• Buscar
×

Beneficios de comer almendras

Beneficios de comer almendras

Las almendras, al igual que otros frutos secos, son ricas en grasas saludables, proteínas, oligoelementos y vitaminas, por lo que consumir un puñado de almendras cada día es, según muchos estudios, una buena opción para mantener nuestro organismo sano y evitar ciertas enfermedades.

Índice

Propiedades de las almendras

Si bien es cierto que las nueces son consideradas por muchos el fruto seco más beneficioso para el organismo, lo cierto es que la mayoría de los frutos secos aportan beneficios similares si se consumen de forma moderada y en su variante cruda o sin sal. De hecho, después de las nueces, las almendras son para muchos las mejores ya que tienen propiedades muy parecidas: fuente de vitamina E, vitamina B2 y B9, grasas mono insaturadas, magnesio, manganeso, cobre, potasio, fósforo, zinc, hierro, calcio, proteínas y fibra. Además, tienen un sabor muy agradable, por lo que resultan un aperitivo o almuerzo muy sano, nutritivo y rico.

La almendra es una semilla comestible del árbol Prunus dulcis, comúnmente conocido como almendro. Es un árbol originario de Oriente Medio, aunque actualmente es Estados Unidos el mayor productor de almendras del mundo. Se venden tanto crudas como tostadas, con o sin sal.

Beneficios de las almendras

Así, algunos de los beneficios que aportan las almendras son:

1- Reducen los niveles del colesterol malo o LDL en sangre y ayudan a aumentar los niveles de colesterol HDL o bueno, lo que contribuye a reducir los riesgos de sufrir arterioesclerosis y otras enfermedades cardiovasculares. Un estudio de 16 semanas encontró que una dieta con un 20% más de calorías provenientes de almendras ayudaba a bajar los niveles de colesterol LDL en un promedio de 12.4 mg/dL.

2- Las almendras también aportan probióticos que mejoran la flora intestinal, facilitando las digestiones y evitando diversas enfermedades digestivas.

3- Los altos niveles de antioxidantes de las almendras, especialmente vitamina E y fenólico, reducen el envejecimiento y la oxidación celular. De hecho, es una de las mayores fuentes de vitamina E que existen. Varios estudios han relacionado un mayor consumo de vitamina E con una menor incidencia de enfermedades cardíacas, cáncer y Alzheimer, pero hay que tener en cuenta que gran parte de estos antioxidantes se encuentran en la cáscara, por lo que es mejor consumirlas con ella.

4- El consumo de un puñado de almendras diario ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, evitando el riesgo de desarrollar diabetes. Su alto contenido en magnesio ayuda a controlar el nivel de azúcar en sangre. De hecho, varios estudios han encontrado que las personas con diabetes tipo 2 tienen el magnesio bajo, por lo que las almendras pueden ser muy útiles para prevenir el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2.

5- Las almendras son ricas en calcio y fósforo, minerales imprescindibles para mantener la salud de los huesos y dientes, evitando enfermedades como la osteoporosis.

6- Aportan mucha fibra, lo que ayuda a evitar el estreñimiento, favoreciendo la movilidad intestinal.

7- Varios estudios han demostrado que las almendras son buenas para la capacidad cognitiva ya que aportan vitamina E y zinc, nutrientes que ayudan a mejorar la memoria y el aprendizaje.

8- Durante el embarazo también son muy beneficiosas para el feto ya que sus altos niveles de ácido fólico o vitamina B9 ayudan a evitar los defectos de desarrollo del tubo neural como espina bífida o anencefalia.

9- A pesar de su alto contenido en grasas y calorías, como estas grasas son saludables y ayudan a agilizar el proceso metabólico, pueden ayudarnos a perder peso siempre que se consuman de manera moderada. Además, las almendras son bajas en carbohidratos y altas tanto en proteínas como en fibra, nutrientes que incrementan la saciedad, lo cual lleva a un menor consumo de calorías. Un estudio demostró que una dieta baja en calorías con 84 gramos de almendras incrementó la pérdida de peso en un 62% comparada con una dieta enriquecida con carbohidratos complejos.

10- Las almendras poseen altos niveles de tirosina, un aminoácido que ayuda a fabricar dopamina, una de las hormonas de la felicidad, por lo que las almendras nos ayudan a sentirnos felices y motivados, evitando la depresión.

11- Ayuda a mantener la presión sanguínea en sus niveles adecuados gracias a su alto contenido en magnesio.

Así que no lo dudes, si quieres perder peso, reducir tus niveles de colesterol malo, frenar el envejecimiento celular, proteger tus huesos u otros muchos beneficios, consume un puñado de almendras tostadas o crudas cada día (con piel y sin sal).

Fuente:

Fuentes:

http://ndb.nal.usda.gov/ndb/foods/show/3667

http://ajcn.nutrition.org/content/80/3/604.long

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19359148

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20833991

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar