¿Cada cuánto lavar las sábanas?

En Estilo de vida
Girar el colchón
Comparte en:

Hoy en día, tanto hombres como mujeres dudan muchas veces de la frecuencia con la que lavar las cosas que tienen en su hogar. Las mantas, las sábanas o las toallas las utilizamos con frecuencia y parece que se nos olvida que limpiarlas es fundamental.

Es cierto que la limpieza en el hogar, o más bien la frecuencia con la que un individuo determina limpiar o no su hogar, es algo bastante personal. Hay muchas personas que prefieren limpiar un poco su casa cada día para tener libres los fines de semana, y hay otros que acaban agotados, no dan más abasto y prefieren utilizar al menos un día del fin de semana para organizar, recoger y limpiar toda la casa, aunque también hay otros mucho más perezosos que limpian cuando está sucio (o muy sucio en algunos casos… ) pero como cada uno puede elegir dónde y cómo vivir…

Y no, con limpieza no solamente nos referimos a pasar el polvo, la aspiradora, fregar la cocina y barrer el suelo del salón. Nos referimos también a lo que, por supuesto, a todos nos da mucha pereza: lavar nuestras queridas sábanas, y digo queridas porque cuando estamos tumbados y dormidos profundamente nos encanta estar sobre ellas, incluso algunas personas adoran realizar una bruma de almohada para que huela bien y conseguir relajarse. Pero ¿qué es una bruma de almohada?

Básicamente, la bruma de almohada es un espray relajante que cuenta con algunos productos de aceites esenciales propiciando que nos relajemos y cojamos el sueño más fácilmente. Intentar poner la mente en blanco o contar ovejitas ya no nos sirve de nada desde hace tiempo, pero quizás hacer una bruma de almohada casera consiga que cojamos el sueño nada más meternos en la cama. Sin embargo, no será suficiente con que nuestras almohadas y sábanas huelan bien y consigan que nos relajemos, queramos o no ¡toca lavarlas! Pero ¿con qué frecuencia?

Las sábanas son un auténtico nido de microrganismos y bacterias microscópicas que no percibimos a simple vista ya que el tejido, normalmente de algodón, acaba absorbiéndolas haciendo que no se detecten a simple vista. Es común pensar que la suciedad solamente se encuentra fuera de casa, y en la calle, olvidándonos de que nosotros mismos la vamos transportando día tras día y que, por supuesto, va depositándose en nuestras sábanas cada vez que nos acostamos sobre ellas.

Los hongos, las bacterias, el polen, la suciedad, pero también las migas de pan o las manchas de comer (para quienes adoren desayunar en la cama…), permanecerán ahí hasta que decidamos lavarlas. En las telas de cualquier material puede haber:

ácaros

– piel muerta

– pelos

– polvo

– cremas

– secreciones secas

– insectos

– maquillaje

– caspa

– partículas de animales y plantas

Durante el verano, por ejemplo, el mayor enemigo de las sábanas, sin duda, es el sudor. Sí, hace huella y es absorbido por las sábanas, pero también en invierno cuando llegamos a pasar mucho calor debido a un sobrecalentamiento de la cama esto puede pasar. Tanto las bacterias como el sudor pueden llegar a causarnos mucho picor, picazón de garganta, alergias, picor de ojos e incluso en los casos más extremos, posibles infecciones. Pero entonces ¿qué es mejor? ¿Lavarlas a diario? ¿Una vez al mes? ¿Cada semana?

Para los expertos, el tiempo óptimo para lavar unas sábanas es pasado siete días ya que este es el tiempo suficiente para acumular un nivel alto de alérgenos en nuestra cama sin que llegue a ser perjudicial para nosotros. Pero eso sí, si eres de los que se ducha siempre antes de entrar en la cama o duermes solo existen ciertas salvedades. ¿Por qué? Pues bien, si tienes la costumbre de entrar a la ducha cada día antes meterte en la cama podrás permitirte el lujo de aguantar con las sábanas hasta incluso dos semanas sin lavar, y si duermes solo también. Pero recuerda que si duermes con tu pareja deberás lavar tus sábanas cada siete días.

¿Lo hacéis correctamente?

Hace ya algún tiempo la revista Women´s Health realizaba una encuesta donde se preguntaba cada cuánto tiempo lavaban los encuestados las sábanas, y en la que se constató que un 16% cambiaba sus sábanas una vez al mes, pero una tercera parte ni lavaba las sábanas ni cambiaba las almohadas nunca. Junto a las sábanas, los que más sufren también son los edredones y las colchas porque tal y como los encuestados afirman, las lavan solamente una vez al año (que no hace daño, claro) justo cuando cambia la temporada y después las guardan en el armario porque empieza el calor. Quizás sean muchos los que deben leer artículos como este ¿no?

Vale, sabemos con qué frecuencia lavar las sábanas, pero ¿sabemos lavarlas correctamente? Probablemente si has contestado que sí, falles en algo en algo. De hecho, es muy posible que laves tus sábanas en frío. Error. Las sábanas se deben lavar en caliente y, por supuesto, deberás evitar secarlas en la secadora, ya que la luz caliente del sol es la forma más efectiva de eliminar todos los microorganismos. Y recuerda, por último, que los nórdicos, las mantas, las fundas de almohada y los edredones también deben estar bien limpios para que no acumulen bacterias ni ácaros así que ¡no te olvides de meterlos también en la lavadora!

Fuente:

¿Cada cuánto tiempo se lavan las sábanas y las toallas? https://mejorconsalud.com/cada-cuanto-tiempo-se-lavan-las-sabanas-y-toallas/

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu