• Buscar
×

Beneficios de ir al psicólogo

Beneficios de ir al psicólogo

Antes se pensaba que los psicólogos o los psiquiatras eran solo para personas con trastornos o enfermedades mentales graves, pero, actualmente, cada vez son más las personas que acuden en busca de la ayuda de un psicólogo cuando no pueden afrontar algún problema de su vida o sienten que no son capaces de controlar sus emociones. Y es que los psicólogos pueden resultar muy beneficiosos.

Índice

¿Qué funciones tiene un psicólogo?

Todavía existe cierto tabú en torno a la consulta del psicólogo y son muchas las personas que no reconocen que acuden regularmente a uno por miedo a ser consideradas como “locas, inestables o débiles”, cuando lo cierto es que ir al psicólogo cuando hace falta puede hacerte más fuerte y mejor persona.

Un psicoterapeuta es un profesional de la salud mental especializado en diversas áreas que comprenden lo relacionado con las emociones, los comportamientos y los pensamientos, por lo que puede ayudarnos a hacer frente a las circunstancias del día a día y superar problemas como una separación, la muerte de un familiar, el estrés y la ansiedad, problemas para dormir, dificultades para gestionar las emociones, miedos o fobias, etc. Por eso, ir al psicólogo o a terapia puede ser muy beneficioso para nosotros.

1- Ayuda a sentirse mejor

Sin duda, el principal motivo para acudir al psicólogo es sentirnos mejor. Cuando estamos tristes, apáticos, deprimidos o no conseguimos disfrutar de la vida, el psicólogo puede ayudarnos expresar nuestros sentimientos, contar a alguien nuestros problemas, sacar fuera lo que llevamos dentro y aliviarnos de nuestras cargar emocionales. Con un psicólogo es más fácil expresar sentimientos o emociones ocultas que nos da vergüenza reconocer a otras personas, lo que puede ayudarnos a sentirnos mejor y liberarnos de las emociones negativas para cambiarlas por positivas.

2- Ayuda a superar los límites

Algunas creencias, barreras o límites que nos impiden avanzar y alcanzar nuestros sueños nos las ponemos nosotros mismos, limitando nuestras posibilidades de éxito y felicidad. Un psicólogo puede ayudarnos a corregir y eliminar esas barreras o creencias limitantes para que podamos conseguir todo lo que queramos.

3- Enseña a manejar conflictos

Muchas personas no son capaces de gestionar adecuadamente sus conflictos y problemas y estos les superan. Los conflictos son algo normal en la vida, tanto en el trabajo como con la familia o los amigos, pero la manera en la que los afrontemos hará que salgamos reforzados o que nos hundamos en nuestros problemas. Un psicólogo puede ayudarnos a solucionar nuestros problemas de manera adecuada, no dejarnos vencer por ellos y adaptarnos a los cambios o circunstancias que surjan cada día.

4- Ofrece confianza y confidencialidad

Lo bueno del psicólogo es que está obligado por el secreto profesional a no contar nada de lo que le revelen sus pacientes, por lo que es más sencillo abrirse con él y confesarle esos miedos o sentimientos que no somos capaces de contar a nadie más y que nos atormentan por dentro. Con un buen psicólogo se suele desarrollar una relación de confianza que nos ayuda en todos los ámbitos de nuestra vida.

5- Ayuda a superar pérdidas

Tanto si es la muerte de un familiar o amigo, como si se trata de una ruptura amorosa, el psicólogo nos ayuda a superar esa pérdida, seguir adelante y que la pena no nos paralice y nos impida seguir con nuestra vida. Sentir dolor los primeros meses tras una pérdida importante es normal, pero si ese dolor continúa o se transforma en depresión, es momento de acudir a un psicólogo para superarlo.

6- Mejora nuestras relaciones

La terapia psicológica puede ayudarnos a superar los problemas laborales y personales, mejorando nuestras relaciones afectivas y sociales tanto con compañeros de trabajo como amigos, familiares o parejas. La terapia de pareja es muy efectiva en muchos casos para salvar una relación y evitar una separación.

7- Te hace más fuerte y empoderado

El psicólogo te ayuda a hacerte dueño de ti mismo, de tus emociones y comportamientos, sin depender de nadie, ni de él, ni de otras personas, lo que permitirá que tengas una mejor autoestima, te sientas más seguro y adquieras nuevas habilidades que te ayudarán en el día a día. El psicólogo no soluciona tus problemas, te da herramientas para que aprendas a solucionarlos tú mismo sin depender de nadie. El psicólogo te motiva y te anima, reforzando tus logros y ayudando a paliar tus debilidades.

8- Ayuda a superar traumas

Si has sufrido un trauma de cualquier tipo (secuestro, robo, violación, maltrato, acoso…) el psicólogo te ayudará a superar ese trauma, no dejar que influya en toda tu vida, dejar de atormentarte por lo que pasó y encontrar la manera de afrontarlo y seguir adelante. Cuando se ha sufrido un golpe tan duro y alejado de la normalidad, es necesario buscar ayuda profesional para superarlo y que no nos atormente despiertos y dormidos.

9- Superar miedos y fobias

Todos tenemos miedo de algunas cosas o situaciones, pero si estos miedos nos paralizan o se convierten en fobias que limitan y afectan a nuestra vida, debemos buscar ayuda profesional. Un psicólogo nos ayudará a darnos cuenta de que esas cosas o situaciones no son peligrosas y a afrontar gradualmente nuestros miedos, tanto si se trata de hablar en público, como salir de casa.

10- Hacer frente enfermedades crónicas

Cuando nos dicen que tenemos una enfermedad crónica incapacitante, degenerativa o potencialmente mortal podemos caer en una depresión y desear solo que acabe nuestra vida. El psicólogo nos puede ayudar a superar ese miedo al dolor y la muerte y disfrutar de nuestra vida al máximo mientras podamos. También puede ser beneficioso en caso de discapacidad de nacimiento o adquirida.

11- Aprender a elegir

Cuando estamos perdidos o desorientados y no sabemos hacia dónde encaminar nuestra vida o qué hacer, el psicólogo puede orientarnos y darnos las herramientas para aprender a tomar buenas decisiones y saber elegir.

12- Mejora también la salud física

El sentirnos mejor, conocernos, ser más optimistas, seguros y tener mayor autoestima mejorará también nuestro sueño, aliviará los dolores y molestias causados por el estrés o la ansiedad, eliminará dolores psicosomáticos… en definitiva, mejorará nuestra salud física.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar