¿Cada cuánto girar el colchón?

En Estilo de vida
Girar el colchón
Comparte en:

Llevas algunos años viviendo con tu pareja y sí, bajo el mismo colchón. Tus padres ya te han dicho que después de un determinado tiempo hay que girar el colchón y tú no tenías ni idea, pero ¿sabes exactamente cada cuánto tiempo debes girarlo? En este artículo podrás descubrir el tiempo que debéis tardar tu pareja y tú en girar el colchón de vuestra habitación.

Aunque no lo supieras lo cierto es que sí, tus padres llevan razón y a lo largo del año se debe girar el colchón, pero también voltearlo. ¿Qué diferencia hay entre girar y voltear el colchón? El giro del colchón consiste en moverlo dejando la parte de la almohada en los pies, y al revés, es decir, la parte donde tenías los pies pasarla donde estaba la almohada. Un giro sencillo que debe hacerse en dos ocasiones: enero y julio.

Sin embargo, el volteo consiste literalmente en darle la vuelta al colchón, es decir, pasar lo que era la parte de arriba y sobre la que uno se apoya a la hora de acostarse debajo, y la parte que uno no toca y que está sobre el somier pasarla encima, y debe hacerse en abril y octubre. Voltear no es lo mismo que girar. Cuando volteamos algo estamos dando la vuelta a una cosa de modo que queda en una posición opuesta a la que tenía, pero si giramos estamos moviendo una cosa dando vueltas sobre sí misma o alrededor de otra cosa.

Si no lo sabías hasta ahora, es posible que no hayas realizado ningún tipo de mantenimiento en tu colchón antiguo, pero no pasa nada porque después de terminar de leer este artículo podrás comenzar un calendario para ir fijando los meses en los que realizarás tanto el giro como el volteo de tu colchón. No obstante, debes tener siempre en cuenta que el confort en el descanso es lo que siempre marcará la fecha de cambio.

Si la edad del colchón, por ejemplo, ha superado los diez años, quizás no sea necesario ni tan siquiera realizar el mantenimiento habitual sino más bien cambiar el colchón porque, aunque ni tan siquiera te hayas dado cuenta, es muy probable que ya hayas perdido calidad en tu descanso y que, por supuesto, es fundamental.

En este último caso, si finalmente decides que lo mejor es comprar un nuevo colchón sí debes realizar el mantenimiento del que hablábamos anteriormente con mayor frecuencia, al menos durante el primer año, según la mayoría de los fabricantes. En estos casos, lo ideal es invertir las zonas en las que has colocado los pies y la cabeza. De esta manera, lograrás distribuir el desgaste a lo largo de toda la superficie.

Pero ¿cuál es el colchón que más os conviene?

Lo cierto es que, aunque en la mayoría de las tiendas donde has pensado adquirir tu nuevo colchón te digan que tienen “el colchón perfecto” para ti a pesar de que no lo sea, previamente y para asegurarnos bien hay que saber que el colchón ideal para cada persona debe cumplir una serie de requisitos.

Según la forma en la que uno duerme. Si eres de los que le gusta dormir sobre la espalda y boca arriba, el mejor colchón es el que posee cierta dureza. Sin embargo, si lo que prefieres es dormir en posición fetal o simplemente de lado, la dureza del colchón debe ser inferior, de manera que los hombros queden adaptados en una posición cómoda y consigas dormir plácidamente.

Dependiendo de lo que uno se mueva en la cama mientras duerme. Si eres de los que no para de moverse mientras duerme, lo mejor es que te decidas por un colchón duro. Y recuerda, además, que cuánto más blando sea el colchón más esfuerzo hará falta para girarse al quedar encajado en él.

Según el peso de cada uno. Si tu peso es normal o ligero, lo mejor que puedes hacer es comprarte un colchón blando que pueda adaptarse a tu espalda y al resto de tu cuerpo. Sin embargo, si tienes obesidad o sobrepeso, lo ideal es elegir un tipo de colchón que no te produzca una sensación de atrapamiento y que se recupere de su uso cada día.

No obstante, lo que sí debes saber es que, por norma general, los mejores colchones son los que tienen un grosor superior a los 20 cm de alto porque con ellos se consigue una durabilidad mayor al contar con más capas. Y lo que todo el mundo quiere es que el colchón le dure mucho tiempo ¿no?

Normalmente los buenos colchones “o los mejores colchones” son aquellos que cuentan con cinco capas de materiales, y en cuanto a la base, si esta es articulada, se deben elegir colchones especiales que sean lo suficientemente flexibles para doblar y también adaptarse a los cambios de posición. Un colchón de látex o espuma son los más recomendados.

Ya no duermo sola y no sé qué colchón comprar

No, dormir de vez en cuando con tu pareja porque todavía no vivís juntos no tiene comparación con dormir con él día tras día después de haber decidido independizaros de papá y mamá. “Él se mueve mucho y no consigo descansar lo suficiente”, “Siento cada movimiento que hace cuando duerme”. Frases como estas son bastante comunes cuando uno habla de la forma de dormir con su pareja.

Por eso, para evitar sentir los movimientos que esta realiza cada noche y la diferencia de peso entre él y tú, lo ideal sería adquirir un colchón con sistema normablock o de muelles ensacados, que contiene unos refuerzos centrales que amortiguan las diferentes presiones que se realicen sobre la superficie. El colchón de muelles ensacados es aquel que en su núcleo presenta una carcasa de muelles individuales envueltos en saquitos de tela. Una gran evolución en colchones para conseguir una independencia de lechos total, y también una mayor durabilidad. Los colchones de muelles ensacados se adaptan perfectamente a la forma y al peso de cada cuerpo consiguiendo un buen descanso, algo fundamental.

Como todos sabemos, el descanso y el sueño son esenciales para la salud y básicos para una buena calidad de vida. De hecho, sin sueño y sin descanso, la capacidad de enjuiciamiento, concentración y la habilidad para afrontar las tareas cotidianas es prácticamente imposible. Además, la irritabilidad puede aumentar. Por estos motivos y por otros muchos, dormir ocho horas se convierte en algo imprescindible. Sin embargo, y a pesar de que este tiempo es el establecido como “lo normal” o “lo más adecuado para descansar bien”, lo cierto es que otros factores como la elección del colchón y su mantenimiento también son importantes.

Por tanto, la clave para hacer frente a la rutina de cada día y descansar lo suficiente, pero bien, no se consigue solamente durmiendo ocho horas, sino haciéndolo sobre un colchón que te aporte el confort suficiente, y para lograrlo siempre hay que elegir el que mejor se adapte a tus necesidades, y una vez lo tengas, girarlo y voltearlo las veces que sean necesarias.

Y tú, ¿hace cuánto no giras el colchón?

Fuente: https://mira.ired.unam.mx/enfermeria/wpcontent/uploads/2013/05/necesidades.pdf

También te interesará...

Cómo elegir colchón

¿Cómo elegir un colchón?

Comparte en: A la hora de dormir plácidamente y descansar, el colchón es la parte más importante de una

Read More...
Por qué salen caries

¿Por qué salen caries?

Comparte en: Quizás lo primero que debemos hacer es definir el término, y es que no todo el mundo

Read More...
Beneficios de escribir

Pautas para escribir un libro

Comparte en: ¿Brújula o mapa? La autora Elisabeth Benavent es una de esas maravillosas autoras que están haciéndonos ver

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu