Beneficios de comer ajo crudo

En Salud
Alimentos sanos
Comparte en:

El ajo es una planta herbácea de hojas largas, en forma de espada, flores pequeñas y blancuzcas y fruto en cápsula que encierra unas semillas negras y arriñonadas; el bulbo, de olor y sabor intenso y característico, está cubierto por una envoltura parecida a un papel muy fino y consta de varias piezas fáciles de separar llamadas dientes.

El ajo se contempla como una especie estéril de amplia variabilidad morfológica y fisiológica que se cultiva desde tiempos inmemoriales. Se cree que es originario del Suroeste de Siberia y era muy apreciado por egipcios, griegos y romanos, que lo consideraban una excelente medicina. Actualmente se consume en todo el mundo, ya que de hecho es un condimento muy popular, pero se cultiva sobre todo en la región de Asia.

El ajo o Allium sativum es una especie tradicionalmente clasificada dentro de la familia de las liliáceas, y al igual que sucede con la cebolla, el puerro y la cebolla de invierno o cebollino, también es una especie de importancia económica ampliamente cultivada y desconocida en estado silvestre. Las liliáceas son una familia de plantas monocotiledóneas perennes, herbáceas, con frecuencia bulbosas, que pueden ser reconocidas por sus flores bastante grandes con un perigonio formado por seis tépalos libres, frecuentemente coloreados y con manchas, seis estambres y un ovario súpero, tricarpelar y trilocular.

Algo que sí cabe destacar del ajo son las propiedades tan beneficiosas para la salud que se le reconocen, pues su consumo contribuye al control del colesterol, ayuda a reducir la presión arterial, minimiza los efectos de la arterioesclerosis y aumenta la cantidad de insulina.

  1. El ajo como antibiótico natural. En 1858 Louis Pasteur mostró que el ajo era un antibiótico natural, ya que detenía el crecimiento de bacterias que eran preparadas en un cultivo de laboratorio. Durante la Segunda Guerra Mundial, debido a la escasez de antibióticos, el ejército ruso lo utilizó masivamente.
  2. Controla el colesterol. Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford, en California, señala que la alicina que contiene el ajo reduce los niveles de colesterol total y triglicéridos altos. La alicina es un compuesto azufrado que se encuentra en el ajo, pero que solo aparece cuando el ajo es machacado o cortado.
  3. Mejora la circulación. Al ayudar a disminuir el colesterol y prevenir que este se adhiera a las paredes arteriales, se disminuyen también las obstrucciones arteriales o arteriosclerosis que es la causa de la mayoría de los infartos al corazón y derrames cerebrales. El principal efecto positivo del ajo proviene de la vitamina B, la misma que reduce los niveles de homocisteína, una sustancia que puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos y del selenio que ayuda a combatir las enfermedades del corazón.
  4. Anticancerígeno. Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte halló que las personas que consumen ajo crudo tienen la mitad de riesgo de cáncer de estómago y dos tercios el riesgo de cáncer colorrectal. El ajo bloquea la formación de potentes anticancerosos, denominados nitrosamina, que pueden producirse durante la digestión de determinados alimentos.
  5. Favorece la digestión. Según un estudio de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, comer de 1/3 a 1/2 diente de ajo a la semana cuida los intestinos y puede reducir en un 50% el riesgo de cáncer de colon. Tomar ajo favorece la secreción de jugos estomacales, pues gracias a su acción antiséptica y antibiótica combaten numerosas enfermedades del aparato digestivo.
  6. Efecto descongestionante. El ajo es uno de los remedios caseros más populares usados en casos de resfriados. Se le atribuye un efecto descongestionante en el tratamiento de las afecciones en las vías respiratorias, resolviendo las congestiones, promoviendo la desinfección, desinflamando los bronquios y como expectorante.

¿Y el ajo negro?

Quizás, una de las mejores variedades del ajo es el ajo negro considerado, además, como un ajo más suave, tierno y con menos olor que el ajo blanco. El ajo negro se obtiene a partir de la colocación del ajo tradicional, el blanco, en un recipiente con agua de mar para que fermente. Algunos expertos sí recomiendan tomarlo para prevenir el cáncer y tener bajo control tanto el colesterol como la tensión.

El ajo negro es especialmente rico en compuestos fenólicos de acción antioxidante. Aporta, además, vitamina C y otras sustancias también antioxidantes de alto valor como los flavonoides, que lo convierten en un buen estimulante inmunitario. Al igual que el ajo de siempre, es un gran antibiótico natural, útil para prevenir y combatir resfriados y otras infecciones.

Además, el ajo negro ayuda a mantener buenos niveles de presión sanguínea y facilita la función hepática, eliminando restos de lípidos y colesterol dañino. Esto lo convierte en un buen recurso ante la astenia primaveral, por ejemplo. Al facilitar la circulación mejora también los dolores de cabeza, y se le considera un buen energizante natural y gran aliado frente al reúma, la gota, la artritis y algunos procesos que cursan con dolor muscular. También estimula el tránsito intestinal; y al ser antiparasitario, ayuda a controlar la candidiasis intestinal y los parásitos en los niños.

Y, por último, saber que para aprovechar bien el poder medicinal del ajo y empezar el día con energía se aconseja consumir entre uno y tres dientes diarios antes del desayuno, aunque también se puede usar en numerosas recetas.

Y tú, ¿todavía dudas de todos los beneficios que posee el ajo?

Fuente:

http://www.unsis.edu.mx/revista/doc/vol3num8/A4_Efectos_Terapeuticos_Ajo.pdf

También te interesará...

Síndrome del corazón roto

Demasiada felicidad puede causar el síndrome del corazón roto

Comparte en: El síndrome de Takotsubo, o síndrome de corazón roto, es un síndrome cardiaco agudo que simula un

Read More...
Beneficios del ginseng

Beneficios del ginseng

Comparte en: El ginseng es una planta medicinal que posee unas sustancias llamadas ginsenósidos que confieren a la planta

Read More...
Cómo tratar la laringitis

Remedios naturales para curar la laringitis

Comparte en: La laringitis es una enfermedad respiratoria aguda en la que se produce la inflamación de la laringe,

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu