¿Cada cuánto regar un cactus?

En Estilo de vida
Cada cuánto regar los cactus
Comparte en:

Alguna vez habrás tenido un cactus en casa, pero seguramente no tendrás mucha idea de cómo regarlo adecuadamente ni tampoco de la frecuencia con la que es necesario hacerlo ¿verdad? Recuerda también que, aunque los cactus de clima árido y seco son xerófilos, es decir, que aguantan bastante bien la sequía, como cualquier planta también necesita agua para vivir.

Es cierto que cuando el cactus es cultivado es conveniente dejar que el sustrato entre riego y riego se seque, pero también que la tierra no se encharque porque demasiada agua y, sobre todo, un sustrato mal drenado podría provocar la aparición de hongos y también la muerte de la plantita. El riego del cactus, no obstante, depende de muchos factores, como, por ejemplo, la exposición, la época del año, el tipo de sustrato, el clima, si está en maceta o en tierra, etc. Normalmente, aunque lo tengamos en casa, el cactus lo tenemos en una maceta (a no ser que tengamos un pequeño huerto y tengamos cactus también plantados en tierra…) y es importante saber cómo regalo y cada cuánto tiempo.

Para regar un cactus lo primero que hay que hacer es fijarse en si el suelo está muy seco o en si la planta, por ejemplo, está arrugándose o posee un color más bien amarillento. Como decíamos, la frecuencia con la que regaremos en cactus va a depender de varios factores, pero, sobre todo, del clima que tengamos y de la estación en la que nos encontremos ya que, si estamos en primavera o en verano, lo tendremos que regar cada diez o doce días si además este se encuentra en una maceta de plástico, o espaciar algo más el tiempo si el cactus lo tenemos en un recipiente de barro.

¿Y si es invierno?

Cuando llega el invierno, si nuestra plantita está en el exterior, tendremos que reducir el riego para evitar heladas, pero si está en el interior lo mejor será regarlo de vez en cuando para evitar, en la medida de lo posible, que la calefacción seque la maceta. Además, habrá que echar agua por el borde de la maceta y no rociar nunca la planta por encima. También otra opción es sumergir la maceta en otro recipiente más grande con agua.

En definitiva, el riego del cactus va a depender del clima, pero también de su tamaño y del material del que esté hecha la maceta, así que toma nota:

clima caluroso, cactus pequeño y maceta de plástico: los cactus pequeños necesitan regarse a menudo y especialmente si están en macetas de plástico ya que este material no mantiene durante mucho tiempo la humedad. En los meses de verano, por ejemplo, debemos regar el cactus dos veces por semana para que la planta no tenga falta de agua, y el resto del año con una vez a la semana será más que suficiente.

clima templado, cactus grande y maceta de barro: los cactus grandes en la maceta de barro se riegan de manera ocasional. Es un material que, además, difícilmente traspasarán los rayos de sol y, al estar en una zona con un clima templado, no será tampoco demasiado necesario regar a menudo. En este caso, lo haremos entre siete y diez días en verano, y el resto del año serán suficientes una vez cada dos semanas.

¿Cuál es el agua recomendada?

El agua más recomendable para regar nuestro cactus es el agua de la lluvia. Por eso, cuando tengamos la posibilidad de almacenarla en botellas, lo haremos en botellas de cinco litros o en envases de más capacidad si tenemos, pero si, por ejemplo, en la zona en la que vivimos no llueve mucho, optaremos mejor por el agua del grifo para regar el cactus, aunque si esta es muy dura, es decir, tiene el pH muy elevado, es preferible dejarla reposar durante al menos una noche para que los metales más pesados puedan quedarse en la parte inferior del recipiente.

Precauciones a tener en cuenta

Finalmente, hemos de tener en cuenta que, como cualquier otra planta, necesita un cuidado adecuado y por eso es importante saber que:

– si el riego es excesivo nuestra planta podría morir porque se pudren las raíces

– hay que dejar secar el sustrato entre riego y riego

– las tierras arcillosas que tardan en secarse. Hay que procurar que salga por el agujero inferior de la maceta el exceso de agua

– hay que evitar los platitos con agua estancada que produce la podredumbre y su muerte prácticamente irremediable.

Así que ya sabes, si quieres un cactus aprende a cuidarlo bien 😉

Fuentes:

Cómo regar correctamente un cactus http://hogar-y-jardin.practicopedia.lainformacion.com/jardineria/como-regar-correctamente-un-cactus-13873

Foto: Freepik.com

También te interesará...

Cómo besar

Mitos sobre métodos anticonceptivos

Comparte en: ¿No puedo ponerme un DIU si no he sido madre? ¿Los preservativos se rompen fácilmente? Existen ciertos

Read More...
Infidelidad en la pareja

¿Es normal no sentir emociones?

Comparte en: Hay personas que han dejado de sentir sin darse cuenta. De repente, llega un momento en el

Read More...
Consejos para regalar a tu novio

¿Qué regalar de cumpleaños para mi novio?

Comparte en: Comerse la cabeza para comprar los regalos de cumpleaños es algo por lo que todos pasamos, pero,

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu