Beneficios de la menta poleo

En Salud
Beneficios de la menta poleo
Comparte en:

La menta poleo es el nombre popular con el que se conoce a un tipo de planta, la “Mentha pulegium”, que forma parte de la familia de las lamiáceas. Es una hierba aromática usada desde hace miles de años por sus múltiples propiedades, tanto para la cocina como la salud. Aunque puede consumirse la totalidad de la planta, lo más habitual es tomarla en forma de infusión. Te contamos cuáles son sus beneficios.

Son muchas las propiedades que ofrece esta planta originaria de Asia y la zona Mediterránea, sobre todo cuando se emplea en forma de infusión, aunque también se puede encontrar mezclada con otros ingredientes en cremas, cataplasmas, etc.

El poleo menta tiene en su composición ácido salicílico, minerales como el selenio y el fósforo y antioxidantes como los taninos y los flavonoides.

  1. Favorece la digestión

La menta poleo reduce las molestias intestinales gracias a su efecto colagogo, es decir, que ayuda al organismo a expulsar la bilis producida por la vesícula biliar, lo que facilita las digestiones y favorece el tránsito intestinal. Además, también tiene efectos antiespasmódicos, por lo que evita los cólicos abdominales. Y, por último, ayuda a expulsar los gases.

  1. Ayuda a regular el ciclo menstrual

La menta poleo también tiene un efecto emenagógico, lo que favorece la expulsión de la sangre menstrual, siendo muy útil en mujeres con desarreglos menstruales. Además, gracias a su efecto antiespasmódico, ayuda a aliviar el dolor de los cólicos menstruales.

  1. Reduce la fiebre

La menta poleo aumenta la exudación o sudoración, lo que ayuda a regular la temperatura en caso de fiebre.

  1. Abre el apetito

La menta poleo también tiene la capacidad de estimular el apetito y abrir el hambre, lo que es bueno para aquellas personas a las que se les cierra el estómago ante disgustos o problemas.

  1. Combate infecciones

La menta poleo tiene propiedades antisépticas, antifúngicas y parasiticidas, por lo que combate las enfermedades causadas por diversas bacterias y parásitos, así como algunos hongos. Se puede usar tanto para limpiar heridas a nivel externo como en infusión para tratar desde dentro la infección.

  1. Es relajante

Al igual que otras infusiones, la menta poleo ayuda a relajar y reducir el estrés y la ansiedad, por lo que es muy útil tomarse una infusión de menta poleo cuando se está nervioso. Por eso, ayuda también a conciliar el sueño.

  1. Ayuda a curar las enfermedades respiratorias

Es una planta que ayuda a combatir los síntomas del resfriado y otras enfermedades respiratorias leves como la bronquitis gracias a su efecto antitusivo, que facilita la expulsión de los mocos y flemas gracias al mentol. Actúa como descongestionante del sistema respiratorio y los pulmones.

  1. Ayuda a perder peso

Es una de las hierbas que menos calorías contiene, por eso se aconseja su consumo en las dietas adelgazantes.

¿Presenta contraindicaciones?

Aunque la menta poleo es una planta con muchos beneficios, puede causar ciertos efectos adversos en determinadas ocasiones, sobre todo si se aplica en forma de aceite esencial y se consume en exceso.

Por ejemplo, un consumo excesivo de menta poleo puede causar ardor y dolor en el tubo digestivo, así como otros problemas gastrointestinales. También puede causar cefaleas, dolor de garganta, sudor excesivo, sed y diarrea, pero siempre consumida en exceso.

No se aconseja su uso en personas con problemas renales o hepáticos ya que puede ser tóxico para ambos órganos.

También puede afectar a la absorción del hierro, disminuyendo sus niveles y aumentando las posibilidades de sufrir anemia.

Y durante el embarazo no se aconseja su consumo más que de forma esporádica ya que puede causar contracciones uterinas que pueden dar lugar a un aborto espontáneo o un parto prematuro. Tampoco se debe consumir durante la lactancia ni dar a menores de 2 años.

Por último, de esta planta se extrae un aceite esencial que contiene un compuesto llamado pulegone que es muy tóxico, por lo que hay que tener mucho cuidado con él.

¿Cómo preparar una infusión de menta poleo?

Es muy sencillo, solo tienes que adquirir la planta en cualquiera de sus dos versiones: en bolsitas ya preparadas o en hojas naturales. Esta última opción permite aprovechar al máximo sus propiedades beneficiosas.

Para hacer la infusión tienes que poner agua a hervir. Después, echa la bolsita o 4 o 5 hojas de la planta. Deja reposar unos 5 minutos y espera a que la infusión no queme para poder beberla.

Puedes echar un poco de azúcar u otro edulcorante, pero sin pasarte.

Fuentes:

Muñoz, L.M., Alonso, M.T. y Santos, M.T. (1998). Plantas medicinales españolas. Mentha Pulegium L. (Labiatae). (Poleo, poleo-menta). Stud.bot, 17. Ediciones Universidad de Salamanca.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu