¿Cada cuánto hay que echarse crema solar?

En Belleza
Usar crema solar
Comparte en:

Las cremas solares son la barrera que nos protegen de los daños del sol, que van desde quemaduras o ampollas por una exposición excesiva, hasta cáncer de piel, envejecimiento prematuro de la misma o problemas de vista a largo plazo. Por eso, una protección adecuada es fundamental.

A pesar de que España es un país de sol y de que la concienciación respecto a la protección frente al sol es cada vez mayor, el “Estudio sobre Hábitos Cosméticos de los Españoles” llevado a cabo por Les Cosmétiques, revela que un 27,4% de los españoles no utiliza cremas con factor de protección solar y un 9,1% las utiliza con factor inferior a 10. Un comportamiento muy peligroso ya que, si bien el sol es fuente de vida y ofrece beneficios si se toma de manera adecuada y bien protegidos, una exposición excesiva o sin el factor de protección adecuado puede causar los daños antes descritos.

Por eso, no basta con echarse un poco de crema cuando llegamos a la playa, sino que hay que seguir todos los consejos siguientes para que la protección sea real y efectiva:

1- Aplicarse la crema por todo el cuerpo, rostro incluido, unos 30 minutos antes de la exposición. No te olvides de las orejas o la nariz.

2- Reaplicar la crema cada dos horas o después de haberse bañado. Aunque en la etiqueta de la crema ponga que es resistente al agua, siempre pierde parte de su eficacia después de estar un rato bañándose, así como si han pasado más de dos horas ya que el sudor hace que pierda eficacia. Hay estudios que afirman que pasado este tiempo el 80% de la capacidad de barrera del producto se ha perdido.

3- Usar crema solar todo el año, especialmente en países soleados también en invierno. No basta con echarse crema en agosto en la playa, hay que usarla siempre que se vaya a estar expuesto al sol ya que sus rayos pueden ser peligrosos siempre, causando no quemaduras, sino daños a largo plazo.

4- Evitar la exposición prolongada al sol en las horas más peligrosas (de 12 a 16 horas), sea la época del año que sea.

5- Usar una crema con el factor adecuado para nuestro tipo de piel. El índice de protección del filtro solar, generalmente, se refiere a la protección frente a los ultravioletas B, e indica la cantidad de tiempo que nos podemos exponer antes de que aparezca el enrojecimiento de la piel en relación al tiempo normal de exposición.

Los expertos afirman que hay que utilizar una crema solar que como mínimo tenga un SPF de 15 a 30, siendo el de 50 el de mayor protección (por encima de 50 las cremas apenas presentan diferencias entre sí, la protección total no existe).

En cuanto al factor a elegir, depende del tipo de piel. Así, según la Academia española de Dermatología y Veneralogía (AEDV), las personas de fototipo III -castañas con color de piel intermedio- deberían utilizar un SPF 30 mientras que los fototipo II -pieles claras y delicadas- o fototipo I -muy claras y pelirrojas- deberían usar uno de 40 o 50.

6- Las cremas deben actuar no solo contras los rayos UVB, sino también contra los UVA. Los rayos ultravioletas B (UVB) son los causantes de los eritemas o enrojecimiento de la piel, mientras que los rayos ultravioletas A (UVA) son responsables del envejecimiento de la piel (y ambas radiaciones pueden causar cáncer de piel). Por eso, debes elegir una crema que proteja contra ambos tipos.

7- Cuidado con las cremas caducadas o de años anteriores ya que sus efectos protectores pueden desaparecen, aunque un reciente estudio de la OCU señala que pueden seguir siendo efectivas de un verano para otro si se han conservado en un lugar seco y fresco, con una temperatura estable de unos 22º C.

8- Protegerse siempre, aunque se tenga la piel morena ya que el moreno no protege de los daños a largo plazo. También en días nublados puesto que las nubes solo retienen el 10% de los rayos solares.

9- Usar ropa adecuada cuando se va a estar mucho tiempo al sol. No solo debes usar crema en las zonas descubiertas, sino que debes usar ropa que te proteja de los rayos solares ya que hay muchos tejidos que dejan pasar los rayos, pudiendo causar también daños a la piel aunque vayamos vestidos. Hay ropa con protección solar especial para cuando se va a navegar o la montaña.

10- Proteger los ojos del sol. El sol también puede causar muchos daños a largo plazo a la vista, por lo que debes usar gafas de sol con cristales anti-UVA.

11- Aplicarse bastante crema. Según la OCU, la cantidad aproximada que debe usarse cada vez es de 35 gramos en todo el cuerpo. Aplicarse poca crema puede ser ineficaz.

Foto: Creado por Nikitabuida – Freepik.com

También te interesará...

Amor fuerte

¿Cómo saber si estás enamorada (y si él lo está de ti)?

Comparte en: Muchos niños juegan de pequeños, con una margarita, al juego de “Me quiere, no me quiere”, lo

Read More...
Blanqueadores naturales

Descubre 6 alimentos que tiñen tus dientes y otros 6 que los blanquean

Comparte en: A todos nos gusta tener los dientes blancos pero sabemos que hay bebidas y alimentos, como el

Read More...
Burlas

Cómo actuar ante las burlas

Comparte en: Las burlas pueden ser muy crueles y humillantes, sobre todo si vienen de parte de una persona

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu