18 comportamientos que muestran si tienes Inteligencia Emocional

En Estilo de vida
Inteligencia emocional
Comparte en:

Cuando se descubrió la Inteligencia Emocional (EQ), se vio que esta capacidad puede llegar a ser más importante que el Cociente Intelectual a la hora de lograr el éxito y la felicidad personal. Si quieres saber si tienes un alto cociente de Inteligencia Emocional, te mostramos 18 características que las personas con esta capacidad muestran.

La Inteligencia Emocional, según el psicólogo Goleman, es “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos, así como los ajenos, de motivarnos y de saber manejar las emociones”. Estas capacidades, actualmente, pueden llegar a ser mucho más importantes que la inteligencia tradicional. Así, los estudios muestran que el 90% de las personas que más éxito tienen en sus trabajos tienen una gran inteligencia emocional.

A pesar de su importancia, es algo difícil de medir y de cuantificar. No obstante, la experiencia marca que las personas con un alto nivel de Inteligencia Emocional presentan estas características y comportamientos:

1. Tienen un vocabulario emocional abundante

Todas las personas experimentamos emociones, pero no todos podemos identificarlas con precisión a medida que ocurren. De hecho según una investigación de la Universidad de California, solo el 36% de la gente puede identificar sus emociones con tanta precisión. Un problema para los demás porque las emociones no entendidas pueden conducir a decisiones irracionales y contraproducentes. Asimismo, las personas con altos niveles dominan sus emociones porque las entienden, y tienen un amplio vocabulario para hacerlo. Mientras que muchas personas podrían describirse a sí mismos con una simple sensación de “malos”, las personas emocionalmente inteligentes pueden determinar si se sienten “irritables”, “frustrados”, “oprimidos”, o “ansiosos”. Cuanto más específica sea su elección de palabras, mejor visión de cómo se sienten, lo que lo causó, y lo que se debe hacer al respecto.

2. Sienten curiosidad por la gente

No importa si son introvertidos o extrovertidos, las personas emocionalmente inteligentes son curiosas sobre todo el mundo de su alrededor. Esta curiosidad es producto de empatía, una de las puertas de apertura más importantes hasta un alto EQ. Cuanto más se preocupan por otras personas y por lo que están pasando, más inteligencia emocional.

3. Aceptan el cambio

Las personas emocionalmente inteligentes son flexibles y se están adaptando constantemente. Saben que el miedo al cambio es una amenaza importante y paralizante de su éxito y felicidad. Saben que el cambio está acechando a la vuelta de la esquina, y forman un Plan de Acción para afrontarlo.

4. Conocen sus fortalezas y debilidades

Las personas emocionalmente inteligentes no sólo comprenden las emociones, sino que también saben en qué son muy buenos y en qué fallan. Conocen también qué les motiva y que les impulsa a tener éxito. Tener un alto EQ significa conocer sus fortalezas y utiliza su ventaja a la vez que detiene sus fortalezas.

5. Juzgan bien el carácter

Gran parte de la inteligencia emocional se reduce a la conciencia social, es decir, la capacidad de leer a otras personas, de saber lo que están haciendo y lo que pasa a su alrededor. Con el tiempo, esta habilidad les convierte en un juez de carácter excepcional. Las personas no son un misterio para ellos. Entienden sus motivaciones, incluso aquello que se esconden debajo de la superficie.

6. No se ofenden con facilidad

Si tienes una firme comprensión de lo que eres, es difícil para los demás meterse contigo. Las personas emocionalmente inteligentes son seguros de sí mismos y de mente abierta. Son capaces incluso de burlarse de sí mismos o dejar que otras personas hagan chistes sobre ella sin enfadarse porque saben dónde está la línea entre el humor y la humillación.

7. Saben decir que “no”

La inteligencia emocional significa saber ejercer el autocontrol. No ser impulsivo y saber decir que no. Unos estudios realizados en la Universidad de California San Francisco, muestran que cuantos más problemas tenga una persona para decir que no, más probable es que experimente estrés, agotamiento e, incluso, depresión. Decir no es un gran desafío de auto-control para muchas personas, pero no hay que tener miedo a usarla. Cuando es el momento de decir que no, la gente inteligente emocionalmente evita frases como “Creo que no puedo” o “No estoy seguro”.

8. Dejan escapar sus errores

Las personas emocionalmente inteligentes dejan que sus errores queden atrás sin olvidarlos. Al mantener sus errores a una distancia segura, pero lo suficientemente cerca como para no volver a caer en ellos, son fiables y se ajustan para conseguir el éxito futuro. Mantienen el punto justo entre ponerse ansioso por sus errores y olvidarse totalmente de ellos. Tienen la capacidad de transformar esos fallos en mejoras.

9. Dan sin esperar nada a cambio

Cuando alguien te da algo de forma espontánea, sin esperar nada a cambio, deja una impresión de gran alcance. Las personas emocionalmente inteligentes construyen relaciones fuertes porque están constantemente pensando en los demás.

10. No guardan resentimientos

Las emociones negativas como el resentimiento son en realidad una respuesta de estrés. El estrés es algo necesario, un mecanismo de supervivencia que nos ayuda a luchar si vemos una amenaza. Pero si este estrés se hace constante causa estragos que el estrés en el organismo y puede tener consecuencias devastadoras para la salud. De hecho, investigadores de la Universidad de Emory han demostrado que el estrés contribuye a la hipertensión arterial y enfermedades del corazón. Aferrarse a un resentimiento significa tener estrés emocional. En rencor solo puede ser negativo.

11. Neutralizan a los tóxicos

Tratar con persona tóxicas es frustrante y agotador para la mayoría. Las personas con un alto EQ controlan sus interacciones con este tipo de gente. Identifican sus emociones y no dejan que la ira o la frustración les alimente. Además, son capaces de encontrar soluciones o puntos en común para que esa persona tóxica no los arrastre.

12. No buscan la perfección

Las personas emocionalmente inteligentes no van a buscar la perfección porque saben que no existe. Los seres humanos, por nuestra propia naturaleza, son falibles. Cuando la perfección es su objetivo, siempre se quedan con una sensación persistente de fracaso que provoca el deseo de abandonar. Al final, se pasan el tiempo lamentando lo que no pudieron lograr. Mientras que las personas con inteligencia emocional siempre se entusiasman con lo que han logrado y buscan mejorar.

13. Aprecian lo que tienen

Se toman su tiempo para disfrutar de lo que tienen, lo que hace que se reduzca el cortisol, la hormona del estrés. Las personas que cultivan el agradecimiento tienen mejor estado de ánimo, más energía y más bienestar físico.

14. Saben desconectar

Saber desconectar del trabajo y las preocupaciones es un rasgo de EQ ya que ayuda a vivir el momento y a mantener el estrés a raya. Estar todo el día pendiente del trabajo provoca mucho estrés, más aún hoy en día que la tecnología nos hace estar disponibles las 24 horas.

15. Limitan el consumo de cafeína

Beber mucha cafeína provoca la liberación de adrenalina, la fuente primaria de una respuesta de lucha o huida. El mecanismo de lucha o huida sirve para asegurar la supervivencia, lo cual está genial si te persigue un oso, pero no si tienes que contestar 100 correos electrónicos. El exceso de cafeína hacen que el cuerpo y el cerebro estén en estado constante de alerta.

16. Duermen lo suficiente

Cuando se duerme, el cerebro se recarga, literalmente, haciendo que se almacenen los recuerdos del día. Las personas emocionalmente inteligentes descansan lo suficiente para recargar pilas.

17. No se dejan llevar por el diálogo interno

Cuanto más se rumia un pensamiento negativo, más poder se le da. La mayoría de nuestros pensamientos negativos son sólo eso, pensamientos, no hechos. Las personas emocionalmente inteligentes separan sus pensamientos de los hechos con el fin de escapar del ciclo de negatividad y avanzar hacia una nueva perspectiva positiva.

18. Nadie limita su optimismo

Su propio placer y la satisfacción se deriva de su opinión. Cuando las personas inteligentes emocionalmente se sienten bien acerca de algo que han hecho, no dejan que las opiniones de otras personas ni los comentarios maliciosos les quiten eso. De esa manera, no importa lo que otros están pensando o haciendo, su autoestima viene de dentro.

Fuente: http://motto.time.com/4117921/emotional-intelligence-signs/?xid=time_socialflow_twitter

Foto: Creado por Asierromero – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu