8 técnicas para memorizar cosas

En Trabajo
Pensar
Comparte en:

¿Estás preparando un examen importante o tienes que memorizar una serie de datos? Si te cuesta retener fechas, números o acontecimientos relevantes necesarios para un examen, unas oposiciones o algún trabajo, echa un ojo a estas 8 técnicas para memorizar.

Antes de usar las diferentes técnicas que existen para memorizar datos, es importante que ayudes a tu mente a retenerlos y, si es posible, entenderlos. De esta manera, fortalecerás tu memoria y te será más fácil recordarlo más tarde. Para ello, lo primero que debes hacer es leer bien todo aquello que quieres memorizar. Después, puedes subrayar las palabras clave con algún color fosforito para que sobresalga y se fije mejor en tu memoria. Para muchas personas, escribirlo ellos mismos de nuevo les ayuda a retenerlo mejor, mientras que otros prefieren repetirlo en voz alta.

Una vez tengas claros los datos que tienes que memorizar, puedes emplear estas 8 técnicas de memorización:

  1. Conectar y enlazar imágenes con palabras o datos. Si te cuesta retener alguna palabra o expresión complicada, o diversas fechas, puedes asociar a cada uno de esos datos una imagen que esté relacionada para que, al pensar en esa imagen, te venga a la mente el dato concreto.
  2. Contar una historia. Es especialmente útil para recordar acontecimientos o el orden de varios elementos (como la tabla periódica, por ejemplo). No tienes más que inventarte una historia o cuento en el que vayan apareciendo todos los elementos a recordar en el orden adecuado.
  3. Vincular datos a cosas conocidas. Los objetos, lugares y personas conocidas pueden darte pistas para recordar una extensa lista de datos. Por ejemplo, puedes utilizar las iniciales de todos tus primos y amigos para aprenderte la tabla periódica en orden o una fórmula matemática complicada.
  4. Dibujar mapas o diagramas. Si tu memoria es visual, es conveniente que crees un mapa o diagrama muy visual que recoja todos los datos y así puedas recordarlos pensando en esa imagen. Puedes definir las conexiones con colores diferentes o crear símbolos gráficos para los conceptos y sus relaciones (una corona para la palabra monarquía, unas espadas para hablar de una batalla, etc.).
  5. Representar con números. Si tienes que aprenderte las diferentes etapas de una guerra, por ejemplo de la I Guerra Mundial, a cada etapa debes ponerle un nombre que refleje lo fundamental de esa fase y, así, al pensar en 1-estallido, sabrás que la primera etapa habla sobre el inicio de la Guerra y por qué comenzó.
  6. La habitación romana. Al pensar en una habitación, debes imaginarte que, al entrar en ella por la puerta, la esquina sobre tu hombro izquierdo es el número 1 y cuando te mueves en sentido horario, la pared que le sigue es el número 2. La esquina a continuación es el número 3 y así sucesivamente. De esta forma obtendrás 8 números correspondientes a las 4 esquinas y las 4 paredes. El número 9 será el suelo y el 10 el techo. En cada número coloca un dato diferente ordenado en la secuencia correcta para que puedas recordarlo y reproducirlo en ese mismo orden. Una vez tengas dominada esta técnica, podrás hacer lo mismo con el resto de las habitaciones de la casa para recordar muchos datos.
  7. Agrupar en categorías. Agrupa el conjunto de datos o informaciones que tienes que memorizar en categorías o conjuntos de significados, por ejemplo nombres, guerras, números, etc. De esta manera, te será más fácil recordar todo un conjunto. Incluso puedes dibujar los conjuntos con las palabras principales dentro.
  8. Repetir, repetir y repetir. Es la técnica más antigua y la más usada, pero justamente porque funciona. Lo mejor para memorizar y recordar posteriormente algo es repetirlo muchas veces, ya sea en voz alta o para uno mismo. Debes leer y releer la información y, una vez asimilada, repetirla siempre que puedas: antes de irte a la cama, cuando vayas en el autobús… Es muy bueno lo de repetirlo cuando estás en la cama ya que, durante el sueño, fijamos los conocimientos aprendidos durante el día. ¡Incluso es posible que sueñes con ellos!

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu