¿Cada cuánto graduar la vista?

En Salud
Usar lentillas
Comparte en:

Los años pasan y los ojos no perdonan. Es posible que hace unos años vieras estupendamente y no necesitaras gafas. Sin embargo, a medida que vas envejeciendo es normal que te encuentres más cansado y que lo notes en tu visión. Además, el tiempo que uno pasa pegado a las pantallas pasa factura a vuestra visión, y por eso es importante revisarla con frecuencia.

Es habitual escuchar a muchas personas que solamente acuden a los especialistas cuando verdaderamente lo necesitan por alguna molestia, dolor o problema, pero es un grave error. De hecho, acudir a un especialista como es el oftalmólogo es igual de importante que pedir una cita con el médico de cabecera, a pesar de que la mayoría de las personas va a revisión solamente cuando nota o siente algún problema concreto en la visión. Esto significa, por tanto, que solamente acudirán con algo de frecuencia aquellas personas que utilicen gafas, lentillas o tengan alguna anomalía común.

Pero ¿qué pasa con la tensión ocular? ¿Y con la agudeza visual? ¿Y con la revisión de los polos? Sí, es evidente que todas aquellas personas con patologías oculares van a tener (o deberían tener) marcado una especie de seguimiento, es decir, unos periodos de revisión que van variando, y que, por supuesto, se deberán cumplir para que el problema no vaya a mayores y poder controlarlo. Pero todos aquellos que no tengan ningún tipo de problema ocular, les guste o no, deberán ir a la revisión de manera periódica.

Además, no importa si se ha tenido con anterioridad algún problema de visión o no y da igual la edad que uno tenga, pero lo que está claro es que se debe acudir al oftalmólogo a la revisión, aunque para conocer la frecuencia sí es necesario tener en cuenta siempre la edad de la persona. Sin patologías previas, por tanto, lo ideal es que las personas vayan a revisiones oculares cada un determinado tiempo:

la primera revisión suele ser la de los cuatro años, si todo transcurre con total normalidad, es decir, si no se han detectado actitudes que indiquen tener cualquier problema del tipo que sea, o se produzca un accidente inesperado.

cuando una persona llega a la adolescencia, es necesario acudir al oftalmólogo para la revisión de la vista, pues es en ese momento justo cuando la miopía y las demás alteraciones comienzan a aparecer. A estas edades lo ideal es que la revisión oftalmológica sea anual.

una vez pasemos los veinte años, y no haya habido todavía ningún síntoma, molestia, o alguna alteración ocular, las revisiones pueden pasar a ser bianuales.

cuando uno llega a los treinta años, la revisión oftalmológica vuelve a ser anual. A partir de esta edad suele ser bastante recomendable vigilar y controlar la tensión intraocular, la agudeza visual, el polo anterior y posterior, etc.

-después, y a medida que van pasando los años, se pueden formar patologías como la formación de cataratas, la degeneración macular asociada a la edad, el glaucoma, etc., y por eso es fundamental someterse a dichas revisiones que se realizan de forma sencilla y se evitan problemas mayores o incluso se pueden tratar a tiempo mediante la realización, siempre, de una serie de pruebas avanzadas y específicas. En el caso de tener más de cuarenta años se acudirá cada año en caso de glaucoma o diabetes, pero sino se da el caso, la revisión se hará cada dos años. Con sesenta y setenta años la revisión será cada dos años también, y con más de setenta también será bianual.

Para el resto, lo ideal es acudir al oftalmólogo cada dos años, pero si el especialista detecta algo extraño y considera que el seguimiento debe ser distinto, lo más recomendable es que sigamos siempre sus recomendaciones.

Además, cabe destacar alguno de los falsos mitos que circulan en relación con la revisión de la vista. En primer lugar, es importante saber que hay que revisar la visión al menos una vez al año, sobre todo si tenemos síntomas. El oftalmólogo u optometrista, tras hacer un estudio al paciente, le recomendará el uso de gafas siempre y cuando se necesiten.

Otro falso mito bastante común es pensar que la miopía va a subir más si nos ponemos gafas para corregirla, pero lo cierto es que el aumento de la miopía no depende de si uno lleva gafas o no, ya que existen otros factores determinados que afectan a las variaciones de la graduación independientemente de si llevamos gafas o no. De hecho, si no llevamos una corrección adecuada, podemos provocar otras alteraciones visuales derivadas del sobreesfuerzo que realizamos al no llevarlas.

También es habitual encontrarnos con personas que notan que sus ojos están más secos de lo habitual tras el uso de las lentillas, pero que solamente van a la farmacia a por unas gotas y con ello se quedan satisfechos. Sin embargo, están cometiendo un grave error porque, a pesar de ser habitual tener esa sensación de arenilla, sequedad o irritación en los ojos debido a por ejemplo, ambientes muy secos en los que nos movemos, en ocasiones esta sequedad viene provocada por el uso inadecuado de la lente de contacto o por llevar, por ejemplo, una lente de contacto que no es la adecuada Es importante, por tanto, no dejar pasar estos casos e ir a revisar tanto si es un problema de nuestra salud ocular como un simple cambio de graduación.

Finalmente, otro error muy común que se comete en relación con la revisión de la visión tiene que ver con lo más importante, es decir, con la frecuencia de las revisiones. Son muchas las ocasiones en las que ni recordamos la última vez que nos revisamos la vista e incluso que iremos solamente cuando notemos algo raro, pero es fundamental hacerse la revisión al menos una vez al año para comprobar el estado de nuestro sistema visual, porque pueden existir complicaciones que a pesar de que al principio no nos parezcan importantes, si no se tratan podrían desencadenar en problemas mucho más graves.

Ahora sí, ¡a revisar la vista!

También te interesará...

Cómo hidratar la piel

¿Conoces la cosmética coreana? ¡Nosotras sí!

Comparte en: Puede que todavía no la conozcas o creas no conocerla, pero la cosmética coreana se ha convertido

Read More...

¿Papel pintado en las paredes de casa? ¡Claro que sí!

Comparte en: No todo el mundo decora su hogar con papel pintado, aunque quizás sea porque todavía no es

Read More...
Rumores

¿Coquetear en siete pasos? ¿Cómo?

Comparte en: El coqueteo es una parte importante de la vida. Este puede ser una forma divertida y aventurera

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu