Beneficios del kéfir

En Salud
Beneficios de la leche
Comparte en:

El kéfir es una bebida hecha a base de leche fermentada que se elabora a partir de un hongo con forma de bolitas que se nutre de leche fresca de cabra o de vaca y la hace fermentar en un proceso parecido al del yogur. Eso hace que contenga muchos probióticos, uno de sus principales beneficios.

El kéfir es una bebida de origen caucásico cuyo nombre significa “bendición” en turco. Aunque en Occidente es mucho menos habitual su consumo que en Oriente, en los últimos años se ha puesto muy de moda y se puede tanto comprar hecha, como prepararla en casa.

Cuenta la leyenda que el kéfir fue un regalo de Mahoma a los monjes ortodoxos del Cáucaso, a quienes les dijo cómo usarlo y sus propiedades a cambio de que no revelaran el secreto a nadie. No obstante, se cree que el kéfir se usaba ya mucho antes.

Se llama kéfir tanto al hongo que sirve para elaborar esta bebida, como al producto resultante y, como decíamos, contiene en su interior una gran cantidad de bacterias buenas de tipo probiótico (lactobacilos, lactocos, acetobacterias) y levaduras que le confieren unas propiedades únicas. Los probióticos son “microorganismos vivos que, administrados en las cantidades adecuadas, aportan beneficios en la salud del organismo del que los ingiere”. Además, aporta vitaminas, minerales y aminoácidos.

1- Protege la flora intestinal

Su alto contenido en probióticos y bacterias beneficiosas ayudan a regenerar la flora intestinal y cuida la microbiota y las defensas del organismo, por lo que ayuda a tratar la indigestión, el estreñimiento, la diarrea, el síndrome del intestino irritable e incluso las infecciones por candida albicans.

No obstante, hay que tener en cuenta que el kéfir ayuda a la diarrea o el estreñimiento según el tiempo que se deje fermentar. Es decir, si se cuela a las 24 horas, es bueno para el estreñimiento, puesto que tiene efecto laxante. Si se deja más tiempo, se vuelve astringente.

2- Fortalece el sistema inmunitario

Como veíamos, el kéfir contiene muchos probióticos que no solo regulan la flora intestinal, sino que fortalecen las defensas del sistema inmunitario, haciéndonos más fuertes contra todo tipo de infecciones.

Asimismo, tiene propiedades antibióticas y antifúngicas, por lo que también ayuda a combatir las infecciones una vez contraídas.

3- Se digiere mejor que la leche

Para las personas con intolerancia a la lactosa, el kéfir es una buena opción, puesto que al fermentarse la leche se descompone de modo más sencillo la lactosa, evitando las molestias que causa a los intolerantes.

4- Ayuda a eliminar toxinas

El kéfir ayuda a eliminar las toxinas del organismo gracias a su poder desintoxicante y, además, reestructura el ácido-básico, por lo que nos ayuda a mejorar la salud general.

5- Combate el estrés y el cansancio

El kéfir es ligeramente estimulante, por lo que también ayuda a tratar la ansiedad, el estrés y el cansancio, además de mejorar el sueño y disminuir las depresiones.

6- Reduce los niveles de colesterol

El kéfir ayuda a reducir los niveles del colesterol malo o HDL en sangre, por lo que favorece la salud cardiovascular.

7- Reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer

Al proteger la salud digestiva, reduce las posibilidades de desarrollar algunos tipos de cáncer, como el cáncer de colon. Y es que el kéfir inhibe el crecimiento de células tumorales. Así lo han demostrado algunos estudios que afirman que el kéfir puede reducir hasta en un 56% el número de células cancerosas de mama (aunque son estudios preliminares con animales).

8- Combate la osteoporosis

La osteoporosis es el deterioro de la masa ósea, muy frecuente en las mujeres occidentales a partir de la menopausia. El kéfir es bueno para evitar y tratar este problema ya que es rico en calcio y vitamina K2, esenciales para la salud ósea. Algunos estudios elaborados en animales han demostrado que el kéfir ayuda a la absorción de calcio en los huesos, ayudando a prevenir fracturas.

9- Protege contra el asma y las alergias

Las reacciones alérgicas son causadas por respuestas inflamatorias del organismo ante una sustancia que, aunque no sea perjudicial, el cuerpo entiende que sí y reacciona contra ella. Según varios estudios, el kéfir puede ser bueno en personas alérgicas porque elimina esas respuestas inflamatorias, por lo que podría mejorar los síntomas de las alergias y el asma, aunque hacen falta más estudios en humanos.

¿Cómo elaborar y consumir el kéfir?

Para preparar tu propio kéfir solo necesitas comprar unos cuantos nódulos de kéfir y leche entera de cabra o de vaca (aunque se puede preparar también con agua y otras bebidas).

Llena un tarro de cristal con leche fresca a temperatura ambiente, introduce unas cuantas bolitas de kéfir y cierra el tarro herméticamente. Deja reposar al menos 24 horas y, pasado este tiempo, cuélalo.

Los granos de kéfir se pueden reservar para usarlos de nuevo.

El kéfir tiene un sabor parecido al yogur, aunque un poco más ácido y de consistencia más líquida.

Fuentes:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3833126/

http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/25862

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272003000600007

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17869642

También te interesará...

Beneficios de sudar

¿Qué hacer para poder adelgazar rápido?

Comparte en: Ya sea por la operación biquini, por el remordimiento por atracón post-navidad o simplemente porque tenemos algunos

Read More...
Cómo tratar la ansiedad

Síntomas de ansiedad

Comparte en: La ansiedad y sus síntomas se manifiestan gradualmente. Por lo tanto, se puede padecer a diferentes niveles,

Read More...
Vivir en el campo

¿A qué edad aparecen las canas?

Comparte en: Un día te levantas, te miras al espejo y descubres ese pequeño destello plateado que indica que,

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu