• Buscar
×

12 señales que te indican que es hora de comenzar de nuevo

12 señales que te indican que es hora de comenzar de nuevo

Sentirse triste, miserable, irritable, enojado, tener problemas para concentrarse o recordar, falta de energía o fatiga, problemas para dormir... son algunas señales que indican que es momento de pasar página e iniciar una nueva vida. Eso no significa rendirse o abandonar todo. No significa olvidar todo lo que has pasado y renunciar a tu pasado. Simplemente significa dejar atrás eso que ya nos hace feliz y buscar nuevos objetivos e ilusiones. Si sientes que algo no está bien en tu vida, quizá sea hora de comenzar de nuevo.

1. Nada te hace felizNo encuentras placer en la vida o en las cosas que antes te gustaban. Te has acostumbrado a una rutina que parece envejecer contigo.

2. Ya no experimentas emociones fuertemente: Tu capacidad emocional está disminuyendo poco a poco. Ni las películas ni ningún otro entretenimiento te sirven. No pareces estar interesado en lo que otras personas hacen o dicen. Sean buenas o malas noticias, simplemente no te importan.

3. Te pasan cosas que antes no te pasaban: Por ejemplo, después de leer una página de un libro varias veces, aún te resulta difícil entender el punto principal. O has revisado y enviado cuidadosamente un correo electrónico importante, pero cuando vuelves a leerlo más tarde, encuentras numerosas erratas. Además, tienes dificultades para recordar o concentrarte.

4. No te importa mucho tu salud y tu buen aspecto: Nunca tienes tiempo de ir al dentista o a la peluquería ni de comprar ropa nueva, y además, te da igual. Crees que tu par de pantalones favorito es definitivamente mejor que uno nuevo. No importa que esté un poco gastado. Tu apartamento es un completo desastre. Platos sucios, ropa esparcida por todas partes…

5. Tu cuerpo se comporta de forma diferente: Te falta energía y te sientes cansado todo el tiempo. Te sientes siempre enfermo y agotado. Tienes a menudo dolores de cabeza y dolores musculares que interfieren con tu rutina diaria. Tus hábitos alimenticios han cambiado, ya no tienes ganas de comer y pierdes peso o comes demasiado y engordas mucho. También tienes dificultad para dormir y te despiertas temprano o duermes demasiado.

6. Pierdes fácilmente la paciencia y te irritas por todo: Pareces odiar a todos los que te rodean sin que te hayan hecho nada malo. Incluso las conversaciones amistosas con personas cercanas te parecen tontas e inútiles. Tu único deseo es dejarlos a todos y quedarte solo.

7. Estás atrapado en tu pasado o solo vives tus sueños sobre el futuro: Tu presente parece demasiado aburrido y monótono. Todo el tiempo vuelves a pensar en los "buenos viejos tiempos". Piensas constantemente en antiguos amantes, colegas o amigos. Además, pasas gran parte de tu tiempo soñando con el futuro e imaginando a ti mismo una vida brillante en un lugar nuevo.

8. Necesitas más anonimato: Incluso las grandes ciudades pueden hacerte sentir atrapado, como cuando las mismas personas dicen que sus vecinos o colegas han estado cerca de ellos durante los últimos 20 y tantos años. Te gustaría estar cerca de personas que no conocieran tu pasado.

9. Te sientes inquieto: Sientes curiosidad por otras partes del mundo, o simplemente deseas ver sitios nuevos aunque no estén muy lejos. Explorar tu país es un buen comienzo para explorar la vida en toda su diversidad.

10. No puedes hacer el trabajo de tus sueños donde estás ahora: El lugar es perfecto para vivir, pero no ofrece las oportunidades laborales adecuadas para ti. Las formas de avanzar en tu carrera son numerosas, pero desafortunadamente no funcionan donde vives ahora.  Puede ser frustrante tener que mudarse para poder comenzar de nuevo y dejar todo atrás. Pero cuanto más esperas, más lejos estás de tu sueño.

11. Tienes dificultades para recordar cómo son otros lugares: Estás tan atrapado en la comodidad de los edificios de ladrillo que te has olvidado por completo de la fascinante belleza de otros lugares. Por ejemplo, las playas del norte o los paisajes de montaña. ¿Por qué no buscar apartamentos en alquiler y llegar allí?

12. Sientes que estás listo para salir de tu zona de confort: Te has dado cuenta de que si pisas siempre sobre seguro, nunca avanzarás. Para comenzar de nuevo en la vida lo primero es salir de tu zona de confort. Tu idea es que si solo haces lo que siempre has hecho, obtendrás lo que ya tienes.

Cuando se presente un desafío, estarás listo para asumirlo. Deseas cambiar tu estilo de vida y adoptar nuevas tradiciones y prácticas.

Si estás experimentando al menos alguno de estos síntomas, es hora de actuar, lo que significa comenzar de nuevo, dejar lo viejo y enfrentarse a lo nuevo. No tienes otra salida sino comenzar una nueva vida con más conciencia, un significado más profundo y una experiencia más amplia.

Pero ¿cómo volver a comenzar? Según los psicólogos, nuestro cerebro es resistente a cualquier cambio. Por lo tanto, ¿cómo traer todo ese cambio a nuestras vidas? Puede que tengas que hacer algunas cosas realmente incómodas y salir de tu zona de confort, pero merecerá la pena.

¿Te ha gustado? 0

También te puede interesar