×
  • Buscar

La melatonina ayuda a perder peso

La melatonina ayuda a perder peso

En la búsqueda por el peso perfecto, no solo por estar más atractivos y delgados, sino sobre todo por evitar el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades asociadas a ambas condiciones, un nuevo estudio afirma que la melatonina puede ser un gran aliado.

Índice

¿Qué es la melatonina?

La melatonina es una hormona que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo. Se produce a partir del aminoácido esencial triptófano, que se encuentra en muchos alimentos, mediante la transformación en la glándula pineal (situada en la base del cerebro) de serotonina en melatonina.

La función principal de la melatonina es regular nuestro reloj biológico. Así, la segregación de esta hormona se ve afectada por la luz: cuando hay menos luz, segregamos más melatonina, lo que nos induce al sueño; y cuando va amaneciendo, la melatonina disminuye y nos despertamos.

Por lo tanto, la melatonina es esencial para el sueño y el descanso, pero tiene otras funciones:

- estimula la hormona del crecimiento

- regula nuestro apetito

- modula la producción de gonadotropinas, encargadas del desarrollo de los ovarios y los testículos

- actúa como antioxidante combatiendo los radicales libres

- mejora el sistema inmunológico

¿Qué trastornos causa la disminución de melatonina?

Unos niveles bajos constantemente de melatonina puede causar diferentes trastornos o enfermedades:

- Trastornos del sueño

- Neuropatías ópticas

- Episodios depresivos

- Fibromialgia

- Síndrome de fatiga crónica

- Alzheimer

- Parkinson

- Diabetes

Por eso, en algunos casos hay que suministrar melatonina a las personas para tratar estos problemas.

Relación entre melatonina y peso

Investigadores de la Universidad de Granada, el Hospital Universitario de La Paz (Madrid) y la Universidad de Texas (EE. UU.) han identificado un nuevo mecanismo molecular subyacente a los efectos antiobesidad de la administración crónica de melatonina. Estudios anteriores realizados por numerosos equipos de investigación, incluido el equipo de UGR detrás del presente estudio, mostraron que la melatonina posee efectos contra la obesidad.

Sin embargo, aunque los usos de la melatonina para el control de la obesidad ya se han demostrado, este nuevo estudio, publicado recientemente en el Journal of Pineal Research, determinó el mecanismo molecular específico desencadenado por su administración crónica. Para realizar el estudio, un grupo de ratas grasas diabéticas fue tratado con melatonina.

Según Ahmad Agil Abdalla, profesor titular del Departamento de Farmacología de la Universidad de Granada y autor principal del estudio, los resultados fueron bastante sorprendentes. En primer lugar, la melatonina aumentó la masa de tejido adiposo marrón (MTD) de los animales tratados (la cantidad de "grasa buena" que consume energía en lugar de almacenarla), lo que a su vez redujo la grasa visceral blanca peligrosa en la región abdominal. En segundo lugar, también tuvo un impacto positivo en la actividad termogénica de sus cuerpos y su masa y función mitocondrial. Al ver que la termogénesis es un proceso durante el cual el cuerpo quema calorías para producir calor y las mitocondrias son los orgánulos involucrados en este proceso, el estudio demuestra efectivamente que la melatonina realmente ayuda a frenar el aumento de peso.

El estudio llega en el momento adecuado, considerando el enorme impacto que actualmente ejerce la obesidad en la salud pública y dado que es responsable de aproximadamente 3 millones de muertes cada año. Los países con las tasas de obesidad más altas incluyen los Estados Unidos, donde más del 30 por ciento de la población es obesa, y los países de la región del Golfo Pérsico, donde la tasa de obesidad está entre el 31 y el 35 por ciento. También se está produciendo un aumento gradual, pero constante de la obesidad en España, donde la tasa ha alcanzado el 27% de la población.

Factores involucrados en la pérdida de peso

Estudios previos realizados por grupos de investigación internacionales, incluido el equipo de UGR, ya han demostrado los poderosos efectos antioxidantes, antiinflamatorios y antiobesidad de la melatonina. Con respecto a sus efectos contra la obesidad, la melatonina aborda el exceso de peso en dos niveles. Por un lado, dora la grasa subcutánea blanca y la convierte en grasa beige, creando así más tejido que convierte la grasa en energía en lugar de almacenarla (lo cual es peligroso ya que aumenta el riesgo de enfermedades como las cardiovasculares o la diabetes). Por otro lado, mejora la capacidad termogénica de las mitocondrias en el tejido adiposo marrón existente al aumentar los niveles de la proteína UCP1, que pone en movimiento el mecanismo de quema de calorías.

Según el profesor Agil, la melatonina tuvo estos efectos en las ratas, incluso cuando otros factores, como la dieta o la cantidad de esfuerzo físico, se mantuvieron iguales. En humanos, sin embargo, recomienda el tratamiento con melatonina como una estrategia de pérdida de peso complementaria junto con una dieta restringida en energía y una mayor producción de energía en forma de actividad física. También agrega que debemos hacer ejercicio en ambientes fríos, ya que las temperaturas frías desencadenan la termogénesis, lo que a su vez aumenta el gasto calórico que podemos lograr.

Estos resultados tan prometedores e interesantes han motivado que los investigadores actualmente estén realizando ensayos clínicos con agonistas de melatonina. El objetivo final del equipo es explorar las posibles aplicaciones de la melatonina para el tratamiento de la obesidad humana, un problema, como hemos visto, cada vez más importante debido a las altas tasas de obesidad en algunos países.

Fuente:

Gumersindo Fernández Vázquez et al. Melatonin increases brown adipose tissue mass and function in Zücker diabetic fatty rats: implications for obesity control, Journal of Pineal Research (2018). DOI: 10.1111/jpi.12472

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar