10 maneras de redecorar tu casa sin demasiados líos

En Estilo de vida
Comparte en:

No hace falta contratar albañiles, cambiar muebles o dejarse mucho dinero para dar un nuevo toque a un cuarto. A veces, basta con atender a pequeños detalles y reaprovechar lo que ya tenemos…

¿Estás cansada de la decoración de tu casa pero no quieres obras o dejarte la mitad del sueldo en tiendas de muebles? Aquí van 10 ideas con las que puedes cambiar por completo tu casa y dar un nuevo toque a tu decoración:

 

  1. Empieza por aquellas habitaciones más transitadas o por el dormitorio

Cada habitación en la casa cumple una función, pero a la hora de dar un aire nuevo a tu apartamento, puede que sea buena idea empezar por aquellas que más ves y en las que pasas más tiempo.

 

  1. Eleva las cortinas al techo

El simple toque de llevar la barra de las cortinas hasta el techo (en lugar de desde el margen superior de la ventana) y poner cortinas más largas, que vayan del techo al suelo, dará mucha más altitud a tu habitación, creando el efecto visual de elevar el techo.

 

  1. Revisa la disposición de los muebles

Prueba una nueva orientación para tu cama, cambia la localización del sofá o la mesa del comedor… A veces nos acomodamos en una disposición de los muebles que no es todo lo funcional o estética que podría ser. Prueba orientaciones nuevas, sentirás que estás en una casa nueva.

 

  1. Pinta las paredes

Sí, es un poco engorroso y aburrido, pero pocas cosas son más efectivas a la hora de refrescar la decoración de una habitación. Si no te apetece pintar una habitación entera, prueba a pintar una pared de acento, es decir, pintar solo una de las paredes con un color intenso o con un empapelado original mientras el resto se mantiene en un color más discreto y calmado. De esta forma evitarás tener un ataque de epilepsia por entrar en una habitación llena de color, pero tendrás un toque de originalidad para evitar una habitación apagada.

 

  1. Pinta un mueble

De nuevo, puede ser un poco engorroso, pero te puede dar un toque completamente nuevo a una habitación con solo un poco de trabajo. Puedes pintar las puertas de tu armario, o dar un tono ácido y divertido a esa cómoda antigua que tienes en el salón o, simplemente, puedes pintar las sillas de un tono que te guste… Las opciones son infinitas y solo necesitan papel de lija, imprimación, pintura y brochas y unas mínimas ganas.

 

  1. Deshazte de algunas cosas para liberar el espacio

A veces no hace falta cambiar demasiado o transformar para dar un aire nuevo a nuestra casa, sino que basta con vaciar. Prueba a hacer un poco de limpieza en tu estantería del salón, o en la cantidad de cojines de tu sofá, o en las decoraciones en la mesa de café… verás cómo tu espacio luce mucho más limpio, despejado y diáfano.

 

  1. Cambia la pantalla de las lámparas

La iluminación juega un papel muy importante en la decoración y el ambiente de un espacio. Si quieres dar un nuevo aire a una habitación, prueba a revisar las pantallas de las lámparas. Prueba nuevas formas, tamaños o colores diferentes a los que ya tenías.

 

  1. Haz una galería

Coge una pared que sea relativamente grande de tu casa y organiza una galería en ella. Selecciona fotos que quieras tener visibles, cuadros que te inspiren, frases que te encante leer… y enmárcalos en los tonos que tú quieras, intentando seguir una gama de colores. Puedes, por ejemplo, combinar algunos marcos en blanco y otros en negro, o blanco y madera… Antes de colgar nada, puedes cortar en periódicos las formas de cada marco para, con chinchetas, ver la mejor disposición y combinación.

 

  1. Cambia los pomos

Del armario, de la cómoda, del mueble del baño, de los armarios de la cocina. Cambiar los tiradores o pomos es muy fácil (basta con un destornillador para quitar los antiguos y el mismo destornillador, tornillos y -en algunos casos- taladradora para poner los nuevos).

 

  1. Cambia algunos objetos por plantas

En estancias que tengan luz natural (más que nada para que las pobres plantas puedan sobrevivir), cambia algún objeto estático y sin vida que tengas por una bonita planta llena de frescor que, encima, puede purificar el aire de tu casa. Plantas como el Lirio de paz, Potus, Palmera de bambú, la Planta araña, la Lengua de Tigre o el Árbol de caucho son algunas plantas de interior que purifican el aire de tu casa.

 

Foto: Creado por Mrsiraphol – Freepik.com

También te interesará...

Cosas que puedes vender por Internet, ¡y que mucha gente querrá comprar!

Comparte en: Si estás planteándote la posibilidad de abrir tu propia tienda online, pero todavía no tienes claro qué

Read More...
Beneficios para la salud de ser optimista

Resiliencia emocional ¿Cómo construirla?

Comparte en: La resiliencia podría definirse como la capacidad de afrontar la adversidad. Para la Neurociencia, por ejemplo, las

Read More...

Portugal, un país con encanto ¿Conoces todos sus rincones?

Comparte en: Portugal está cada vez más de moda y es, todavía por desgracia, un gran desconocido para los

Read More...

Deja tu comentario:

Tu e-mail no será publicado.

Mobile Sliding Menu