Beneficios de ir a la iglesia

En Estilo de vida
Beneficios de ir a la iglesia
Comparte en:

Las personas religiosas acuden a la iglesia en busca de consuelo y apoyo y, aunque muchos piensan que no es necesario ir a la iglesia para conseguir esto, ya que se puede hablar con Dios en todas partes, lo cierto es que ir a la iglesia ofrece algunos beneficios sobre rezar solo en casa, como compartir con otras personas tus dudas y problemas.

Las creencias han cambiado en los últimos años, sobre todo en los países más desarrollados, donde cada vez son más las personas que se declaran ateas o agnósticas. Sin embargo, también son muchos los que afirman creer en Dios, aunque sin seguir a ninguna religión concreta. Estas nuevas creencias se basan en la idea de que efectivamente existe un ser superior, una especie de fuerza que nos creó, pero que no interviene en los asuntos de los hombres.

Por supuesto, también sigue habiendo muchas personas que se declaran creyentes de las grandes religiones monoteístas o politeístas, principalmente cristianos, islámicos, judíos, hinduistas y budistas. Las últimas estadísticas informan que la religión más seguida es la cristiana, seguida del islam, las personas ateas, los hinduistas y los budistas. Dentro de los cristianos hay que tener en cuenta que estos se dividen a su vez en diversas ramas con sus diferencias, siendo principalmente estas tres: Católicos, Ortodoxos y Protestantes.

Cuando hablamos de iglesia podemos referirnos al edificio físico, en el que celebran su culto los cristianos, o a la congregación de personas cristianas que creen en una misma religión. En las iglesias las personas creyentes que comparten una religión se reúnen para celebrar diversos actos, como las misas ordinarias, o los diferentes sacramentos: bautismo, comunión, confirmación, matrimonio… También se puede acudir solo para sentarse en un banco y rezar o para solicitar el perdón de Dios por alguna falta cometida mediante el sacramento de la penitencia.

Antes, todas las personas creyentes acudían a estos actos religiosos semanalmente, pero cada vez son más las que se definen a sí mismas como creyentes, pero no practicantes, es decir, creen en Dios y en la mayoría de los principios de la Iglesia Católica o Protestante o la que sea, pero no van a la iglesia ni siguen los preceptos que esta marca. Para ellos, Dios está en todas partes y no hace falta seguir estas normas para ser creyente, basta con creer en Dios a su manera. Por eso, aunque siguen siendo muchas las personas que se consideran cristianas, las iglesias cada vez tienen menos fieles que acuden a sus actos y que siguen sus mandatos al pie de la letra. Como muchos dicen, “las religiones se adaptan a las personas”, en lugar de al revés, como pasaba antes.

Sin embargo, aunque la religión es un tema muy personal y todo el mundo tiene derecho a vivirla como prefiera, ya que, al fin y al cabo, las creencias nos ayudan a ser más felices y a afrontar dilemas como la muerte, existen muchos beneficios de ir a la iglesia:

1- Resolver tus dudas

Tanto hablando con los sacerdotes o pastores, como con otras personas creyentes, en la iglesia puedes resolver algunas de tus dudas respecto a las principales creencias de tu iglesia y sus preceptos. La ciencia no tiene cabida en la religión, la mayoría de las cosas se deben creer mediante la fe, pero la fe es algo complicado de tener, sobre todo en el mundo tan racional y científico en el que vivimos hoy en día, por lo que comentar tus dudas con otras personas y saber lo que piensan puede ayudarte a no dudar de todo y mantener firmes tus creencias e ideas religiosas. Encuentros espirituales, catequesis, reuniones o la misa pueden ayudarte con todas tus dudas.

2- Formar parte de una comunidad

Una de las grandes ventajas de las religiones es sentirse acogido y reconfortado por otras personas que piensan y creen igual que tú. Las religiones nos ayudan a afrontar procesos complicados, como la muerte de un familiar, y estar en contacto con otras personas que te ayudan y te dan consuelo en esos duros momentos, haciéndote sentir que realmente hay vida después de la muerte, es tremendante consolador. Acudir a una funeral o misa por una persona puede ayudarnos a aliviar el dolor por esa muerte y hacernos sentir un poco mejor, sobre todo al notar el calor y el apoyo de la gente y de tu comunidad. Y es que las personas necesitan sentirse parte de un grupo o comunidad, y no hay mejor forma de conseguirlo que acudiendo a la iglesia con el resto de los feligreses.

3- Celebrar los diversos actos religiosos

Y, por supuesto, el principal beneficio de acudir a la iglesia es poder asistir a los diferentes actos religiosos que se celebran en ella, como la misa, el bautizo de una persona, su comunión, su confirmación o su boda. En las iglesias es donde estos actos tienen lugar y la gente se junta para celebrar estos sacramentos que marcan diversos momentos clave en la vida religiosa de una persona, como entrar a formar parte de la iglesia, tomar por primera vez el cuerpo de Cristo, reafirmar el compromiso con la fe o casarse delante de Dios y todos los familiares.

Por eso, si eres creyente y no sueles acudir a la iglesia, quizá debes replantearte eso, puesto que ir a la iglesia también puede ayudarte de varias maneras.

También te interesará...

Comida basura

¿Comes demasiados alimentos ultraprocesados?

Comparte en: Los alimentos ultraprocesados son muy perjudiciales para la salud y, lamentablemente, forman parte de la dieta diaria

Read More...
Bolsas en los ojos

¿Cómo saber si estoy ovulando?

Comparte en: La ovulación es el proceso que ocurre cada mes a mitad de ciclo mediante el cual uno

Read More...
Ardor al orinar

Ovulación y dolor al orinar

Comparte en: Durante la ovulación, la mujer puede experimentar una serie de síntomas como dolor abdominal, hinchazón de las

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu