Beneficios de hacer flexiones

En Salud
Deporte
Comparte en:

Las flexiones son un ejercicio muy habitual que forma parte de la mayoría de rutinas de entrenamiento, ya que gracias a ellas se trabaja toda la parte superior del cuerpo ayudando a tonificar los brazos, hombros, espalda y abdominales. También es un buen complemento para perder peso, entre otros muchos beneficios.

Aunque complicadas para muchas personas, las flexiones son un ejercicio muy completo que deben formar parte de cualquier rutina de entrenamiento, puesto que ayudan a fortalecer y tonificar los músculos de los brazos, la espalda y las abdominales. Además, este ejercicio ofrece otros muchos beneficios:

1- Aumentan tu fuerza

El trabajo progresivo de las flexiones ayuda a aumentar la fuerza y la resistencia de los músculos de la parte superior del cuerpo, ya que hace falta mucha fuerza para levantar el peso del cuerpo solo con esa zona. Por eso, a medida que consigas hacer más flexiones, la fuerza y resistencia de tus brazos, hombros y abdominales aumentará.

2- Previenen contra enfermedades cardiovasculares

Como cualquier otro ejercicio, al hacer flexiones aumenta tu circulación sanguínea y se bombea más sangre al corazón, lo que hace que la tensión arterial sea más baja, evitando el desarrollo de enfermedades cardiovasculares como la arterioesclerosis.

3- Ayudan a perder peso

Las flexiones, como decíamos, hacen que el corazón trabaje más, lo que aumenta la tasa metabólica del cuerpo y nos ayuda a quemar más calorías y a adelgazar, además de tonificar nuestra figura y tener un cuerpo más bonito.

4- Previenen la osteoporosis

El mejorar la tasa metabólica y aumentar la fuerza de nuestro cuerpo ayuda a mantener la masa ósea y prevenir o reducir la aparición de osteoporosis.

5- Disminuyen el riesgo de lesiones de espalda

Al fortalecer todos los músculos de la parte superior del cuerpo, se consigue mantener la postura correcta de la espalda y la columna vertebral y se proporciona un buen apoyo y soporte para ambos, por lo que disminuye el riesgo de lesiones y dolores en la espalda y la columna vertebral.

6- Aumentan la flexibilidad

Hacer flexiones no solo sirve para aumentar la fuerza y la resistencia del cuerpo, sino también para mejorar la flexibilidad al tener que expandir y extender todos los músculos para hacer flexiones correctamente.

7- Mejoran el equilibrio

Las flexiones, como decíamos, mejoran la resistencia y la fuerza de los músculos abdominales, lo que a su vez sirve para mejorar nuestro equilibrio y evitar que nos caigamos.

8- Mejoran el estado de ánimo

Como cualquier otro ejercicio, las flexiones ayudan a liberar las llamadas hormonas de la felicidad, como dopamina o endorfinas, que mejoran nuestro estado de ánimo y nos hacen sentirnos más seguros de nosotros mismos, más positivos y más alegres, recudiendo los niveles de estrés y ansiedad de nuestro organismo.

Pero… ¿cómo se deben hacer las flexiones?

Todos estos beneficios de los que hemos hablado dependen de que las flexiones se realicen correctamente. Si no es así, además de no obtener estas ventajas, puedes incluso dañarte la espalda o causarte alguna lesión.

Para empezar, es importante que no cometas los errores principales que la mayoría de la gente suele cometer, como no calentar antes de hacer flexiones, no usar las manos correctamente para conseguir estabilidad y fuerza, bajar demasiado las caderas (deben mantenerse alineadas), hacer las flexiones demasiado rápido, apoyar demasiado los pies o meter la cabeza entre los hombros (la cabeza siempre debe permanecer recta, mirando hacia delante).

Además, es importante que adoptes la postura correcta y te eleves y desciendas adecuadamente para que tus músculos trabajen como es debido. Colócate siempre encima de una superficie adecuada, como una esterilla, para que las manos no te resbalen. Apoya bien los pies y las manos, estira las piernas y eleva el torso haciendo fuerza con la parte superior del cuerpo. Tu cuerpo debe permanecer siempre recto y las caderas no deben elevarse por encima del resto. Inhala al subir y exhala al bajar. Baja el torso doblando los codos hasta quedar cerca del suelo, pero sin llegar a tocarlo. El cuerpo debe moverse e bloque, todo a la vez.

Empieza haciendo 2 o 3 flexiones, las que puedas, bien hechas. A medida que practiques serás capaz de hacer más, aumentando hasta hacer varias sesiones de 10 flexiones con un pequeño descanso entre medias. Como decíamos, las flexiones no se deben hacer rápido, ya que corres el riesgo de hacerlas mal. Es mejor tomarte tu tiempo para que los músculos trabajen adecuadamente. Una vez que controles este tipo de flexiones, puedes hacerlas con un solo brazo o en T.

Y si tienes dudas, consulta al monitor de tu gimnasio o a un experto para evitar dañarte al hacer flexiones.

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu