• Buscar
×

Beneficios de desayunar avena

Beneficios de desayunar avena

 

La avena es un cereal que ofrece muchos beneficios para la salud. Aunque puede consumirse a cualquier hora del día, se recomienda incluirlo en el desayuno ya que proporciona las energías que necesitamos para aguantar la jornada laboral. Así que no lo dudes e incluye en tu dieta un cuenco de avena todas las mañanas.

 

Índice

Beneficios que aporta la avena a la salud

A pesar de que todo el mundo sabe que “el desayuno es la comida más importante del día”, son muchos los que salen de casa con un triste café en el estómago. No desayunar es muy malo para la salud, por lo que debes acostumbrarte a levantarte 20 minutos antes para poder sentarte tranquilamente a desayunar una pieza de fruta o un zumo natural, un vaso de leche o café y cereales en cualquiera de sus variedades.

Una buena opción es la avena ya que este cereal es una gran fuente de proteínas e hidratos de carbono que nos aportan energía; grasas saludables que ayudan a controlar los niveles de colesterol malo y triglicéridos; vitaminas del complejo vitamínico B, vitamina A, vitamina E y vitamina D; minerales como el calcio, el hierro, el zinc, el manganeso, el selenio o el cobre; 6 de los 8 aminoácidos esenciales; y gran cantidad de fibra soluble e insoluble, muy buena para el sistema digestivo.

Sin embargo, en España su consumo no está muy extendido. Así, según un estudio realizado por la marca de comida Quaker, sólo un 34% de los españoles consume avena de forma regular y un 16% lo hace en el desayuno.

Y es una pena porque consumir un tazón de avena todas las mañanas nos aporta los siguientes beneficios:

1- Favorece la depuración de toxinas. Gracias a los 6 aminoácidos que contiene estimula la producción de lecitina en el hígado, lo cual nos ayuda a eliminar las toxinas del organismo. Además, nos ayuda a limpiar los depósitos de grasa de los vasos sanguíneos, evitando las enfermedades cardiovasculares.

2- Mejora la digestión. La avena ayuda a reducir los ácidos biliares facilitando la digestión. Además, sus altos niveles de fibra previenen contra el estreñimiento y favorecen el tránsito intestinal.

3- Ayuda a adelgazar. Al ser rica en hidratos de carbono de absorción lenta, nos mantiene saciados más tiempo, evitando que piquemos cosas poco saludables entre horas.

4- Controla los niveles de azúcar en sangre. Mantiene estable el nivel de glicemia, evitando las subidas y bajadas de glucemia de los diabéticos.

5- Cuida la tiroides. Al contener yodo, favorece la producción de las hormonas tiroideas, por lo que es buena para las personas que padecen hipotiroidismo.

6- Ayuda a crear nuevos tejidos. Sus aminoácidos la convierten en una fuente de proteínas de gran valor biológico que favorecen la creación de nuevos tejidos.

7- Evita la osteoporosis. Tiene un alto contenido en calcio, por lo que evita la desmineralización de los huesos y la osteoporosis.

8- Protege el corazón y el cerebro. Contiene grasas saludables como los ácidos grasos omega 3 y linoleicos que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo o LDL, evitando así el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Un bol de avena contiene un 47% de los 3 gramos de beta-glucanos que se recomiendan al día para ayudar al mantenimiento de los niveles normales de colesterol en sangre. Además, contiene muchas vitaminas del grupo B que mantienen el funcionamiento del sistema nervioso.

9- Ayuda a todos los sistemas del organismo. Su contenido en vitaminas y minerales ayuda al correcto funcionamiento de los sistemas nervioso, cognitivo, inmunológico y reproductor.

Formas diferentes de consumir avena

Si eres de los que saben que la avena es muy buena pero no se decide a incluirla en su desayuno porque no te gusta su sabor mezclada con la leche, echa un ojo a estas posibilidades para consumir avena de un modo diferente y muy sabroso:

- Batido de avena. Echa en una batidora avena, manzana, plátano, leche o yogur y mézclalo todo bien.

- Pan de avena. Al pan tradicional puedes añadirle avena, canela y nuez moscada, verás qué delicia.

- Galletas de avena. Resultan también deliciosas y son ideales para toda la familia. Puedes añadirles otros ingredientes sanos como nueces o almendras.

- Overnight oats o copos de avena nocturnos. Aunque parezca una receta para la cena, realmente es un desayuno que se ha puesto muy de moda, sobre todo en verano. Consiste en dejar toda la noche los copos de avena en remojo en agua, leche, leche de soja…. Puedes añadir melocotón, uva, cerezas, etc.

- Porridge. Es un alimento típico escocés de origen celta similar a las gachas de toda la vida. Para hacerlo necesitas 250 ml de agua o leche (soja, avena, vaca, arroz, alpiste), avena, fruta de temporada, frutos secos y canela en polvo. En una cazuela pon el agua o la leche a fuego medio y, cuando empiece a hervir, echa la avena. Cuando haya espesado ponlo en un bol y añade los complementos ya cortados.

- Panqueque. El panqueque se hace con avena y leche y se puede rellenar de mermelada, frutas, etc.

- Con fruta y yogur. Echa en un bol un yogur natural, los copos de avena y la fruta de temporada cortada que prefieras.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar