenerativas. A esto se le añade que previenen de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer gracias a sus propiedades antioxidantes.

En el ámbito de la actividad física el café sale ganando a causa de su utilidad para la recuperación tras las horas de entrenamiento. En otras palabras, beneficia a la quema de grasa, aumenta el nivel de endorfinas y hace que el dolor muscular y el cansancio se reduzcan.

Por el contrario, en cuanto a la calidad de sueño gana el té. Tras diversas investigaciones realizadas a diferentes personas que bebían la misma cantidad de té o café en un mismo día, se comprobó que las que tomaban café tenían más difícil el hecho de quedarse dormidos por la noche. En cambio, los que consumían coincidían en que su sueño era más extenso y relajado.

Tampoco hay que olvidar las desventajas que provoca la cafeína de ambas bebidas en nuestro organismo:

  • Estéticamente hablando, el té y el café producen manchas en los dientes.
  • Un componente del té, denominado tanino, es el culpable de reducir la absorción de hierro en el organismo, lo que podría derivar en anemia.
  • Su consumo en exceso (superior a ocho tazas diarias) puede producir ansiedad, elevar la presión arterial y que el latido del corazón sea más rápido. Igualmente, en determinados casos causan bultos en las mamas, que desaparecerán cuando su consumo se reduzca.

Por último, como habéis visto reflejado hay pocas diferencias entre el té y el café. Es decir, mientras su consumo sea razonable, en torno a los 300 gramos, sus consecuencias serán beneficiosas. No obstante, si entre tus prioridades está conseguir un sueño estable, no dudes en decantarte por el té.

Foto: Creado por Dashu83 – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu