¿Cada cuánto hacer una citología?

En Salud
cada cuánto hacer una citología
Comparte en:

Lo primero que una mujer debe saber es la definición exacta del concepto de citología. La citología vaginal consiste en la obtención de células del epitelio que va a recubrir el cuello del útero y de la vagina para posteriormente analizar en el microscopio. Una de sus grandes utilidades es que consigue identificar de manera precoz algunas anomalías que podrían progresar a lesiones cancerosas. Pero ¿cada cuánto tiempo una mujer debe hacerse una citología?

La citología es la prueba que se lleva a cabo para el estudio de células pertenecientes al cuello uterino de una mujer. Lo que se va a hacer es introducir un cepillo y una espátula con el objetivo de realizar un raspado suave en el cérvix y, a partir de dicha prueba, se detectará (en caso de que las haya) algunas posibles lesiones malignas como el cáncer cérvico uterino e incluso algunas infecciones vaginales.

En la actualidad, los médicos aconsejan realizar una citología vaginal a partir de los 21 años, o incluso algo antes si ya se han mantenido relaciones sexuales, para después repetirla al menos cada tres años hasta los 65 si se han obtenido, por supuesto, resultados normales. La prueba de la citología vaginal no se recomienda a mujeres que no hayan mantenido relaciones sexuales nunca.

¿Hay casos concretos en los que la prueba debe hacerse anualmente?

Existen algunos casos en los que se sugiere hacer la prueba anualmente para llevar un mayor control y son:

– mujeres que hayan tenido una vida sexual muy activa

– mujeres cuyas anteriores citologías hayan sido bastante positivas

– mujeres que posean verrugas genitales a causa de sufrir el VPH (Virus del Papiloma Humano)

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de acudir a una citología?

  • No es conveniente acudir a la citología cuando la mujer está menstruando porque esto podría impedir la interpretación de la muestra que se extraiga.
  • Hay que evitar mantener relaciones sexuales hasta 48 horas antes.
  • No deben realizarse lavados internos.
  • Hay que evitar utilizar tratamientos como óvulos, cremas o espermicidas los días previos a la prueba.

¿Cómo se debe colocar a la mujer?

La citología vaginal se lleva a cabo en una postura en la que la mujer debe estar tumbada boca arriba en una camilla que tiene un apoyo para colocar las piernas o para introducir los talones. Con las rodillas flexionadas y las piernas separadas, queda expuesta el área genital para su exploración. La muestra para la citología se obtiene de tres lugares:

– canal del cuello uterino (canal endocervical).

– parte externa del cuello, especialmente de la zona donde se cambia el tipo de mucosa que existe en el canal endocervical al tipo que recubre el cuello.

– parte posterior y superior de la vagina, que es el lugar donde se acumulan las secreciones junto con las células que se han desprendido.

El material obtenido se va a extender en un cristal que después es rociado con un spray fijador para que las células queden adheridas al cristal y preservadas hasta que se tiñen en el laboratorio.

¿Qué opina la SEGO de la citología vaginal?

La SEGO es la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y desde allí consideran que una citología vaginal se iniciará a los 25 años y que se repetirá cada tres o cinco años hasta los 65. En sus instrucciones dejan claro que:

– la mujer debe abstenerse de mantener relaciones sexuales en las 48 horas previas a la toma

– la menstruación ha de haber finalizado como mínimo cuatro o cinco días antes

– que una debe lavarse externamente con agua y jabón y no hace lavados internos

– y, finalmente, que no deberán utilizarse tópicos en los cinco o siete días anteriores a la prueba. Esto significa: óvulos, espermicidas y cremas vaginales.

¿Para qué sirve exactamente entonces?

La citología vaginal se utiliza como screening para el diagnóstico precoz del cáncer de cuello del útero, pero no podría considerarse como tal como una prueba diagnóstica. Es cierto, no obstante, que cuando los resultados son positivos o anormales se realiza una biopsia con el fin de diagnosticar si existe o no cáncer de cuello de útero. Sin embargo, hay que saber que no sirve para el diagnóstico de otros cánceres ginecológicos como podrían ser el de ovario o el de útero. No obstante, lo que sí se va a poder obtener también de una citología vaginal son los resultados sobre la posible existencia de algún tipo de infecciones vaginales.

Fuentes:

Sanitas, https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/ginecologia/exploraciones-ginecologia/sin012125wr.html

SEGO, https://sego.es/mujeres/Citologia_vaginal.pdf

Infosalus, https://www.infosalus.com/mujer/noticia-cada-cuanto-hay-hacerse-citologia-20170317080535.html

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu