22 maneras de ser más feliz

En Estilo de vida
Mujere feliz
Comparte en:

La gente a menudo se pregunta: ¿Qué puedo hacer para aumentar mi felicidad? En pleno boom de la felicidad son muchas las fuentes donde buscar respuesta a esta cuestión universal, pero pocos los que parecen alcanzar este estado. Parece que la cuestión pasa por reconsiderar el propio concepto de felicidad. Para la psicóloga Pilar Conde, deberíamos hablar de una sensación personal, que viene determinada por la vivencia general que tenemos cada uno de nuestros estados emocionales. Por lo tanto, hay muchas prácticas que podemos seguir para ser más felices, pero todas pasan por conocernos mejor a uno mismo y saber disfrutar de los pequeños momentos de la vida.

  1. Averigua por dónde empezar

¿Cómo vas a construir habilidades para lograr la felicidad si no sabes qué es eso? Explora tus puntos fuertes y débiles de felicidad, comprende mejor tus propias habilidades y aprende a desarrollar fortalezas de felicidad.

Todos definimos la felicidad de diferentes maneras. Cuando sepas qué significa para ti la felicidad, te será más fácil encontrarla. Así que explora la felicidad, lo que significa, cómo se ve y cómo se siente, para crearla más fácilmente.

  1. Mejora tu confianza

¿Por qué te molestas en aumentar tu felicidad si no crees que puedes tener éxito? Nunca lo conseguirás si no tienes confianza en ti mismo, por eso debes demostrarte a ti mismo que puedes aumentar tu felicidad. La mejor manera de hacerlo es comenzando con habilidades más sencillas: como la gratitud o dar prioridad a pasar tiempo haciendo cosas divertidas.

  1. Aprende a sentirte bien contigo mismo

Si quieres mejorar en la cocina no harás ejercicios matemáticos. Y si quieres aprender otro idioma, no haces dieta. Para ser más feliz, es probable que progreses más centrándote en las habilidades que están más estrechamente relacionadas con la felicidad, como la autoestima positiva. Aprender a sentirse mejor consigo mismo, por ejemplo, imaginando lo mejor posible, tomando nota de tus cualidades positivas o identificando tus fortalezas, puede ser de gran ayuda para aumentar tu felicidad.

  1. Supera el agotamiento

¿Cómo se supone que vas a tener la energía necesaria para ser más feliz si estás exhausto y miserable por el trabajo? Será realmente difícil. Desarrollar nuevas habilidades, habilidades que te ayudarán a ser más feliz, tomará tiempo y energía. Primero, es útil crear un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida.

  1. Desarrolla una mentalidad de crecimiento para la felicidad

Esto hace referencia a la creencia de que podemos cambiarnos a nosotros mismos. Cuando construimos una mentalidad de crecimiento para la felicidad, creemos que podemos cambiar nuestra felicidad. Si no tenemos este convencimiento, ni siquiera lo intentaremos.

  1. Crea recuerdos positivos

Cada región de nuestro cerebro se puede fortalecer a través de la práctica. Si nuestro cerebro es realmente bueno recordando cosas negativas, puede ser útil fortalecer las regiones del cerebro responsables de recordar cosas positivas.

  1. Mira el lado bueno de las cosas

Todos podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío, pero si elegimos lo primero seremos capaces de ser más felices. Es importante aumentar lo positivo y disminuir lo negativo para cultivar la felicidad. Además, esta habilidad se ha relacionado con una mejor capacidad para sobrellevar el estrés y ser más resistente.

Afrontémoslo: a veces somos nosotros solos los que nos hacemos desgraciados. No podemos dejar de pensar en cómo nos ha ofendido alguien o en cómo nuestra vida no es como esperábamos. Los procesos de pensamiento negativos, como preocuparse, rumiar, el auto-juicio o temer el rechazo nos mantienen miserables e incapaces de seguir adelante. Cuando pienses negativamente, párate y vuelve a enfocar tus pensamientos. Con el tiempo, tu cerebro podrá hacer esto más fácilmente por sí mismo.

  1. Toma descansos de las redes sociales

Las redes sociales, sobre todo para aquellas personas muy enganchadas a ellas, pueden aumentar nuestra infelicidad. Intenta pasar un día entero sin entrar en Facebook o Instagram y dedícate más a las relaciones personales cara a cara.

  1. Realiza actividades de tu agrado

Hacer actividades que realmente nos gustan y pasar tiempo con las personas que queremos y que nos ayudan divertirnos nos aporta felicidad y satisfacción personal.

  1. Gasta inteligentemente

La forma en que elegimos gastar nuestro dinero impacta en lo que podemos hacer y en cómo vivimos de manera que afecta a lo felices que somos. Cuando elegimos una casa o automóvil menos lujoso, cosas que no nos aportan mucha felicidad, tenemos más dinero para gastar en aventuras o en regalos para amigos: cosas que realmente nos hacen más felices.

  1. Sé amable

Cuando somos amables con los demás y nos portarnos bien con ellos, nos sentimos mejor con nosotros mismos. Podemos hacer cosas buenas por los demás, ser empáticos o simplemente podemos tratarnos unos a otros con respeto. Que nuestro comportamiento no depende de lso demás sino de nosotros mismos.

  1. Comprende tus emociones

¿Cómo se supone que debes avanzar en tu vida cuando ni siquiera sabes lo que sientes o por qué lo sientes? Para ser más feliz, trata de obtener claridad sobre tus emociones; averigua qué estás sintiendo y qué causó esos sentimientos.

  1. Vive tus valores

Cuando empiezas a conocerte a ti mismo y a tus valores, puedes darte cuenta de que has sabido todo el tiempo qué te hacía feliz, pero simplemente no has sido capaz de hacerlo. Para ser más feliz, aclara tus valores y tus prioridades para que puedas vivir de manera autónoma, de acuerdo a tus propios principios y valores.

  1. Presta atención a lo bueno

A veces la vida es dura, es algo que no se puede cambiar. Pero al prestar atención a lo bueno, puedes elevarte por encima de lo malo y ser más resistente. Cuando encuentres lo bueno, saborea el momento y llévalo contigo para mantener la felicidad incluso en los momentos difíciles. O intenta pensar en el momento del futuro en que ya te sentirás mejor.

  1. Usa tu imaginación para crear la vida que quieres

¿Sabías que tu cerebro tiene dificultades para diferenciar entre cosas que suceden en su imaginación y cosas que suceden en la vida real? Por eso, cuando imaginas algo, incluso la felicidad, tu cerebro actúa como si fuera real. Podemos usar la imaginación para ayudar a crear la felicidad de la nada y disfrutar más nuestras experiencias.

  1. Mantente atento

A veces queremos escapar. El mundo parece oscuro y atemorizante, pero al practicar la atención plena experimentamos más lo positivo y lo negativo: estamos más comprometidos con nuestras vidas.

  1. Ve tras la vida

¿Cómo se supone que debes cambiar tu vida haciendo las mismas cosas que siempre has hecho? Es bastante difícil. En lugar de eso, esfuérzate por superar el miedo y vivir la vida con entusiasmo. Intenta “hacer lo opuesto” para ver qué se siente y para que tu cerebro sea más flexible.

  1. Habla y sé tú mismo

Cuando dejamos que la gente nos pise, no estamos contentos. Pero cuando defendemos nuestras propias necesidades asertivamente y nos expresamos, sentimos más el control de nuestras vidas. Aprender a expresarse puede ayudarnos a superar los desafíos interpersonales, lo que puede hacernos sentir más felices.

  1. Encuentra tu propósito

Todos queremos sentir que hemos tenido algún tipo de impacto positivo en este mundo, pero a veces no estamos seguros del tipo de impacto que queremos lograr. Averigua qué le da sentido a tu vida y cómo deseas lograr este propósito para darle a tu vida un mayor sentido.

  1. Crea conexiones significativas

¿Sabías que disfrutamos casi de todo más cuando lo hacemos con otros? Es por eso que una de las mejores cosas que se puede hacer para lograr la felicidad es construir relaciones significativas y conexiones sociales. Para fortalecer estas relaciones, practica la bondad y la gratitud hacia las personas que te importan.

  1. Bájate de “la cinta de correr hedónica”

Según la cinta de correr hedónica, a medida que una persona gana más dinero, las expectativas y los deseos aumentan en tándem, lo que no da como resultado un aumento permanente de la felicidad. Debemos intentar regresar a nuestro nivel de felicidad original a lo largo del tiempo. Para aumentar nuestro nivel de felicidad inicial, puedes intentar cambiar tu fisiología a través de la nutrición y el ejercicio. Para mantener tu felicidad, debes salir de tu zona de confort y seguir agregando variedad a tu plan de felicidad.

  1. Sé responsable

Es más probable que hagamos las cosas que decimos que vamos a hacer si programamos tiempo en nuestros calendarios para hacerlas. También podemos mantenernos más fácilmente en el camino si recibimos responsabilidad de los demás. Si realmente quieres ser más feliz, no te permitas salir indemne de tus actos y asume tus responsabilidades.

 

Fuente: Pilar Conde, psicóloga. Tchiki Davis, autora del libro Happiness Skills Workbook: Activities to develop, grow, and maintain happiness and well-being.

También te interesará...

Qué regalar a mi esposo

¿Qué regalar de cumpleaños para mi esposo?

Comparte en: ¿Llega el cumpleaños de tu marido y no sabes qué regalarle? ¿Tienes la sensación de que cada

Read More...
Pareja riendo

El humor puede ayudarte a evitar la depresión

Comparte en: La depresión es, sin duda, una de las enfermedades mentales más habituales en nuestro mundo. Por eso,

Read More...
Beneficios de la masturbación

Ovulación y excitación

Comparte en: ¿Es cierto que, cuando estamos ovulando, tenemos más ganas de hacer el amor? ¿A qué se debe

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu