Beneficios del té de rooibos

En Salud
Beneficios del rooibos
Comparte en:

El té de rooibos, muy de moda en los últimos años, no es un té rojo, aunque mucha gente lo crea y lo parezca por su aspecto. En realidad, no pertenece a la familia de los tés, sino a la familia de las leguminosas. Su sabor también recuerda al del té, pero no tiene teína, por eso es una buena alternativa al té o al café. Además, contiene muchas sustancias que hace que esta bebida tenga efectos antioxidantes, antialergénicos, antisépticos, digestivos, carminativos, astringentes o diuréticos, por lo que es beneficioso para la salud.

La palabra rooibos viene del afrikaans y significa “arbusto rojo”. Es una planta usada en África desde hace miles de años como planta medicinal para curar heridas o quemaduras. Durante las exploraciones del siglo XVIII fue descubierto por los europeos y exportado como bebida digestiva y, ya en el siglo XX, empezaron a descubrirse las múltiples propiedades medicinales de este arbusto.

Como decíamos, el rooibos es un arbusto parecido a la retama que crece en España, que puede llegar a medir hasta dos metros de alto y que da unas flores amarillas y frutos en legumbre. Su origen se halla en la península del Cabo (Sudáfrica), siendo esta zona la principal exportadora a nivel mundial, aunque también se cultiva en otras zonas como la India.

Una vez se recolectan las hojas, se ponen a secar y se dejan fermentar, de manera que adquieren ese tono rojo característico. Es con estas hojas fermentadas con las que se elabora el té. Existen dos tipos de bebida: el rooibos rojo (fermentado y oxidado) o el rooibos verde (no está fermentado ni oxidado, por lo que aporta más antioxidantes).

El rooibos contiene sustancias con efectos antihistamínicos como la aspalatina y la nothofagina, flavonoides, ácido fenólico, polifenoles, ácido caféico, minerales como el hierro, el cobre, el magnesio, el calcio, el sodio, el potasio, el zinc o el flúor y vitamina C en pequeñas cantidades. Por eso, su consumo ofrece todos estos beneficios:

1- Ayuda a la digestión

Tomado después de las comidas, facilita la digestión y evita la pesadez, los gases, la hinchazón… También ayuda a regular la diarrea y el estreñimiento. Asimismo, está indicado en casos de gastritis para reducir la inflamación y aliviar el dolor.

2- Retrasa el envejecimiento

Su alto contenido en antioxidantes ayuda a luchar contra los radicales libres que provocan la degeneración celular, por lo que ayuda a retrasar el envejecimiento tanto a nivel interno, como externo.

3- Evita la retención de líquidos

Su efecto diurético ayuda a evitar la retención de líquidos y los edemas y favorece la eliminación de toxinas.

4- No afecta al sueño

Al no ser un té de verdad, no tiene teína, por lo que no afecta al sueño ni produce insomnio.

5- Es antihistamínico

El rooibos posee acción antihistamínica, por lo que ayuda a evitar y tratar los síntomas de las alergias (picor, lagrimeo, estornudos…). Es efectiva en caso de fiebre del heno o alergia al polen, alergia al polvo, a la contaminación, a los ácaros, a la picadura de insectos…

6- Mejora la salud de la piel

Usado de forma externa, el rooibos ayuda a curar heridas, llagas, úlceras, cicatrices y quemaduras.

7- Mejora el sistema inmune

Los antioxidantes y flavonoides que tiene, así como los minerales y la vitamina C, ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y evitar el contagio de ciertas enfermedades.

8- Tiene efecto antiinflamatorio

El rooibos posee propiedades antiinflamatorias, por lo que es bueno para tratar todo tipo de enfermedades inflamatorias, como artritis, reúma, etc.

9- Mejora la salud de los dientes y huesos

Los minerales que aporta el rooibos favorecen la salud de los dientes y los huesos, evitando el desarrollo de la osteoporosis.

10- Ayuda a adelgazar

El rooibos es un buen complemento para las dietas adelgazantes y ayuda a perder peso.

11- Previene las enfermedades cardiovasculares

Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias también favorecen la salud cardiovascular y evitan el desarrollo de ciertas enfermedades. Por ejemplo, ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL (malo) en sangre.

12- Alivia en procesos catarrales

El rooibos, por sus propiedades expectorantes y antisépticas, alivia las afecciones respiratorias con congestión y tos, como procesos gripales, faringitis y bronquitis.

13- Reduce las migrañas

Favorece la reducción del dolor de cabeza de tipo migrañas.

¿Tiene contraindicaciones?

A pesar de todos sus beneficios, no se debe consumir en exceso durante el embarazo y, en general, no se debe abusar de esta planta ni tomar grandes cantidades durante mucho tiempo.

¿Cómo hacer una infusión de rooibos?

Compra las hojas y pon a calentar agua. Retírala del fuego justo cuando empiece a hervir. Pon en una taza una cucharadita de rooibos y ve echando el agua. Tapa la taza y deja reposar unos minutos. Una vez se vaya enfriando, puedes ir bebiéndola. En verano puede stomarla como una bebida fría.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu