6 cosas que no sabías del orgasmo femenino

En Relaciones
Comparte en:

La mitología egipcia establecía que el mundo se había creado a través de un orgasmo del dios Atum y los franceses lo llaman ‘la pequeña muerte’. El orgasmo es, además de algo muy positivo para el cuerpo, un tema fascinante. ¿Sabías estas seis curiosidades de él?

En la Antigua Grecia existía la creencia de que el orgasmo estaba vinculado a la fertilidad. De ahí que este fuera percibido no solo como algo positivo, sino necesario. Y en religiones y culturas como la taoísta (originada en China) se establecía que el sexo solo debía tener lugar cuando la mujer era estimulada para alcanzar el clímax.

A pesar de esto, durante siglos la represión de la sexualidad (especialmente de la femenina) llevó a ideas erróneas sobre el orgasmo femenino e incluso a envolverlo culturalmente en un aura de negatividad y culpabilidad. La mutilación del clítoris, aún hoy existente, se empezó a llevar a cabo como práctica para evitar lo que se consideraba una sensación obscena: el placer femenino.

Estos son seis aspectos fascinantes del orgasmo femenino:

  1. Puede aliviar el dolor

El orgasmo produce una liberación de tensión en el cuerpo e inicia el centro de placer del cerebro, dando como resultado esa sensación de euforia. Además, durante el orgasmo, el cuerpo emite dopamina y oxitocina. Estos químicos están vinculados a estados emocionales como la relajación, sensación de bienestar y la conexión afectiva. Así, facilita la disminución del dolor corporal. Hay evidencia de que reduce el dolor de artritis o el dolor de cabeza, por ejemplo. Y cada vez más mujeres acuden a él como ayuda para gestionar el dolor durante el proceso de dilatación y alumbramiento en sus partos.

  1. Mejora con la edad

Diversos estudios demuestran que el porcentaje de mujeres que tuvieron un orgasmo la última vez que tuvieron sexo aumenta según crece la edad de la mujer. Así, el 70% de mujeres en sus 40 o 50 años alcanzaron el orgasmo frente al 61% de mujeres entre 18-24 años.

En esto tienen que ver más factores psicológicos que biológicos. Las mujeres de más edad cuentan con más experiencia y seguridad y, sobre todo, conocen mejor su cuerpo y qué les funciona para alcanzar el clímax.

  1. El 30% de mujeres tiene problemas para llegar a él

Si a veces te cuesta llegar al clímax, no estás sola. Los estudios demuestran que a 3 de cada 10 mujeres les cuesta alcanzarlo. Y es que el orgasmo femenino se basa en más aspectos que la mera estimulación física. El aspecto psicológico tiene un importante papel. A veces, simplemente, no es el momento. Puede que estemos cansadas, estresadas… Otras, se puede tratar de Disfunción Sexual Femenina, una condición relativamente común y que se puede tratar.

  1. Solo 1 de cada 10 mujeres llega a él a través de exclusivamente la penetración

El clítoris suele ser la puerta más directa al orgasmo, pero también hay otras zonas erógenas como el punto G. Y es que el orgasmo femenino puede ser alcanzado desde muchos (muchos) puntos distintos del cuerpo. Freud diferenció dos tipos de orgasmo femenino distinto: el vaginal y el clitoriano, pero unos años más tarde, la pareja de sexólogos Virginia Johnson y William Masters determinaron que solo hay un tipo de orgasmo femenino… alcanzable desde muchas zonas. Lo ideal es una estimulación conjunta de varios para alcanzar esa cima de placer.

  1. Existe una brecha “orgasmil”

Probablemente ya sepas esto, pero el porcentaje de hombres que alcanzó el orgasmo en su última relación sexual es mayor que el de mujeres. Hay algunos factores que explican esto. Unos pueden ser biológicos: las mujeres, por lo general, tardamos más que los hombres en llegar al orgasmo. Otros pueden ser culturales: relaciones sexuales sin apenas preliminares y basadas exclusivamente en la penetración son la receta para que la mujer acabe igual que empezó.

  1. Tiene efectos en el cerebro similares a los de un “chute” de heroína

De acuerdo a un estudio publicado en la revista científica Journal of Neuroscience, el encefalograma de una persona durante un orgasmo o después de usar heroína es muy similar. Mostrando la corteza orbitofrontal del cerebro apagada. Esta región es considerada la voz de la razón o del comportamiento controlado.

Foto: Creado por Pressfoto – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu